Arquitectura Medieval

Una interpretación diferente del mundo medieval para los amantes del arte, arquitectura o história

Ignacio, de Loyola a Manresa

Posted by MedievalJespi en 07/10/2011

El nombre “Manresa” es sin lugar a dudas, el nombre de población que se encuentra en más lugares del planeta. Se puede encontrar en cualquier continente como ciudad o población; escuela o universidad; calle o plaza, diario, radio o televisión. Esta popularidad de la marca “Manresa” es debida o gracias a san Ignacio de Loyola. Don Iñigo Yañez de Oñaz (Azpeitia 1491, Roma 1556) (más conocido por la adaptación que hace al castellano de su nombre: Ignacio López de Loyola). Era un noble vasco pero militaba en la casa real castellana, cambió la espada por la cruz en Manresa, donde vivió un año (1522-1523) y en una cueva natural cerca del río Cardener, se inspiró para crear la Compañía de Jesús. Los jesuitas han irradiado desde aquella cueva, el nombre de Manresa por todo el planeta. (Foto Ignatian Wiki)A pesar que el nombre Ignacio es conocido de todos y perfectamente relacionado con los jesuitas, sus padres decidieron ponerle este nombre en recuerdo de otro Ignacio que le había precedido y que es muy poco conocido a pesar de ser uno de los padres de la iglesia. Ignacio de Antioquía, autor de una gran cantidad de cartas, obispo y mártir vivió y murió dentro del primer siglo, la polémica sobre la autoría de sus escritos ya comenzó en el siglo XVI y aún en el siglo XIX, tengo un libro que a pesar de reconocer la cantidad y calidad de sus escritos lo cuestiona. El santo es tan valorado por la iglesia católica como por la ortodoxa.

Este trabajo se aparta de las informaciones y libros que se pueden encontrar sobre la vida de San Ignacio, hace una incursión en su proceso de canonización que tuvo lugar varios años después de su muerte cuando todavía había testigos que le habían conocido en vida. La Inquisición tuvo trabajo, en el fondo los inquisidores eran miembros de comunidades (franciscanos, dominicos) que veían a los jesuitas como unos nuevos competidores en un mercado muy saturado de órdenes monásticas. Ya en vida la Inquisición le había juzgado y encarcelado un par de veces, consideraban que no tenía suficiente formación para predicar materias teológicas.

Además, el trabajo nos llevará por los lugares de Manresa que visitó Ignacio. Acabará con una breve presentación de actuaciones artísticas de diferentes autores de todo el mundo que se han inspirado en Ignacio. Debido a las guerras, hay lugares que ya no existen, en este caso nos ayudaremos de fotografías escaneadas de diferentes libros de finales del siglo XIX o principios del XX, todas las fotografías actuales, se entenderá que son del autor de este trabajo sino se indica el origen.

Ignacio de Loyola que llevaba una vida de caballero (corte, mujeres, buena vida) cuando fué gravemente herido en una pierna en el año 1521 durante la defensa de la ciudad Pamplona frente a los franceses, entendió que tendría que dedicarse a partir de ese momento a asuntos no bélicos. Después de leer unos cuantos libros de tendencia mística, uno de ellos el “Flos Sanctorum” (es el libro más utilizado por pintores y escultores para saber las vidas, los colores de los vestidos o los atributos de los santos), se decidió que quería ser “santo”, como si esto dependiera de la vanidad o voluntad de uno mismo y por lo tanto creyó que debía peregrinar a Tierra Santa, para lo cual debia ir hasta Barcelona para poder embarcar, pero antes quería pasar por Montserrat. En aquellos tiempos Barcelona estaba cerrada por problemas de peste y no se podía entrar ni salir de la ciudad. Decidió que esperaría en Manresa. Por casualidad o designios divinos una ciudad que ni siquiera tiene obispo, se convirtió en universal.

En Manresa tuvo experiencias místicas y raptos espirituales que le ayudaron a transformarse de caballero real en Caballero de la Virgen. Él mismo reconocía que en la cueva cerca del río recibió una revelación divina que es conocida como “Eximía Ilustración del Cardener” a partir de la cual escribió su libro de Ejercicios Espirituales. Cuando llegó a Manresa venía de Montserrat donde habría cambiado toda su indumentaria caballeresca por un saco y una cuerda que le servía de cinturón. Los testigos recordaban a Ignacio (el hombre del saco) con una libreta donde iba anotando todo lo que le venía a la cabeza, prestaba servicios comunitarios en el hospital a cambio de una mínima subsistencia, enseñaba doctrina, pedia para obtener dinero y comida, que luego repartía entre otros más necesitados que él. Su precario estado de salud le hizo enfermar en más de una ocasión, varias familias acomodadas manresanas le tuvieron que acoger.

Las informaciones jurídicas para su canonización se iniciaron en 1595, pero el proceso apostólico, no comenzó hasta el 1606. Ignacio tenía devoción por la Purísima Concepción o Inmaculada, de hecho en Manresa no hacía muchos años se había iniciado un proceso para averiguar que había pasado con el canónigo de la Seo, Francesc Mulet. Este canónigo fue muerto por espada por un funcionario del Ayuntamiento de Manresa en el 1428, los argumentos expuestos son confusos. Muchos años más tarde -1480 – cuando casi no había nadie vivo que pudiera contradecir los hechos, los canónigos de la Seo, se inventaron una historia que explicaba que cuando Mulet ya estaba muerto y lo llevaban a enterrar, resucitó para manifestar que había tenido una visión celestial que le habría confirmado la Inmaculada Concepción de María. En aquellos años las obras de la Seo permanecían paradas por falta de dinero, les faltaban las dos últimas tramadas, el rosetón y la fachada principal. La gente empezó a peregrinar a Manresa para ver el sepulcro del canónigo y la Seo se pudo terminar. (el gran sarcófago barroco de alabastro que contenía los restos del canónigo obra de Josep Sunyer (1718) se perdió por una grave negligencia del personal de mantenimiento de la Seo que dejó arder más de tres mil velas sin control por la fiesta de santa Lucia del año 2012). Dos siglos antes en Chartres habían contado la misma historia con otro canónigo que también hacía años que estaba muerto, ya que no tenían dinero para terminar su famosa catedral.

Escultura del canónigo Mulet  antes y después del incendio (la fotografía posterior al incendio es de Salvador Redó del periódico Regió7 de Manresa)

San Ignacio vio aprobada la Compañíade Jesús el año 1540 por el papa Pablo III, murió en Roma en 1556. Fue canonizado en 1622, cien años después de pasar por Manresa. En esta ciudad, la efeméride se celebró con mucha alegría. A partir del 31 de Julio de aquel año comenzó a celebrarse la fiesta de San Ignacio que aún hoy día perdura.

Nota: El trabajo ha sido redactado en castellano, pero incorpora párrafos en catalán , castellano antiguo y latín, se ha de tener en cuenta al leerlo o si se utilizan traductores a otros idiomas. 

La Manresa que vio Ignacio el 25 de Marzo del 1522.

  1. Ermita de la Guía
  2. Cruz de la Guía y Puente Viejo
  3. Capilla de San Marcos y camino de Montserrat (junto a la Vía San Ignacio)
  4. La Seo
  5. La Cueva (deberíamos imaginarnos unas grutas naturales erosionadas por el paso del río)


(dibujo de Alejandro Laborde de Manresa en el año 1806, Wikipedia)

Ermita de la Guía.

Se encuentra a la entrada de Manresa viniendo de Montserrat (camino de Santiago), la ermita de la época de Ignacio, no existe, hubo que derribarla y construir otra mas arriba en la colina, porque el espacio que ocupaba se tuvo que expropiar para hacer pasar la vía del ferrocarril de Barcelona a Zaragoza. Por el hecho de ser construida por ingenieros y arquitectos ferroviarios, tiene una descarada forma de apeadero de tren, estéticamente muy alejada de los cánones eclesiásticos catalanes.

En el dibujo superior de Laborde se puede ver la ermita original a media altura a la izquierda.

Ermita de la Guia.

La capilla que vio Ignacio estaba acabada de construir, pues una cláusula testamentaria de Antoni Bastardes muerto en 1503, acordaba construir un oratorio donde fuera venerada una imagen de la Beata María”… el cap de la pujada del rieral del Cardener venint de Montserrat al camí de santa Caterina…”, celebraban la fiesta el 25 de Marzo día de la Anunciación.

Cruz de la Guía.

Se encuentra en la antigua carretera a Barcelona al lado del Puente Viejo, es una replica y teniendo en cuenta el lugar donde está, (hay un pequeño aparcamiento para los coches, para poderla fotografiar) está muy abandonada y sucia.

 Cruz dela Guía.

Esta fue la primera cruz de Manresa que vio Ignacio cuando llegó el 25 de Marzo de 1522 (día de la Anunciación), le cogió una estimación especial. Manresa, unos meses después se vio amenazada por la peste como lo estaba Barcelona y los Consejeros de la ciudad decidieron ir a Montserrat para que la virgen intercediera ante Dios y evitar los posibles daños. Ignacio se añadió al grupo de gente que fue a Montserrat, volviendo de la peregrinación, estaba completamente desfallecido y le salía sangre de un pie, se detuvo en la cruz según explicaba una testigo, la señora Aldonça Viñas; hacía un momento habían dejado atrás la ermita de la Guía y allí en la cruz: “… apparuisse dicto P. Ignatio Virginia Mariam eum divinitus consolando … ” se le apareció la virgen María que le consoló. Las actas no explican si la visión se refiere a la madre de Dios de la Guía o de Montserrat.

El Puente Viejo

El Puente Viejo.

Es un puente medieval de origen romano que ha sufrido varias reconstrucciones, la última en la segunda parte del siglo pasado donde tuvieron que rehacer algunas arcadas que habían hecho volar durante la guerra civil. Se llama puente “viejo” porque Berenguer de Montagut hizo uno de “nuevo” a principios del 1300 en el camino de la Segarra. El “viejo” está en el camino de Montserrat y era paso obligatorio para entrar en Manresa, la Guía, Santa Catalina o para hacer el camino de Santiago.

En el fondo de la imagen se ve la Cueva de San Ignacio, a la derecha de la fotografía está la cruz dela Guía.

Capilla de San Marcos

En el año 1432 se construía cerca del Puente Viejo, en Manresa, una pequeña capilla dedicada a San Marcos, de alguna manera deberían saber los promotores, la existencia de un antiguo retablo pintado por Arnau Bassa sobre esta misma advocación que habían encomendado los zapateros de Barcelona unos cien años antes y lo adquirieron, pues las medidas del retablo encajaban perfectamente con las dimensiones de la pequeña capilla. El retablo de Arnau permaneció en esa pequeña capilla a tocar el río más de cuatro siglos hasta que finalmente fue adquirido por los hermanos manresanos Soler y March al comenzar el siglo XX y lo entregaron a la Seo de Manresa. Después de la guerra civil se hizo restaurar y se instaló en un altar de la misma Seo. La obra de Arnau Bassa es muy escasa y esto da más valor al retablo de San Marcos, se considera que tanto él como su padre Ferrer Bassa podrían haber muerto durante la época de la Peste Negra.

La distribución de las tablas de la fotografía (foto manipulada), es tal como Ignacio lo vio, pero después de una restauración a mediados del siglo pasado, se invirtieron las calles laterales pasando el lado derecho a la izquierda.

(Para saber más sobre el retablo).

Capilla de San Marcos y retablo de Arnau Bassa.

En el centro en primer término, la capilla de San Marcos, a la izquierda la cueva de San Ignacio, al fondo a la derecha el Puente Viejo y en el plano que se ve ante el bloque de pisos (parte superior de la fotografía) se encuentra el “Pozo de Luz”, visto todo ello desde el camino que hay bajo la Catedral.

Hospital de Santa Lucía e iglesia de San Ignacio.

Bajando de la Guía, Ignacio atravesó el Puente Viejo y pasó por delante de la capilla de San Marcos y cerca de las murallas de Manresa, sin entrar en la ciudad, por el camino de Montserrat (situado junto a la Vía San Ignacio) y subió hasta la actual plaza también de San Ignacio, allí estaba el hospital. Este hospital estaba dedicado “… a los pobres enfermos de la ciudad: los forasteros y transeúntes se albergaban en otro, dentro de los muros, llamado de San Andrés …” (nota: el hospital de San Andrés nunca ha estado dentro de las murallas de Manresa) San Ignacio se quedó allí como enfermo, no como peregrino, iba cojo de la herida recibida, mal comido, cansado -venía de Montserrat andando- etc.

El hospital de Santa Lucía era un edificio gótico del siglo XIII, es el edificio situado en diagonal, al fondo la iglesia barroca de San Ignacio, en el extremo izquierdo de la fotografía se ve un obelisco que la ciudad de Manresa erigió en honor de Ignacio en 1777, debido a diversas transformaciones urbanísticas anteriores al siglo XX, cambió de ubicación tres veces, todo lo que se ve en la fotografía, se perdió durante la guerra civil.

La foto de la derecha muestra dos portales del hospital tapiados, que en época de Ignacio, no lo estaban. El de la izquierda dice: Porta d’entrada del antic hospital de S. Llúcia. Aquí sant Ignasi l’any 1522 ensenyà la doctrina (Puerta de entrada del antiguo hospital de S. Lucía. Aquí san Ignacio el año 1522 enseñó la doctrina). Antes de tapiar la puerta había un letrero similar sobre las dovelas del arco. El de la derecha dice: Antiga porta d’entrada a la església de S. Llúcia (Antigua puerta de entrada a la iglesia de S. Lucía). Otro letrero más antiguo decía en formato verso y en lengua castellana: “Sirviendo en este Hospital, Ignacio en gloria Divina, Enseñaba la Doctrina, en las piedras de este umbral“.

Los testigos reconocían que Ignacio: “…[ castellano antiguo] Algunas noches, que fe quedava en efte Hofpital para confuelo de los enfermos, que al punto de la media noche, aviendo dado algun repofo al cuerpo, fobre la tierra defnuda fe ponia de rodillas en oracion, levantados los ojos, y las manos al Cielo, y con tierniffimo efecto dezia: hay buen Iesvs, fi todos los hombres te amaran! Y diziendo eftas palabras fe iva levantando de la tierra de rodillas como eftava, quatro codos en alto, y perfeverava affi en la oracion, arrojando de fu roftro tanta copia de luzes, que no podian mirarle al roftro los que eftavan prefentes.. ”

Estas levitaciones no sólo las tenía en el hospital, en el proceso de canonización se comentaba que en uno de los viajes que hizo de Manresa a Montserrat: “…en un campo fobre el lugar de Moniftrol fe pufo en oracion, y muchas perfonas le vieron levantado muchos codos de la tierra, arrojando de fi refplandores, que parecian rayos de el Sol… ”

Los dos antiguos edificios (hospital e iglesia) se levantaban en la actual plaza de San Ignacio. En los bajos del hospital existía una capilla dedicada a Santa Lucía. En el vestíbulo de este hospital es donde Ignacio, tuvo “el rapto”. En este lugar se habilitó otra pequeña capilla para recordar el hecho y años más tarde se construyó la iglesia barroca dedicada a San Ignacio que vemos al fondo de la imagen superior y en la fotografía inferior.

Todos estos edificios: hospital, iglesia de San Ignacio, capilla del rapto, capilla de Santa Lucía y obelisco, se perdieron durante la guerra civil. Tras la guerra, los jesuitas no volvieron a construir ninguna otra iglesia y en el espacio que ocupaba este edificio, construyeron un teatro “Sala Loyola”.

Años más tarde el Ayuntamiento de Manresa compró el edificio y lo llamó “Sala Ciudad”. La iglesia de la fotografía, tuvo una corta vida, pues la habían construido en el 1820 y aún el retablo lo habían restaurado en el 1908.

Iglesia y retablo de San Ignacio

Colegio de San Ignacio.

En primer término está la iglesia de San Ignacio (derribada), el colegio está a partir de donde hay gente hablando, se encuentra en un estado miserable de abandono. (Foto derecha)

Claustro o patio del colegio. Estado actual del claustro del colegio, las estancias superiores están ocupadas por el Museo y Archivo de Manresa.

Un centenar de años después de irse Ignacio de Manresa, los jesuitas compraron el edificio del hospital y lo reconvirtieron en colegio “Colegio de San Ignacio“: Hizofe en el Hofpital vn Colegio de la Compañia, acomodando los enfermos en lugar a fu propofito…”. También cedieron la iglesia de Santa Lucía a los jesuitas para que: “.. vivieffen los hijos en la cafa donde avia vivido fu padre...” Unos años más tarde construyeron las cuatro alas del nuevo colegio que aún se conservan. Hacia finales del siglo XIX, los jesuitas construyeron un nuevo colegio, pero esta vez ya en Barcelona en el barrio de Sarrià. Este último edificio de Manresa, el único que se salvó de todas las construcciones ignacianas, ha tenido varias utilidades desde que se marcharon los jesuitas hasta nuestros días.

En la segunda mitad del siglo pasado, el ayuntamiento construyó un nuevo colegio de San Ignacio, en un barrio periférico de Manresa.

Capilla del Rapto.

Después de la guerra civil allí quedó un gran solar vacío (hospital, capilla de Santa Lucía, capilla del rapto e iglesia de San Ignacio) todo derruido. La nueva capilla del rapto se construyó a mediados del siglo pasado con restos procedentes de las antiguas construcciones. Ocupa la plaza que había frente al hospital, si se observan las fotografías superiores, se puede apreciar que el hospital no estaba en línea ni con la iglesia de San Ignacio ni con el colegio.
 Actual capilla del Rapto.
 Interior de la antigua capilla del Rapto.

El episodio del rapto de San Ignacio es muy conocido por todos, vamos a leer como lo vivieron los manresanos. Para situarnos, los hechos pasaron en el hospital de Santa Lucía junto a la propia capilla del hospital. En 1522 la fiesta de esta santa cayó en sábado. “…a las completas de la Santa asistió Ignacio desde un aposento del piso bajo del hospital, que comunicaba con la capilla por una ventana, con su reja, abierta en la pared. Al empezarse el canto, cayo suavemente al suelo, pálido el rostro, entreabiertos e inmóviles los ojos, todo el cuerpo rígido, cual si fuese cadáver. Por tal le tuvieron los circunstantes, y al día siguiente cuantos le vieron permanecer en aquel estado: y hubieranle dado sepultura, a no habérsele ocurrido a alguno ponerle la mano sobre el pecho y haber notado que el corazón suavemente latía. Así persevero tota la semana siguiente. Es de creer que pocas personas quedarían en Manresa sin ir a presenciar tan nuevo espectáculo. Llega el otro sábado, víspera de santo Tomas: cántanse como de costumbre, las completas; y los que estaban contemplando el aparente cadáver, con no poca sorpresa advierten que Ignacio abre los ojos, y como quien despierta de un profundo sueño, exclama: “¡Ay Jesús!”.

El padre Rivadeneira explica que pasó a continuación: “…[ de este hecho-el rapto-] tenemos por autores á los mismos que fueron dello testigos, porque el mismo Ignacio, que yo sepa, nunca lo dijo á ninguno; ántes con humilde y grave silencio siempre tuvo encubierta esta tan señalada visitación del Señor…Aunque en estas cosas de revelaciones y raptos es menester mucho tiento, porque puede haber engaño, y muchas veces le hay, tomando por visitaciones del cielo las ilusiones de Satanás, que se transfigura (como dice el Apóstol) en ángel de la luz”

San Ignacio enfermo.

El padre Diego Laínez decía de Ignacio: “… Así que totalmente le parescia entonçes que la sanctidad se auía de medir por la aspereza exterior; y que quien hiziese penitençia más áspera, uviese de ser tenido en el diuino actamiento por más sancto: el qual parecer le hacía tomar propósito de hazer una uida más áspera…”

El Padre Cámara lo ratifica: “... tres veces al dia se disciplinaba. Su comida recogíala de limosna; pero si le daban carne o vino, no lo probaba él, sino que lo repartia entre otros pobres. Solamente los domingos y dias de fiesta se permitia el regalo de un poco de vino…”

A los pocos días de vivir en el hospital recayó de su enfermedad, la señora Amigant (foto lateral, casa de los Amigant) decía en las actas previas a la canonización que Ignacio se martirizaba el cuerpo con “… un cilicio, que cubría todo su cuerpo; unas cadenas, que causaban espanto; unas puntas de clavos clavados en forma de cruz; y una túnica que estaba toda entretejida de puntas de hierro, no solo lo que correspondía al pecho y espaldas, sino también a los brazos; y otras cosas de aspereza que espantaban de solo mirarlas…”

Un día volviendo de Viladordis, tuvo una visión que le hizo ver que no hacía suficiente abstinencia, volvió a Viladordis para practicar más abstinencia y oración y allí le tuvieron que ir a recoger al cabo de unos días, que ni siquiera podía andar. Le llevaron hasta el hospital de los Amigant. Este lugar ya desde el año 1364 pertenecía a esta familia y tenían reservado un espacio para personas pobres que acogían algunos días hasta que se rehacían. Años más tarde el hospital lo convirtieron en capilla que aún hoy existe.

Descripción de la pintura: Ignacio en la cama, le aguanta la almohada el sr. Andrés, le ofrece una taza de caldo la señora Ángela Seguí (madre de Andrés) el rótulo inferior de la pintura dice: “Stus. Ignativs de Loyola languens. Haec omnia evenerunt 22 jvlii anno 1522“. La capilla actual es obra posterior a los incendios del 1713.

La Seo de Manresa.

Santa María de Manresa es una basílica gótica del siglo XIV, dirigida por Berenguer de Montagut que también dirigió Santa María del Mar en Barcelona. Se levanta al este de la posible sede episcopal visigótica del obispo Gotmar y sobre los restos aún visibles de la iglesia prerrománica del obispo Jorge y de la románica del siglo XII. Es uno de los principales exponentes del gótico mediterráneo y es el edificio con la bóveda de la nave central más ancha que nunca se ha construido, sustentado por arbotantes y con naves laterales. La Catedral de Girona aunque tiene la bóveda ligeramente más ancha que Manresa, no son comparables arquitectónicamente ya que no tiene ni arbotantes ni naves laterales, como tampoco nadie compara Girona con el Vaticano que aún tiene la bóveda más ancha.

 La Seo vista desde la ermita dela Guía.

Los primeros cinco días los pasó en el hospital tratando de rehacerse, dos testigos lo explicaron diferente: “…La primera vez que dicho Padre Ignacio entró en la ciudad [se refiere a Manresa], dice un testigo en los procesos, vino a esta iglesia colegiata con grande devoción; y ante la capilla de San Antonio, cerca de la pared de ella, hincadas las rodillas, juntas las manos, vuelto el rostro al altar en que estaba el santo Sacramento, estuvo por espacio de más de dos horas… ” y la segunda versión: “… después que llegó a Manresa, lo primero que hizo fue visitar la iglesia mayor de la presente ciudad: dicho Padre entró en dicho templo a las diez de la mañana, y estuvo de rodillas en oración desde aquella hora hasta las tres de la tarde en las gradas del altar mayor con grandiosisima devoción; y en saliendo de dicho lugar, se fue al hospital de Santa lucia…”
 Uno de los tres vitrales dela Seo de Manresa que recuerdan a Ignacio, en este lo podemos ver en la Cueva escribiendo el libro de Ejercicios Espirituales.

La iglesia de Santo Domingo (convento de los predicadores)

La iglesia de Santo Domingo vista desde la muralla del Carmen, en el pie de la foto y a la derecha (fuera de cuadro) se encuentra la carretera de Vic. Esta iglesia también la derribaron durante la guerra civil, era un problema urbanístico, el ábside sobresalía tanto que ocupaba la mitad de la calle. El convento quedaba en la parte trasera (actual Teatro Conservatorio)
 Iglesia de Santo Domingo.

En este convento: “… fue donde Dios purificó el espíritu de su siervo [Ignacio] en el crisol de la tribulación y le dispuso para recibir las soberanas mercedes, con que a no tardar le había de favorecer…” Los padres dominicos movidos por la compasión, pero principalmente por la presión de Inés Pascual, señora importante en la Manresa de la época, admitieron a Ignacio en un celda para que tuviera más libertad para escribir. Sólo llevaba cinco días en Manresa y ya se hablaba de él, en el convento estuvo once días, después le encontraron un lugar más íntimo en la calle Sobrerroca. Según las crónicas saldría hacia el nuevo lugar el día 13 de abril, domingo de ramos.

Meses después Ignacio volvió a Santo Domingo: “… Había leído de un siervo de Dios que para alcanzar cierta gracia, que deseaba, resolvió no probar bocado hasta conseguirlo. Igual propósito hizo el; y lo cumplió, pasando de de un domingo al otro sin comer ni beber... ” y en estas, el diablo le empezó a tentar induciéndole a lanzarse por la ventana y acabar con sus delirios. Los dominicos creyeron que les complicaba la vida, ya que había gente que quería ir a verle y el convento no era el mejor lugar para recibir visitas, le enviaron de nuevo hacia el hospital. Tan grave llegó, que los médicos ya le daban por muerto y se empezaron a repartir sus pocas pertenencias para guardarlas como reliquias.

En las actas del proceso reprochan la actitud de los dominicos que le mantuvieran en el convento tantos días y en tan mal estado: ¿Como es posible que lo ignorasen y permitiesen los Padres, que con tanta caridad le cuidaban?…”

El padre Laínez nos dice: “…perseveró algunos meses en tanta austeridad de penitencia que siendo al principio rezio  y de buena complexion, se mudó todo, quanto al cuerpo. Y con todo los quatro primeros meses no entendió casi nada de las cosas de Dios… ” en definitiva, que Ignacio no había entendido el mensaje de Dios, pero no podemos creer de estas palabras del que fuera el siguiente responsable de los jesuitas, después de Ignacio, que el mensaje de Dios, pasaba por la poca penitencia y el vivir bien que practican hoy en día la mayoría de clérigos.

Según diversos autores:

  • “… un día estando en el hospital … le acometió el enemigo …” hace referencia al demonio.
  • “… Embidiofo el demonio de ver tan favorecido al fanto…”
  • “… estando fatigado y cansado, fué acometido de otro molestísimo pensamiento..”

Encontramos tres expresiones diferentes, hay más, el problema es si creemos en la existencia de un ser maligno como el demonio o debemos considerar que lo que le pasaba a Ignacio estaba más relacionado con la falta de alimentación. Hoy día sabemos que un cerebro mal nutrido puede hacer ver visiones. Quizás la tercera cita nos permita entender mejor lo que le pasaba.

Parece que Ignacio finalmente reaccionó tras reponerse y se hacía las siguientes reflexiones sobre su propia vida, abstinencia, penitencias, etc: ¿Era voluntad de Dios que continuase con ellos, aun exponiéndome a perderla? [la vida]; ¿No podía ser ardid del enemigo de la humana naturaleza el acelerarme la muerte? 

 Altar mayor de la iglesia de santo Domingo.

El Doctor Antonio Juan Cabrera en las actas del proceso reconoce que Ignacio había tenido algún “rapto santo y divino” en santo Domingo: “… tuvo señaladamente uno en el monasterio de santo Domingo, en las gradas del altar mayor, y esto era público y notorio, y pública voz y fama… ” Otro autor lo complementa: “… afsiftiendo a vna Procefsion, en vn dulciffimo extafis perdiò el fentido, y tranfportado todo en Dios, viò con inefable manera el fecretifsimo Mifterio de la Santiffima Trinidad…”

En las actas sacaron los hechos singulares de Ignacio dentro de Santo Domingo:

  • Escuchando misa en el momento de levantar la hostia el cura, Ignacio vio reflejado en ella a Cristo Nuestro Señor. (…y esto no solo en Manresa, donde entónces estaba, sino despues tambien en Hierusalen, y otra vez en Italia, cerca de Padua, y otras muchas en otras partes…)
  • Mientras estaba rezando las Horas de Nuestra Señora , Ignacio interpretó el misterio de la Santísima Trinidad.(de este hecho escribió un libro de ochenta páginas)

Cuando Ignacio creyó que ya estaba repuesto y después de estar unos días en el hospital de Santa Lucía, decidió volver a Santo Domingo, los dominicos “…edificados en la devoción y lágrimas, con que le veían frecuentar los Sacramentos [se refiere a Ignacio ] y hacer otros ejercicios de piedad en su iglesia; le ofrecieron hospedaje en el claustro de su convento…”  Ignacio esta vez cogió una cruz de madera de más de tres metros de alto y dos de ancho y se puso a dar vueltas al claustro. De esta cruz recortaron un trozo para la Compañía de Jesús, se habría conservado hasta el 1936 pero no me han sabido explicar si se perdió entonces.

Manresa en tiempos de Ignacio.

Hemos estado viendo cómo Ignacio se mortificaba, pero no hemos comentado que pensaban muchos ciudadanos de Manresa, en este caso damos la palabra a Víctor Balaguer, que como todo el mundo sabe su redactado es muy poético y literario, para este fin se ha seguido la obra “Los Frailes y sus conventos…”: “…Los vecinos de Manresa le ven recorrer sus calles, inclinado sobre un bastón, pálido, desgreñado el cabello, medio calzado y medio descalzo, vestido con el saco, parándose a cada puerta y solicitando de la caridad publica un pedazo de pan que llevar a sus dolientes hermanos. En pocas casas es atendido, casi de todas es arrojado. Objeto de risa para unos, de escarnio para otros, le toman por loco, le señalan con el dedo y muchachos que le conocen por el “demente del saco”, le siguen en tumulto, silbándole, tirándole piedras, llenándole de baldones y de injurias. Y sin embargo, ni una queja exhala el antiguo hidalgo; sus labios solo se abren para bendecir a Dios.”

No todo el tiempo que estuvo en Manresa recibió el mismo trato, seguimos el relato de Victor Balaguer: “…Poco á poco esta tempestad se calma; á fuerza de admirar su paciencia y sufrimiento, empieza la gente á mostrársele cariñosa, corre la voz de que sus harapos de mendigo ocultan un corazón de caballero; al desprecio ha sucedido la piedad, á la piedad la extrañeza, á la extrañeza la admiración. El pordiosero del hospital de Santa Lucia ya no es un mendigo ni un demente, es un hombre de virtud ejemplar, es un santo. Ignacio ve un dia caer á sus pies á los mismos que le han llamado hipócrita, embustero y farsante. Se ha divulgado la noticia de su nobleza, de su valor en el castillo de Pamplona; se ha sabido su peregrinación á Montserrate, su voto a la Virjen. Ya en él no se estraña nada… Las espinas se han trocado en flores; Ignacio buscando el desprecio, ha despertado la admiracion.”

La casa de la calle Sobrerroca.

Los historiadores no se ponen de acuerdo en determinar dónde estaba exactamente esta casa, se sabe que era el número 34, no queda claro si el número 34 actual, es el mismo de aquella época, antiguamente -dicen los libros- en aquel lugar había una placa en latín que recordaba los hechos.

Las actas tampoco se ponen de acuerdo en donde dormía: unos consideran que lo hacía sobre una caja de madera y otros, que dormía en el enlosado del patio de luces. La caja de madera la guardaron como una reliquia y se quemó en los hechos del “11 de Septiembre”, “…dicho Padre Ignacio, habiendo bajado de Montserrat y quedándose en Manresa; al principio habitó unos cuantos días en casa de una viuda ya anciana y de vida ejemplar, llamada Canyelles, a la cual yo, el mismo testigo, conocí muy bien, por estar su casa frente por frente a la que habitaban mi abuela y mis padres en la calle llamada de Sobrerroca…”.

Finalmente los historiadores tampoco se ponen de acuerdo en el tiempo que vivió en aquella calle, que según unos habrían sido pocos días y según otros, nueve o diez meses.

La capilla de San Pablo.

La ermita de San Pablo.

Está construida en las afueras de Manresa, camino de Barcelona, Ignacio también iba a menudo a rezar allí. Posiblemente más que rezar iba a buscar complicidades. El P. Gabriel Álvarez dice :”… solía San Ignacio venir a menudo a hacer oración en esta ermita, para granjear el patrocinio del Apóstol de la gentilidad, con oculto instinto, como quien había de fundar una Religión, que de principal intento, se ocupase en la conversión de los gentiles.”

El padre benedictino de Montserrat Joan Chacones, que había sido confesor de Ignacio, pensaba lo siguiente y comentaba a los demás monjes: “...efte ha de fer vna infigne columna de la Iglefia, vn Apoftol de todo el mundo, vn nuevo Pablo para fembrar el Evangelio entre los Barbaros, y Idolatras…”

 La cruz del Tort.

Era una cruz de término, ubicada frente a la masía Tort, hoy en día se puede ver una replica en la calle de Santa Clara, 44. En aquel tiempo la casa y la cruz estaban fuera de Manresa en el camino de Viladordis. Ya que a Ignacio no le era posible peregrinar a Tierra Santa, optó por hacer una peregrinación urbana por las cruces de término de Manresa. En esta cruz es de donde hay más recuerdos por parte de los testigos. Aquí Ignacio había tenido varias visiones y revelaciones divinas.

De aquella época hay una oración:

Creu santa, Creu digna,
Guardeunos de l’esperit maligne.
El que ha mort en tu, sia en mi
Ara y en la hora de la mia mort. Amén” (sic) 

Parece que la cruz habría caído años después de marcharse Ignacio y al romperse habrían hecho una réplica y el original habría pasado a la Cueva. En1627 la esposa de un notario manresano quería ir a las fiestas de San Ignacio, llegó tarde y decidió ir a rezar a la Cueva donde estaría el trozo de cruz: “… rezan sus devociones al Santo; y luégo se vuelven hacia la imágen del Santo Cristo, para rezarle también. Fijan en ella sus ojos: y ¡cuál no fue su sorpresa, al advertir que de las heridas, causadas por las espinas en la cabeza, manaba sangre, o un licor rojo tan parecido a sangre, como si realmente lo fuera!. Instruyóse inmediatamente proceso eclesiástico del maravilloso suceso… 

(En la foto el medallón de la cruz original)
 

Ignacio en los últimos años de su vida recordaba a menudo su estancia en Manresa: “…Que todo quando nuestro Señor, por fu mifericordia, hasta entonces, le auia dado, y quanto él con fus trabajos auia adquirido en el conocimiento de las cofas Celeftiales, todo junto no era tanto, quanto auia comprehendido fentado a la orilla del Cardoner, y orando de rodillas en la Cruz del Tort.”

El monasterio de Santa Clara.

Aunque hace siglos que en este monasterio reside una comunidad de monjas dominicas contemplativas y aún hace más siglos que no residen monjas de santa Clara, la comunidad no ha sido capaz en todo este tiempo de lograr que Manresa le cambie el nombre al monasterio y lo sigue llamando convento o monasterio de “Santa Clara”.

El monasterio se encuentra a medio camino de la cruz del Tort y de la cruz de la Culla, para Ignacio era lugar de paso para ir a Viladordis. Posiblemente el origen del monasterio lo encontraríamos en la capilla dedicada a los santos Blas y Lázaro y a un hospital de leprosos (lazareto de apestados) en las afueras de Manresa en el camino a Barcelona por el Pont de Vilomara.

A principios del siglo XIV se construye el convento de Santa Clara pero ya a finales del 1500, no quedaba ninguna monja. El ayuntamiento de Manresa inició contactos con las dominicas de nuestra señora de los Ángeles de Barcelona que a principios del 1600  establecieron una nueva comunidad que ha llegado hasta nuestros días.

 La fotografía muestra la posible sala del antiguo hospital (foto: http://www.dominicos.org / manresa. El convento es femenino y de clausura, siempre que he estado en esta sala lo he hecho en algún acto público y con mucha gente, imposible de fotografiar solo la sala) obsérvese que entre los arcos que van de columna a columna, hay otros arcos, su misión es aguantar la cubierta que esta hecha con losas de piedra que van de un arco a otro, las dimensiones de las losas condiciona la anchura de los arcos.

A principios del siglo XX, el arquitecto Alexandre Soler i March proyectó una ampliación modernista del convento y una nueva iglesia, pero el proyecto no pasó de una monumental fachada.

La cruz de la Culla.

Era otra cruz de término, unos trescientos metros más arriba, también en el camino de Viladordis. En estos lugares también paraba Ignacio a rezar y habría tenido varias visiones. La cruz original está desde principios del siglo XX en el Museo de Manresa, en su lugar hay una réplica. A finales de los años 60, la cruz de la foto, cayó o la hicieron caer, días después todavía estaba en el suelo, el autor de este trabajo junto con un compañero llevaron cruz y capitel al Museo de Manresa para salvarlos. Cada vez que la miro, recuerdo lo que pesaba.

Casa de la Culla.

La Culla es una masía gótica del siglo XIV, uno de los pocos testimonios que nos han llegado de finca agraria especializada en la viña. Es propiedad del Ayuntamiento de Manresa que la ha reconvertido en un centro de interpretación agrícola y espacio museístico. El nombre puede hacer referencia a la colina donde se ubicada la masía: Cogulló, Cogul, etc.

La primera referencia escrita de las viñas de la Culla, viene de un documento de donación al monasterio de San Benet de Bages en el año 1009. La masía estaba en la ruta habitual que Ignacio hacía para ir a Viladordis, le servía para descansar y poder meditar. A lo largo de muchos años, debido a su situación orográfica hizo de vigía para la ciudad de Manresa, por lo que se tuvo de fortificar. Hacia finales del siglo XIX, la masía estaba deshabitada ya que la viña había quedado devastada por la filoxera y se aprovechó como convento de franciscanos.

Después de diferentes cambios de propiedad, sobre el año 1980, compra la finca el Ayuntamiento de Manresa que inicia su recuperación.

La Salud de Viladordis.

Es una iglesia románica de pequeñas dimensiones ubicada en las afueras de Manresa, aunque tendría un origen prerrománico. El edificio guardó hasta la guerra civil (1936-39) varios recuerdos del paso de Ignacio por la capilla, incluso una piedra donde decían que se arrodillaba para rezar y que podía pasar allí toda la noche. Actualmente la piedra está adosada en el muro de la capilla dentro de una vitrina.

El Pozo de la gallina.

A partir del año 1595, se empezaron en Manresa a recoger informaciones jurídicas para preparar el camino de la canonización de Ignacio, en el 1606 ya tenían recogidos 130 relatos de posibles milagros de Ignacio.

A una chica de Manresa de 14 años que se llamaba Inés Dalmau, su madrastra le había encomendado que fuera a comprar una gallina, la chica tuvo tan mala suerte que la gallina se desató y de un salto cayó dentro del pozo del calle Sobrerroca, éste era muy hondo y la gente que pasaba en aquel momento por allí no pudo sacarla viva, finalmente la pudieron sacar pero ya estaba muerta. La chica muy asustada por la bronca que preveía de la madrastra, no paraba de llorar. Invocó a Ignacio para que la ayudase y mientras lloraba vio como la gallina se estaba reavivando. Este milagro sucedió el año1602, a pesar que mucha gente cree que pasó mientras Ignacio estaba aun en Manresa. El pozo que todavía existe, se cambió de lugar ya que antes estaba más en el medio de la calle y se ajustó en la esquina tal como muestra la fotografía, la capilla anexa es de mitad del siglo XVIII.

Mientras en Manresa se dedicaban a llenar libretas con milagros de Ignacio, los jueces de la Rota, también se dedicaban al mismo tema y del libro de los Ejercicios Espirituales  decían lo siguiente: “...cum dicta exercitia facta fuerins eo tempore, quo dictus B. Pater erat idiota, litterarum ignarus, vtique cogimur fateri, dictam cognitionem lumen infufa potius quam adquifista fuibe: como el dicho Bienaventurado Padre efcrivió los Exercicios en tiempo que era idiota, y sin letras, nos vemos neceffitados à confeffar que la luz, con que los efcrivió, no fue naturalmente adquirida, fino fobrenaturalmente infufa…”

La Cueva.

Fachada e interior de la iglesia de la Cueva

Pocos años después de marchar Ignacio de Manresa, la Cueva volvía a ser una cueva de difícil acceso y un buen lugar para pasar el rato, según las crónicas del proceso: “…antes de terminar el siglo XVI, unos jóvenes lascivos de tal suerte ignoraban la veneración de que la Cueva era merecedora, que introdujeron en ella una mala mujer para satisfacer allí su pasión vergonzosa. Pero no permitió el cielo que se profanase tan santo lugar: dióles a cada uno tal estupor y miedo, que les fue preciso salirse de la Cueva aterrorizados, sin poder ejecutar su dañado intento...”

Ya en el siglo XVII, la devoción para visitar la Cueva estaba muy arraigada, cualquier piedra de aquellos lugares podía efectuar algún milagro. Los jesuitas habían convertido la Cueva en capilla, pero seguía teniendo mal acceso, finalmente decidieron hacer una nueva iglesia aunque no fuera a tocar la Cueva.

La ejecutaron totalmente en el año 1603 ya que no era muy grande y se aprovechó para limpiar bien el camino y hacer un muro de contención.

Sobre el año 1660 se comenzó la actual residencia de jesuitas, casa de ejercicios e iglesia de la Cueva, pasando la antigua cueva a denominarse “Coveta” (diminutivo de cueva en catalán). Todo ello no se terminó hasta finales del siglo XIX.

La Coveta, es el lugar donde, según la tradición, Ignacio escribió los Ejercicios Espirituales. Consta de dos partes:

 

La ante-cueva, antes de llegar a la Coveta, pasamos por un amplio pasillo diseñado por el jesuita Martín Coronas (principios del siglo XX). En el lado Sur hay cuatro vidrieras de colores que muestran diversas imágenes de la historia de los jesuitas. En el lado Norte, hay unos relieves de bronce de Flotats. El techo tiene un rico artesonado. Al fondo del pasillo hay dos ángeles, obra de Llimona que simbolizan la penitencia y la oración de Ignacio y que dan entrada a la Coveta.

 La Coveta es una gruta natural que mira a Montserrat, sobre la que están los edificios de la residencia y la casa de ejercicios. Se puede contemplar el retablo barroco de alabastro de los hermanos manresanos Joan y Francesc Grau del siglo XVII, nos muestra a Ignacio escribiendo con una pluma en la mano y mirando a Montserrat. En la parte derecha hay una colección de relieves de alabastro de Josep Sunyer del siglo XVIII y unas cruces supuestamente grabadas en la piedra por el propio Ignacio en el lugar donde oraba, junto a ellas está el medallón auténtico de la Cruz del Tort, que sudó sangre el 31 de julio de 1527. “…Dedicofe en Capilla el apofentico en que el fanto fe recogia: la Cueva fe transformò en Oratorio, aunque atendiendo fiêpre a confervar la difposicion que tenia. En el Altar que fe levantò ay vn quadro, en que parece el fanto efcriuiendo de rodillas los Exercicios, con el roftro buelto a la Virgen Santifsima, como que fe los eftà dictando. En la orla del quadro fe lee efta infcripcion: En efte lugar el año de mil y quinientos y veinte y dos, fan Ignacio compufo el Libro de los Exercicios, … Confervafe aqui una Imagen de Chrifto crucificado, de poco mas de vn palmo, tallado de medio relieve, que mientras fan Ignacio viviò en Manrefa, eftaua fobre vn Pedeftal en el camino de Barcelona…”.
 
La puerta del sagrario es una curiosa representación de un pesebre, el hecho transcurre naturalmente en la cueva de Manresa, Ignacio está adorando al niño Jesús como si se tratara de un pastorcillo.

 En la fotografía se puede ver una parte del espacio natural que conformaba la cueva en tiempo de Ignacio. Consta que a la derecha de este reducido espacio, Ignacio escribió su famoso libro de Ejercicios Espirituales, el padre Antonio Yepes de San Benito, no lo ve claro: “… [castellano antiguo] Todas eftas cofas las tengo por ciertas, y llanas [hace referencia al libro del P. Rivadenerira] y que fin duda el padre Ignacio compufo el libro de los Exercicios efpirituales, pero que lo ordenaffe aora, quando era principante en la Villa de Manrefa, no es para mi cierto, antes tengo lo contrario por mas prouable, porque la obra eftà llena de muchas autoridades de la fagrada Efcritura, y doctrina de fantos, y ni della, ni dellos, fabia palabra efte bienauenturado varon...”

La obra se considera que está inspirada por el Espíritu Santo, tal como lo son los Evangelios, pero en el siglo XXI este tipo de inspiraciones cuesta de entender.

Huelga decir que el redactado no gustó a Fr. Lorenzo Ortiz “Origen y Instituto de la Compañíade Jesús”: “…[Ignacio le había comentado a Laínez] que auia aprêdido mas en Manrefa con vna hora de oracion, que le pudierâ auer enfeñado todos los Doctores del mûdo. Efto ignorò cierto Autor, que con el efpiritu que èl fe fabe, negò fueffe compuefto por fan Ignacio fu libro de los exercicios, diziendo entre otras cofas; que aquella enfeñanaça no era de vn nouicio en las cofas del efpiritu; como fi en el camino del Cielo fe huuieffe de medir el aprovechamiento por los muchos años de eftudio, o por la auilidad de el Maestro que lo enfeña, que es el Efpiritu Santo...”

El complejo de la Cueva de San Ignacio, Residencia de Jesuitas y Casa de Ejercicios visto desde la ermita de la Guía. Cuando Ignacio llegó a Manresa debió ver desde la pequeña ermita, una gruta alargada que ocupaba toda la línea media de la foto incluso bastante más allá, tal como se presentó en detalle en la foto superior. Este lugar, de difícil acceso incluso para las cabras, tal como decían los testigos, fue elegido por Ignacio para escribir una de las mejores páginas de su vida. Una vez situados dentro de las grutas y mirando al exterior, podemos ver al frente la montaña de Montserrat, abajo el río Cardener y el Puente Viejo y a la derecha sobre una colina, la basílica dela Seo. Todo ello creaba un marco incomparable que ayudaba al espíritu inquieto de un hombre excepcional.

(para saber mas sobre La Cueva)

¿Que son los Ejercicios Espirituales?

Se está comentando en diferentes partes de este trabajo, que Ignacio escribió en la gruta cerca del río, un libro de ejercicios espirituales, pero no he explicado que son. Básicamente es un programa de aprendizaje o manual de usuario -en palabras actuales- para aprender a rezar, es decir, para obtener más provecho de la oración. Un libro hecho de los éxitos y fracasos de Ignacio en el período convulso que vivió en Manresa.

El doctor Francisco Suárez, Jesuita (Granada, 1548) dice de este libro: “…. es arte de orar, y exercitarfe en las cofas efpirituales, y que es nuevo, y admirable; porque otros Santos efcriven de la oracion, y exercicios mentales no tanto enfeñando como fe ha de orar, quanto alabando, y exortando á la oracion; peró San Ignafio con breviffimas reglas, y palabras comprehende efta admirable inftruccion…

El padre -no jesuita- Roig y Jalpí también nos lo comenta: “…porque aunque muchos Santos, y Varones efperituales avian efcrito meditaciones de los Novicimos, Vida, y Paffion de Christo, antes que San Ignafio efcrivieffe los Exercicios, efte libro es muy diferente de todos en el estilo, metodo, y intento: Porque no pretendiò el Santo juntar diverfas meditaciones, como avian hecho otros; lo que pretendiò San Ignafio ó Dios por él, fue reducir à arte la vida efpiritual enfeñando practica, y fientificandole à defarraygar los vicios…”

Hoy día, en pleno siglo XXI, los Ejercicios, son una actividad que se desarrolla con total normalidad en la Cueva de Manresa donde asisten hombres y mujeres de todo el mundo y se pueden recibir en cinco idiomas diferentes, a lo largo de un mes. El enlace superior aporta más información sobre los Ejercicios Espirituales.

El Pont de Vilomara.

Cuando Ignacio se fue de Manresa, un grupo de amigos le acompañó hasta el vecino pueblo de Vilomara, principalmente, con la intención de evitar que Ignacio continuara el  viaje a Barcelona y más allá hasta Tierra Santa. Ignacio tenía las ideas claras y con buenas palabras les diría que se quedaran en Manresa que él ya sabía con quién haría el camino.

Cerca de este puente Ignacio se despidió de sus amigos manresanos.

No os preocupéis, tengo compañía para hacer el viaje” les debería decir, “¿Con quién vas?” le deberían preguntar. “Con las tres virtudes: la Fe, la Esperanza y la Caridad”

La transformación de Ignacio.

Cuando Ignacio iba hacia Montserrat seguía siendo y pensando como un soldado. “…Iba, pues, Ignacio su camino, como dijimos, hácia Montserrate, y topó acaso con un moro de los que en aquel tiempo áun quedaban en España, en los reinos de Valencia y Aragon….” y empezaron a hablar, en algún momento de la conversación trataron sobre la virginidad de Maria y no se pusieron de acuerdo. El “moro” finalmente dejó a Ignacio y se fue avanzando, este permitió que el musulmán continuara el camino y dejó las riendas de su caballo libres esperando a la próxima encrucijada; si su caballo seguía el del musulmán, le mataría y si cambiaba de camino le dejaría vivir. Ignacio reconocía finalmente que Dios había guiado a su caballo por un sendero pedregoso en lugar de dejarlo continuar por una buena carretera y que tuviera que matar al “moro”. El camino placentero está reservado al pecado, el camino difícil y de mal andar está reservado a los santos, decía Ignacio. De momento la vida o muerte de un hombre tenían tan poco valor para Ignacio que dejaba a su caballo decidirlo.

Después de haberle herido en Pamplona y haberse repuesto leyendo libros de santos, única lectura que tenían a mano para dejarle, ya le pareció que decían de él “…le parecia que ya efcuchaua, dezir: Que Ignacio de Loyola, auiendo perdido el Caftillo de Pâplona, por no parecer, de verguença, delante de los hombres, hecho peregrino, fe auia ido por effos Mundos, a donde no le conocieffen, haziendofe fanto, mas por neceffidad, que por virtud.”

Meses después en Manresa, la cosa ya era diferente: “…[ castellano antiguo]  El que era tan rigurofo configo, es cofa maravillofa, quan amorofo, y caritativo era con los pobres, y enfermos, barria las falas, haziales las camas, lavavales los pies, y les cortava las vñas, limpiava los vafos inmundos, llevavalos en braços á la cama, y en ella los levantava, curava fus llagas podridas, confolavalos en fus trabajos y aflicciones, para que llevaffen con paciencia fu enfermedad. Repugnava al principio fu naturaleza à eftos ardores de la gracia, y fentia dificultad en curar algunos enfermos afquerofos, luego corriendofe de fi mifmo, dezia: no es efte pobre de la mifma carne, y fangre que tu? Pues porque tienes afco de tu hermano? Imagen de Chrifto llagado es el pobre, llega, llega à bever de las llagas de tu Señor: luego llegandofe al Pobre mas afqueroso, y encancerado, de que tenian horror aun los ojos, fe hechó á fus pies, y empeço à befar fus llagas, à chupar muy de efpacio la podre de ellas, y beverse la materia, como fi beviera vn licor muy dulce, y sabrofo: efto repitio algunas vezes, hafta que vino hallar grande facilidad, y gusto, en un acto tan arduo, y repugnante…”

Ya hemos visto que el estilo de vida de servicio a los demás, la mortificación, la penitencia, el ayuno voluntario, etc. habían hecho enfermar a Ignacio en varias ocasiones. Después de darse cuenta de que si seguía por ese camino, poco podría hacer para los demás o para él mismo, decidió cambiar radicalmente -entendiéndo- que el cambio respondía a la voluntad de Dios, que le indujo los nuevos hábitos. “… perseverando en la abstinençia de no comer carne, y estando tan firme en ella, que por ningun modo pensava mudarse; un dia a la mañana, quando fue levantado, se le representó delante carne para comer…”  y se la comió, después se confesó explicando que había tenido una tentación.

También cambió la apariencia exterior “…para no sentir contento alguno en su persona, iba siempre, con el cabello muy largo y muy largas las uñas, que apenas se las lavaba nunca, y de ordinario muy terroso; ahora se cortó el cabello y las uñas y trocó el saco vil y fétido con que iba vestido, por el hecho para el por el Sr. Canyelles que era de paño grosero, de color castaño y lo recibió con tanta humildad, mansedumbre y acción de gracias

También cambió el hábito de dormir. “… Quando se iba a acostar; muchas vezes le venían grandes noticias, grandes consolaçiones spirituales; de modo que le hacian perder mucho del tiempo, que el tenía destinado para dormir, que no era mucho…”  dudó si venían de buena voluntad aquellas “noticias” o eran tentaciones, en cualquier caso era mejor olvidarlas y dormir y: “…que en adelante dormía de ordinario en cama y no en tierra ni en poyos [piedra plana que le hacía de almohada]…”

“El humilde escondrijo [se refiere a la Coveta] donde mano angélica guióle  la pluma, y dictóle las mas puras y sublimes mácsimas de perfeta moral, hizo memorable la ciudad de Manresa, cuyo nombre resonó en las mas remotas regiones del globo.”

Creu de Beuys

Ignacio ha inspirado varios artistas de todo el mundo que de una manera u otra han querido Manresa como escenario de su obra.

El artista alemán Joseph Beuys visitó la Cueva de Manresa en 1966 y San Ignacio fue modelo de inspiración para su creación artística. Años después presentó en Düsseldorf su obra “Acció Manresa“.

ACCIÓ MANRESA
4 DE NOVEMBRE DE 1994
BJORN NORGAARD
HENNING CHRISTIANSEN
HOMENATGE A
JOSEPH BEUYS
I IGNASI DE LOIOLA
AJUNTAMENT DE MANRESA
FUNDACIÓ CAIXA DE MANRESA
24-2-95 FESTES DE LA LLUM

En recuerdo de aquella visita los artistas daneses Christiansen y Norgaard, diseñaron en 1994, la cruz de Beuys. La cruz está en frente de la cruz de la Guía y también comparte el escenario del Puente Viejo.

Pozo de Luz

Es otra visión mucho más sofisticada del mundo ignaciano según el artista chileno Fernando Prats.
 
POU DE LLUM
Fernando Prats, 2003
“I mentre estava allà assegut, se li van anar
obrint els ulls de l’enteniment. I conegué moltes
coses, tant espirituals com de fe i lletres i amb
una il·lustració tan gran que totes les coses li
semblaven noves. No pot pas dir les
particularitats que entengué aleshores, encara
que foren moltes, però sap que va rebre una
gran claror en el seu enteniment….”
(Ignasi de Loiloa, autobiografia)
Ajuntament de Manresa
Gobierno de Chile FONDART
Companyia de Jesús. Manresa
Institut Català de Cooperació iberoamericana ICCI
Disseny Ambito cero-Augusto Saavedra.
 
(traducción al castellano: POZO DE LUZ Fernando Prats, 2003 “Y mientras estaba allí sentado, se le fueron abriendo los ojos del entendimiento. Y conoció muchas cosas , tanto espirituales como de fe y letras y con una ilustración tan grande que todas las cosas le parecían nuevas. No puede decir las particularidades que entendió entonces, aunque fueron muchas, pero sabe que recibió una gran claridad en su entendimiento ….” (Ignacio de Loyola, autobiografía) Ayuntamiento de Manresa Gobierno de Chile FONDART Compañía de Jesús. Manresa Instituto Catalán de Cooperación Iberoamericana ICCI Diseño Ambito cero-Augusto Saavedra)

El “Pozo de Luz” es realmente un pozo excavado en la roca junto al río Cardener, la panorámica que ofrece este lugar, la encontramos en la foto que encabeza el capítulo dedicado a la Manresa que vio Ignacio. El hecho de encontrarse en un espacio no urbanizado ni señalizado, hace difícil de localizar además como que está a nivel del suelo siempre está sucio.

El pozo tiene quince metros de profundidad y la idea sale del proyecto “Del Cardener a la Antártica“, desarrollado a lo largo de los años 2001-2004 por el artista chileno Fernando Prats. El objetivo es confrontar e integrar la vida del autor con la investigación artística. El autor crea una serie de acciones independientes que en conjunto hacen una única obra en que según él: “las fronteras entre arte, reflexión, religión, misticismo y experimentación ceden sus límites para proponer un resultado que es la suma de las partes

Camino ignaciano.

Por iniciativa de la Compañía de Jesús, un grupo de laicos y jesuitas pensaron en recrear el camino que Ignacio recorrió el año 1522 desde Loyola hasta la ciudad de Manresa. El objetivo era ofrecer una experiencia de peregrinación a los hombres y mujeres del siglo XXI, siguiendo el proceso espiritual de aquel hombre extraordinario.

Hay en este momento dos grandes rutas de peregrinación para los cristianos en todo el mundo:

  • Tierra Santa, que explica los lugares por donde transcurrió la vida de Jesús, y
  • Santiago de Compostela, que es el lugar donde se puede venerar al apóstol Santiago. El camino se popularizó cuando Tierra Santa fue conquistada por los musulmanes y hacía peligrosa la peregrinación. A Santiago se puede ir desde Francia o desde Barcelona, si  vamos desde Barcelona, pasaremos por Manresa (Montserrat), Lleida, Zaragoza, etc.

Vic y Ripoll quisieron crear su propio camino de peregrinación, denominado “Caminos del obispo y abad Oliba“. Utilizando parte del GR 151, unen Montserrat con Ripoll. En ambas comarcas quizás Oliba sea un personaje importante. A pesar de que lo quieran presentar como “padre de toda la patria” [se entiende Cataluña], para el resto de ciudadanos y quien conozca su biografía, no pasa de indiferente.

Los jesuitas pretenden con este camino ignaciano, introducir una tercera vía de peregrinación, en este caso con destino Manresa y utilizando parte de la estructura catalana – aragonesa del Camino de Santiago. El siguiente mapa y texto han sido suministrados por los propios organizadores.

Se conoce como “Camino de San Ignacio” lo que describimos en esta guía, desde la casa natal de Ignacio en Loyola (Azpeitia, en el País Vasco) hasta lo que se conoce como la “Cueva de San Ignacio” en la ciudad de Manresa. Después de su conversión espiritual en Loyola, Ignacio sintió el deseo ardiente de seguir a Jesucristo, como muchos otros ya habían hecho y abandonó la vida que hasta entonces había llevado como hijo de una familia de nobles. Ignacio decidió ir “contracorriente” y emprendió el camino hacia Jerusalén, siguiendo el Camino Real, que le llevaría a Barcelona.

El Camino ignaciano tiene una longitud de 647 km. y pasa por las comunidades de Euskadi, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña. El año 2022 hará 500 del paso de Ignacio por Manresa, la ciudad y la Cueva, con esta iniciativa del camino ignaciano, ya han comenzado a preparar la efeméride.

(para saber mas sobre el camino ignaciano)

Bibliografia:

Vida del B. Ignacio de Loyola, fundador de la Religión de la Compañia de Jeús, Pedro de Ribadeneira (1583) (primera edició en “Romance”)
Coronica General de la Orden de San Benito, Fr. Antonio de Yepes (1613)
Origen y Instituto de la Compañia de Jesus, Fr. Lorenzo Ortiz, (1679)
Epitome Historico de la Muy Ilustre Ciudad de Manresa, Juan Gaspar Roig i Jalpí (1692)
Ensayos Históricos sobre Manresa, J. M. de Mas i Casas (1836)
Los frailes y sus conventos, tomo II, Victor Balaguer (1851)
Obras Escogidas del Padre Pedro de Rivadeneira, Vicente de la Fuente (1868)Sant Ignasi de Loyola, P.Lluis Vidal S.J. (1914)
Manresa Ignasiana, J. Nonell S.J. (1915)
História de la Compañía de Jesús, P. Antonio Astrain (1916)
 
Escritos diversos de:
Actes del Procés Manresà
J.M. Sarret i Arbos
P. Gabriel Álvarez
P. Diego Laínez
P. Cámara


Posted in Historias | 1 Comment »

El retablo de San Marcos de la Seo de Manresa.

Posted by MedievalJespi en 20/07/2011

Siguiendo la línea iniciada con el Frontal de la Pasión o Frontal Florentino, en esta nueva entrega se presenta el retablo gótico de San Marcos de la Seo de Manresa, obra de Arnau Bassa, pintado en 1346. Como novedad este trabajo termina con la incorporación de un cuestionario abierto, siguiendo las sugerencias de diversos docentes. Espero que sea de utilidad.

  • Lado izquierdo: retablo tal como lo podemos ver actualmente en la Seo de Manresa.
  • Lado derecho: Fotomontaje que muestra cómo era antes de la restauración. Se ha aplicado un tono sepia porque existe alguna fotografía de principios del siglo XX y es tal como los historiadores lo verían, la diferencia está en la calidad digital de la imagen.

Introducción. Internet tiene cosas buenas pero tiene muchas de malas, he echado un vistazo para ver cómo trataban Arnau Bassa y he salido bastante decepcionado: he visto el retablo del Espíritu Santo de Pere Serra de la Seo de Manresa atribuido a Arnau Bassa con el nombre de retablo de San Marcos; he visto la consagración episcopal de San Aniano del retablo de San Marcos y dicen que es la consagración de San Marcos. El retablo de Jaume Huguet de los santos Abdón y Senén que se conserva en Terrassa, también hay quien lo atribuye a Arnau Bassa, etc.

Cuando este retablo tras una cuidadosa restauración se instaló en la Seo de Manresa, en el abside, entre las capillas de la Virgen de Montserrat y el órgano, empezaron a alzarse voces de estudiosos que consideraban que no se había seguido correctamente el orden de lectura. El retablo se divide en tres partes o calles verticales (foto superior izquierda) y actualmente leemos de arriba abajo la columna de la izquierda, después de arriba abajo la central y finalmente la tercera columna a la derecha. Diferentes estudiosos consideran que las columnas exteriores (derecha e izquierda) están invertidas y que la lectura debería hacerse de derecha y de arriba abajo a la izquierda (foto superior derecha). Todavía hay culturas que leen de esta manera y fotografías antiguas que acreditan la distribución de acuerdo con la fotografía de la derecha. No tengo la más mínima capacidad para posicionarme, sólo lo constato y aporto como novedad para facilitar la tarea a los estudiosos, las dos composiciones.

Síntesis Histórica. El retablo fue encargado por el gremio de zapateros de Barcelona a Arnau Bassa (hijo de Ferrer Bassa) en 1346, para situarlo en la capilla gremial que tenían en la Catedral; casi cien años después (1437) los zapateros pasaron a una capilla mayor y les pareció que el retablo desmerecía al gremio, por lo cual pidieron al pintor Bernat Martorell un nuevo retablo de mayores dimensiones, pero inspirándose en el antiguo. Aproximadamente por la misma época (1432) en Manresa se construía junto al Pont Vell (Puente Viejo), una pequeña capilla dedicada a San Marcos, de alguna manera deberían conocer la existencia del viejo retablo de Bassa y lo adquirieron, ya que las medidas del retablo encajaban perfectamente con las dimensiones de la pequeña capilla. El hecho de que ambos retablos tuvieran el mismo guión historiográfico y se instalaran en tan poco tiempo de diferencia en Manresa y Barcelona, hizo creer a los estudiosos que ambos eran de Bernat Martorell. El retablo de Arnau permaneció en aquella capilla de Manresa a tocar el río más de cuatro siglos hasta que finalmente fue adquirido por los hermanos Soler i March al comenzar el siglo XX y lo entregaron a la Seo de Manresa. Pocos años después se ubicó en el Museo recién estrenado.

Después de la guerra civil y para vestir un poco el edificio, en el año 1956 se hizo restaurar y se instaló en el lugar donde se puede ver ahora. El retablo tal como lo podemos ver hoy, consta de tres calles y dos montantes centrales, se considera que pudo tener montantes a ambos lados exteriores y una predela con 4 ó 5 imágenes, pero hay quien opina que quizá no habría tenido nunca predela, ya que históricamente nos situamos en el momento que nacen los retablos y el mueble estaba en estado de evolución. La obra de Arnau Bassa es muy escasa y esto da más valor al retablo de San Marcos, se considera que tanto él como su padre Ferrer Bassa podrían haber muerto durante la época de la Peste Negra.

El padre de Arnau, Ferrer, aun trabajaba principalmente los trípticos y políticos, no tanto los retablos planos tal como es el que se presenta. En las siguientes fotos se puede ver un símil de tríptico, en este caso neogótico. Nos permite entender que era un mueble con dos puertas que podían cerrar y cuando les interesaba, las abrían y quedaban las tres tablas a la vista como podemos ver en el retablo de Arnau. En este caso en lugar de una pintura central hay espacio suficiente para colocar una imagen. Como es fácil de comprender, las puertas iban pintadas por dentro y por fuera.


(este mueble pertenecía al convento de Reparadoras de Manresa, cerrado hace años)

La capilla. La capilla de la Seo que llamamos de San Marcos, tiene esta advocación desde hace poco más de cincuenta años. Los edificios góticos, sus capillas y la carga simbólica que llevan implícita merecen un tratamiento mucho más extenso. La capilla fue construida en el momento que se construía el ábside de la Seo de Manresa poco más allá del año 1330 y sufragada por el jurisconsulto manresano Ramón de Iglesias. Inicialmente fue dedicada a San Joaquín y Santa Ana (abuelos de Jesús) en la clave de bóveda podemos ver la Santa enmarcada en una estrella de ocho puntas. En simetría, al otro lado del ábside en la clave de bóveda de la capilla que exhibe el retablo de San Miguel y San Nicolás, podemos ver a Juan Evangelista, aparentemente todo muy normal. El templo de Jerusalén tenía a su entrada dos columnas conocidas con los nombres de Boaz y Jakin. La iglesia católica adopta la simbología asociada a estas columnas y a un lado del ábside podemos encontrar la casta sacerdotal y al otro, el poder real.

(Seguir el enlace para saber más sobre simbología)

El retablo. A Arnau le dieron mucho trabajo y poco espacio, pero sabía cómo gestionarlo. A diferencia de retablos más modernos donde cada escena se representa en un cuadro independiente y luego se clavan todos los cuadros o escenas sobre un chasis de madera, en este retablo tenemos solamente un soporte de madera vertical donde se han pintado todas las escenas sin separación ni tapajuntas entre ellas. Arnau aún necesita más espacio y divide la mayoría de escenas en dos escenarios independientes, separándolas con perspectivas, ángulos y colores diferentes. La descripción se hará siguiendo el actual orden de lectura, empezando por la parte alta de la izquierda.
En esta escena tenemos que saber reconocer tres historias independientes en dos escenarios a pesar de estar todo encajonado en el gablete triangular:

  • Podemos ver a san Pedro, un hombre de más edad y con más canas, predicando la palabra de Dios sobre un ambón a unas personas que lo escuchan.
  • En un plano inferior vemos a San Marcos escribiendo su Evangelio y ante sí un grupo de personas seguramente hablándoles de los Hechos de los Apóstoles.
  • A la derecha y en otro ambiente podemos interpretar como Pedro le dice a Marcos que tiene que ir hacia Alejandría a predicar la palabra de Dios.

 En esta escena también hay dos escenarios independientes:

  • A la izquierda vemos a Marcos que ya se encuentra en Alejandría y va al taller de un zapatero para que le arregle el calzado, se da el caso que el zapatero que se llama Aniano, acaba de cortarse con un cuchillo y le muestra a Marcos la herramienta y la herida, junto al zapatero vemos dos operarios, una mesa con un manto y varios pares de zapatos.
  • A la derecha aunque solapando la parte izquierda, vemos a Marcos curando milagrosamente Aniano en compañía de su esposa y otros personajes que contemplan el prodigio.

Podemos observar como va alternando (derecha o izquierda) el tono rosado de los decorados para enfatizar la separación de escenarios. Aquí también hay dos historias:

  • En el lado izquierdo vemos Marcos predicando la palabra de Dios en casa de Aniano con su esposa y un grupo de amigos. Hasta ahora hemos visto Aniano siempre con un mismo sombrero, posiblemente un distintivo gremial.
  • En el lado derecho del escenario se muestra un edificio que podríamos considera el baptisterio de una iglesia. Aniano y su esposa reciben el sacramento del bautismo por parte de Marcos. Curiosamente lo hacen dentro de una pila bautismal, que utiliza para hacer un bautizo por inmersión, formula obsoleta incluso en tiempos de los Bassa.

 Hemos visto la calle de la izquierda y ahora pasaremos a la calle central, esta solo tiene dos escenas: la superior con gablete y la inferior de tamaño doble. En esta escena sólo hay un escenario pero además juega con la complicidad de los montantes.

  • La crucifixión tiene lugar fuera de las murallas de Jerusalén y sobre un pequeño promontorio de tierra que representa el Gólgota o Calvario. Abajo a la izquierda hay un grupo homogéneo de santas personas donde podemos interpretar a María y Juan. A la derecha vemos a un grupo de soldados que comentan los hechos.
  • Las figuras que vemos en los dos montantes que acompañan la crucifixión llevan unas filacterias (es lo que hoy llamamos “notas al pie”, presentaban comentarios o citas bíblicas que ayudaban a interpretar mejor la escena) que relatan salmos de David relacionados con la muerte de Jesús.
  • Sobre las figuras de los montantes podemos reconocer los distintivos del gremio de zapateros de Barcelona.

 Llegamos a la escena principal del retablo que ocupa el doble de espacio de las colaterales.

  • La escena transcurre en el interior de una iglesia a pesar de ver sólo la mesa del altar, un frontal bordado y un libro abierto sobre un cojín. Dos etiquetas identifican los personajes: Aniano y Marcos. Aniano revestido con una capa llena de zapatos bordadas recibe mitra y báculo por parte de Marcos que lo consagra obispo de Alejandría.

Acompañan esta composición seis figuras en los montantes laterales, todas miran hacia la consagración:

  • En el montante izquierdo podemos encontrar de arriba abajo:la Virgenen el momento dela Anunciación, una santa con una palma y una cruz; hay quien piensa que se trate de santa Elena y abajo santa Clara.
  • En el montante derecho podemos encontrar de arriba abajo: el arcángel Gabriel, debajo santa Catalina y abajo de todo una reina mártir no identificada. Las identificaciones de las imágenes de los montantes, se tienen que tomar con todas las reservas posibles, pues diversos historiadores no lo tienen claro.

Finalmente llegamos al lado derecho donde termina la historia. Las maderas han sufrido mucho el paso de los años y a pesar de la restauración de la parte anterior y de la parte posterior, son bien visibles los daños tanto en la madera como en la pintura. Hasta ahora hemos conocido Aniano, le hemos seguido hasta su consagración episcopal, ahora asistiremos al trágico desenlace del guión y la muerte de Marcos.

En la figura superior y en el gablete podemos ver en un solo escenario como Marcos con atributos episcopales es apresado por dos hombres mientras oficia una misa en compañía de unos monaguillos. De este dibujo podemos fijarnos en unos cuantos detalles:

  • Ofrece una perspectiva frontal para el retablo del altar y una curiosa perspectiva lateral para la mesa y el libro.
  • Detrás del altar podemos ver las preceptivas puertas de acceso a las dos sacristías.
  • Sobre el altar un cielo cubierto de estrellas que representa la bóveda de una iglesia.
  • La misa se dice de espaldas al pueblo tal como era preceptivo en ese momento.

 En esta escena volvemos a recuperar las dos historias con decorados independientes aunque algo confusos.

  • A la izquierda podemos ver a Marcos desnudo, sólo conserva la mitra, arrastrado por una cuerda que le han atado al cuello por las calles de una ciudad. Uno de los verdugos lleva una bandera hecha con un trozo de su capa episcopal y un grupo de ciudadanos lo miran y comentan.
  • A la derecha Marcos se encuentra en el calabozo y un verdugo lo vigila a través de una ventana. Marcos arrodillado, desnudo y con la mitra, recibe unas visitas muy especiales: un ángel y Jesús, aunque no consta que ambos personajes visitaran Marcos al mismo tiempo. Antes de la restauración, en alguna fotografía antigua, aun se apreciaban unos barrotes en la ventana por donde mira el verdugo.

La escena final del retablo vuelve a estar dividida en dos partes una exterior y otra en el interior de un edificio. A pesar del estado de conservación de la pintura se puede seguir bastante bien la historia.

  • En la parte izquierda volvemos a encontrar Marcos desnudo, con mitra y arrastrado por los verdugos pero ya está muerto. La intención es quemar Marcos pero una intensa granizada termina asustando a la gente. Podemos observar un cielo negro y amenazador y un ángel que lleva el alma de Marcos en formato infantil y que en ningún momento ha perdido la mitra.
  • En la parte derecha vemos el interior de una iglesia donde otro obispo, posiblemente Aniano está celebrando un funeral digno a Marcos, al lado hay un diácono con dalmática y un libro abierto.

Notas complementarias.

  • Marcos es uno de los cuatro evangelistas, su símbolo es el león, murió mártir el año 68 en Alejandría y sus reliquias se conservan en Venecia.
  • Aniano expandió la iglesia de Alejandría y murió a mitad de los años 80 y de muerte natural.

Cuestionario abierto.

La figura de San Marcos.

  • Porque hay tantos errores de identificación en Internet y cómo se podrían resolver?
  • San Marcos es un evangelista que va asociado con un león, San Juan con un águila, los otros dos evangelistas también tienen su asociación. ¿Sabríamos decir cuáles son los símbolos de los cuatro evangelistas y su origen o bien de donde los copia y adaptala Iglesia?
  • Hay cuatro evangelios canónicos y un buen puñado de evangelios apócrifos. La diferencia entre los primeros y los segundos es que segúnla Iglesia, los primeros fueron dictados por el Espíritu Santo. En el siglo XXI ¿Que pensamos del Espíritu Santo? ¿Conocemos algún evangelio apócrifo?

El retablo de San Marcos.

  • Se han presentado dos distribuciones de las tablas laterales que forman el retablo, en color es tal como lo podemos ver hoy día y en tono sepia como lo vieron durante más de cuatro siglos. ¿Como defenderíamos la distribución actual y como defenderíamos la distribución anterior?
  • ¿Entendemos la función pedagógica de un retablo ante un público de la edad media que no sabía leer ni escribir?
  • ¿Como explicaríais la visita de Jesús y un ángel en los calabozos de Alejandría para visitar a Marcos?
  • ¿Porque representan con la figura de un niño, el ánima de las personas y porque Marcos nunca pierde su mitra?
  • ¿Podríamos otorgar a un retablo y un ventanal gótico, la misma función pedagógica?
  • Aparte de Arnau Bassa. ¿Conocemos el nombre de otros pintores de época gótica y donde se expone su obra?
  • ¿Sabríamos decir los nombres de las diferentes partes de un retablo gótico? ¿Que falta en el de San Marcos y por qué?
  • ¿Encontráis inteligente dividir un cuadro en diferentes escenarios para explicar historias diferentes? ¿Seríais capaces de encontrar una fórmula mejor para explicar tanto en tan poco espacio?

Posted in Arte Sagrado | Leave a Comment »

Girona y Manresa comparadas

Posted by MedievalJespi en 15/06/2011

(Si no se indica la fuente, todas las fotos y planos son de Jaume Espinalt)

En esta entrega de arquitectura comparada, analizaremos algunas diferencias entre la catedral de Girona y la Seo de Manresa. El espíritu cisterciense se diluía a medida que avanzaba la construcción de las catedrales debido a la duración de las obras y la idea inicial con que habían sido concebidas ya no estaba de moda; en muchas ocasiones cuando llegaban al transepto, aquellas ideas, aquel espíritu, había quedado obsoleto. También la desaparición de los principales protagonistas: promotores, obispos y arquitectos. El hecho de haber bendecido una parte del templo o consagrado el altar mayor junto al rey y quedar el obispo inmortalizado – sabemos el nombre del obispo que puso la primera piedra en la catedral de Barcelona Bernat Pelegrí, pero no el nombre de su arquitecto – hicieron que las nuevas hornadas de obispos o promotores no pusieran el mismo ímpetu en la construcción de sus catedrales y se eternizase su construcción, sino se busca en episcopologios, nadie conoce el nombre del obispo que hubo en Barcelona después de Bernat. Mallorca y Girona sufrieron importantes cambios en este momento. El profesor Bango Torviso “Historia de la Arquitectura Española” se maravillaba que en Manresa no se hiciera lo mismo ya que el proyecto manresano lo consideraba arcaico. Manresa está afortunadamente en los últimos años inmersa en un profundo proceso de restauración. La Seo de Manresa, a pesar del nombre o el imponente edificio, es una sencilla parroquia de un barrio marginal de Manresa y por supuesto no tiene obispo, ni dispone de los privilegios de las catedrales españolas.

Las restauraciones que se habían hecho hasta ahora respondían a momentos puntuales y a unas obras muy especificas para salir del paso. Es a partir de la elaboración de un Plan Director – el autor de este trabajo fue uno de sus redactores – y de la firma de diversos convenios con las administraciones públicas que se ha podido sacar adelante el Plan.

Una obra de gran envergadura, cara y que es invisible a la gente, ha sido la colocación de unas barras de titanio clavadas en el núcleo de los contrafuertes y que penetran más de 10 metrosen el suelo. Mucha gente nos ha preguntado el porqué de las famosas barras, como mucho saben que son para comprimir los contrafuertes. Últimamente han explicado que en la Sagrada Familia de Barcelona también aplicarán titanio en la construcción de las torres, de entrada ya sabemos que no es un material desconocido en arquitectura. También nos preguntan por qué de titanio y no de otro material posiblemente más económico.

La segunda pregunta es de mejor contestar: el titanio es un material paramagnético, es decir, transparente a los rayos o relámpagos, una barra de acero o de alguna aleación que incorporase hierro lo haría muy peligroso, un rayo circulando por el interior de un contrafuerte buscando el suelo, podría llegar a resquebrajarlo y poner en grave peligro toda la estructura del edificio; pensemos por ejemplo en la catedral de Beauvois en Francia donde falló un conjunto arbotante contrafuerte e hizo caer una buena parte del ábside. Finalmente, estas barras trabajan a tracción y hay materiales férricos que no soportan la tracción, sólo la compresión.

Pero. ¿Porque se han de comprimir unos contrafuertes? Sería bueno entender primero que es un contrafuerte y cuál es su misión en un edificio gótico. Manresa es la catedral con la bóveda gótica más ancha que nunca se ha construido en toda Europa. Me apresuro a decir que la bóveda de la catedral de Girona tiene más luz, lo que quiere decir, que es más ancha. Entonces. ¿Porque estoy afirmando que la bóveda de Manresa es la más ancha de Europa?

En arquitectura medieval hay principalmente dos sistemas para contrarrestar los empujes de la bóveda:

  • Contrafuertes o estribos (sinónimos), son unos pilares de grandes dimensiones adosados al muro exterior que suben casi hasta la cubierta. No hay control de la obra, se espera que el peso de la cantidad de piedra acumulada pueda contrarrestar la bóveda y que la propia fábrica encontrará un recorrido óptimo para que la línea de empujes llegue a tierra. Este método se utiliza para cubiertos o iglesias de una nave. Es un método de construcción económico.
  • Combinación de estribos y arbotantes, son unos arcos que recogen el empuje de la bóveda principal, lo transportan por encima de las capillas laterales hasta los estribos que lo entregan al suelo. Hay un control absoluto de la obra ya que hay que calcular previamente donde se han de poner los arcos para que sean efectivos. Es un método de construcción elegante y caro.
  • Podríamos añadir un método muy corriente en Italia pero que sale de esta comparativa, el contrarresto utilizando un cuarto de círculo continuo o dicho de otra manera la mitad de una bóveda románica adosada a la nave principal y recogiendo el empuje.

Berenguer de Montagut construyó con el segundo método la girola de Manresa, es decir, construyó una catedral como cualquier otra de Europa: nave central y arbotantes saltando por encima de las naves laterales. Después las obras de la catedral permanecieron paradas más de cincuenta años, entretanto se hacían otros trabajos como: construir sacristías, desconstruir la iglesia románica, etc. Arnau de Vellers continuó finalmente la obra de Berenguer, pero ya no sabía construir con el segundo método. No fue capaz de entender porque Berenguer instaló en Manresa dos juegos de arbotantes si no tenía la cubierta sobre elevada como tenían las europeas para evitar la acumulación de nieve. En consecuencia prescindió de los arbotantes superiores y a finales del siglo XIX, cuando la bóveda ya estaba abierta y a punto de colapsar, decidieron construirlos.

Las siguientes fotografías muestran ejemplos de edificios contrarrestados con los dos sistemas. El Pi de Barcelona y la catedral de Colonia (foto Wikipedia).

Antoni Gaudi decía que los arbotantes eran como muletas que aguantaban las iglesias y que él lo evitaría en la Sagrada Familia, en ese templo hay empujes como en cualquier otro, lo que hace Gaudi es esconderlos, camuflarlos, si no hay arbotantes hay contrafuertes.

Volvamos a Berenguer y trataremos de entender por qué construye dos juegos de arcos botareles si Manresa tiene una cubierta plana, tipo azotea. Se consideraba y con buen criterio que el arbotante inferior actuaba tanto activa como pasivamente para estabilizar la bóveda y que el arco superior contrarrestaba el efecto del viento en las altas cubiertas europeas. A partir de estos principios parece obvio que Manresa no necesitaba el segundo juego de arcos y Arnau tenía razón en no construirlos. Entonces.

¿Porque lo hizo Berenguer?.

¿Porque se abrió la nave por el hecho de no construirlos?

Viollet le Duc nos dice que probablemente la primera bóveda románica de piedra que se construyó, cayó así que le sacaron las cimbras. Es una buena pista, los constructores “románicos” aprendieron del fracaso y entendieron que había algo más que influía en el comportamiento de las bóvedas además del propio peso de los sillares añadidos.

El dibujo superior representa la sección de la Seo de Manresa, nos muestra diferentes formas históricas de calcular los empujes de un edificio, la puerta de acceso es en realidad la sección de una bóveda de iglesia románica y nos explica que hicieron – solamente con geometría – los arquitectos “románicos” para poder aguantar sus bóvedas, es decir: el grosor que debían tener los muros para que pudieran soportar el peso de la bóveda. A continuación, se muestran diferentes modelos a partir de la evolución de la técnica, tales como: Keops, Blondel, Viollet, Ungewitter y finalmente la actuación de Robert Brufau. Nos fijaremos en las dos últimas (la línea vertical roja representa la barra de titanio).
 El dibujo  nos permite ver a la derecha, como Ungewitter en 1901 calculaba el funcionamiento de un arbotante y como este recibe el empuje que le viene de la nave. Como es obvio ni el polígono funicular ni siquiera el paralelogramo de fuerzas, eran ayudas que existieran en tiempos de Berenguer de Montagut. Todos los sillares de un arco reciben, aguantan y transmiten unas fuerzas a través de sus respectivos lechos (lechos: los dos lados de un sillar paralelos al radio), por lo tanto a cada sillar podríamos imaginar este paralelogramo de fuerzas con su resultante y al final obtendríamos una línea quebrada que uniría en conjunto la clave de bóveda con el suelo. Esta línea quebrada es en definitiva la de color Magenta del dibujo.

Cuando hay equilibrio de fuerzas todo funciona correctamente, pero si no se sabe calcular por donde circulará esta línea, si el edificio ha tenido algún problema de asentamientos o alguna otra patología que hace que la línea no encuentre un recorrido óptimo, entonces se podrían crear diferentes escenarios que de una manera muy simplificada se presentan en líneas de color rojo.

  • El empuje no pasa por el interior del arco, en consecuencia como el conjunto arco – contrafuerte no sabe cómo contrarrestarlo, la iglesia colapsa.
  • El empuje pasa por el interior del arco, pero el contrafuerte no está suficientemente dimensionado y no puede equilibrar el empuje que recibe, en consecuencia, la iglesia colapsa. El empuje provoca un desplazamiento lateral en los sillares de los contrafuertes que tienden a rotar hacia el exterior.
  • También se podría dar el caso inverso, que los conjuntos arco – contrafuerte, transmitan más empuje del que reciben, rompan el equilibrio y vuelquen la nave principal.
  • Para forzar que la línea siga el recorrido establecido hasta el suelo y evitar el desplazamiento lateral de los sillares, dotamos de peso la parte superior del estribo, lo vemos perfectamente en el dibujo de Ungewitter y lo podemos comparar con el pequeño pináculo y macolla de la Seo de Manresa. (Foto superior, extremo superior derecho).Paul Frankl nos dice en relación a los pináculos, que en definitiva “… debido a su peso dan a los contrafuertes, la estabilidad necesaria para soportar el empuje de los arbotantes …”
  • Si no tenemos suficiente peso – natural – para incorporar a la parte superior del estribo solamente con el pináculo, para forzar el recorrido incorporamos más peso de una manera artificial de acuerdo con la flecha en color verde del dibujo. Moseley nos dice que: “… tenemos que recuperar las condiciones necesarias para evitar que los sillares de un estribo no se desplacen ..”
  • Finalmente la compresión de los contrafuertes propuesta por el Dr. Brufau da respuesta a la necesidad de incorporar peso de una manera artificial. Y sitúa la barra exactamente donde la línea de empujes llega al suelo.

La solución de Girona elimina todos estos escenarios, la piedra trabaja por gravedad, no puede empujar la nave y el empuje que recibe lo controla perfectamente el propio peso del contrafuerte. Tampoco hay escultura, ni sillares trabajados en forma radial, ni cálculos de estructura, es definitivamente mucho más económica.

Pero además estas barras cumplen una segunda misión exclusiva de Manresa. La Seu se encuentra en lo alto de un pequeño monte que ha sido habitado desde época ibérica ininterrumpidamente. Es a partir de la construcción del edificio gótico que el monte es realmente maltratado, pues si Berenguer dejó perfectamente plantados los arranques de todas las columnas o por lo menos, dejó hechos los cimientos de ellas, a la hora de construir la Seu fueron sacando piedra de aquel lugar hasta dejar las columnas y el muro perimetral completamente descimentado. Era una costumbre habitual de los constructores el marcar el perímetro subiendo las primeras hiladas y también lo hacían con las columnas del edificio que querían construir siempre que las circunstancias lo permitiesen, ya que la sección en planta sólo podía ser vista por Dios que era considerado el Arquitecto del Universo y se lo presentaban para que le fuera placentero. Si no se hubiera seguido este procedimiento en la Seu de Manresa, seguro que los continuadores de Berenguer no habrían mantenido la “disimetría pitagórica” del edificio (veremos que es en un momento).

Si al problema de los cimientos añadimos que el edificio no estaba suficientemente trabado por no haberse construido los arbotantes superiores, junto con un cúmulo de desgracias sobrevenidas lo largo de los siglos como incendios provocados, asentamientos sobre el terreno a diferentes velocidades o la genial idea del arquitecto Soler y March de desmontar todo el contrafuerte de la fachada de poniente para construir el baptisterio, han hecho que la bóveda estuviese a punto de colapsar. La segunda misión de estas barras, es pues, de anclar el edificio al suelo.

Otro problema añadido es el campanario. Los arquitectos de la primera hornada evitaban construir campanarios que formaran parte de los edificios, Berenguer no era ninguna excepción, son sus continuadores quienes integran el campanario en la estructura de la fábrica. Hay dos teorías para el volteo de campanas: los que defienden que giren paralelas al eje longitudinal y los que defienden que giren de través, Manresa responde al segundo modelo. Las tensiones, inercias, etc. que provocan son diferentes, pero en todos los casos son muy fuertes. Por eso preferían construir los campanarios exentos al edificio. Es un tema que sólo dejo apuntado, pero tiene su interés.

Berenguer era consciente de que la ciudad de Manresa no podía pagar unos coronamientos de estribos (pináculos) como tienen las catedrales francesas, auténticos doseles de piedra con una imagen de cuerpo entero dentro, que además de aportar peso, aportaban belleza y prestigio y obligó a sus continuadores a construir un segundo juego de arcos para obtener el peso adicional, pero hay otro factor muy importante a tener en cuenta y es la anchura del edificio. Cuando más vertical llega la línea de empujes al arbotante, menos debemos reforzarlo y cuando más oblicua u horizontal llega al arbotante, más tenemos de reforzar el estribo, se entiende que cuanto más ancha es la nave, más oblicua será la línea y en sentido contrario, cuando más estrecha y alta es la nave, como las francesas, menos esfuerzo se solicita el estribo.

Explicado de otro modo: una bóveda románica y una gótica ambas de la misma luz, la línea de empujes de la románica (arco de medio punto) es muy oblicua y necesita un muro muy firme para contrarrestarla, en cambio la línea de empujes de las góticas (arco ojival) es muy vertical y tiene suficiente con un estribo más pequeño. Cuidado que no es tan sencillo, hay otros factores que también influyen.

Aun hay otro punto a tener en cuenta, el gótico mediterráneo busca la amplitud de las naves, lo que se denomina iglesias de salón. La catedral de Barcelona y la Seo de Manresa comparten que ambas naves centrales: ancho y largo de la tramada, salen de varios puntos de la estrella de 6 puntas, eso no quiere decir que las dos sean iguales, sencillamente son proporcionales, pero no se puede comparar la sensación de salón que produce la Seo de Manresa frente a la oscuridad y estrechez de la Catedral de Barcelona. Para obtener este efecto Berenguer de Montagut, eleva lo máximo posible los nervios y arcos torales de la bóveda manresana, es decir, los peralta; esto provoca que la bóveda sea muy “románica”. Las catedrales francesas buscan un efecto muy diferente al enfatizar las alturas de los edificios, Notre Dame de Paris tiene suficiente con un botarel, pero Manresa precisa dos.

Esta parte, por lo menos, es lo que no entendió Arnau de Vellers y por eso no construyó los arbotantes superiores y se puede decir con absoluta garantía de que ya no sabía construir gótico contrarrestado con arbotantes y por eso Manresa tiene la bóveda más ancha que nunca se ha construido con este sistema en toda Europa. Girona aunque es más ancha que Manresa, no son arquitectónicamente comparables. Como nadie compara la anchura de la basílica de San Pedro de Roma con la de Girona.

Todas las catedrales góticas como: Chartres, Girona, Barcelona, Manresa, etc. están construidas dentro de un rectángulo “sagrado”; exactamente igual para todas, la diferencia la encontramos en la longitud y altura de los edificios. Esto da una cierta ventaja en la construcción facilitando por ejemplo el cálculo de estructuras, hasta que rompemos las reglas. Las catedrales de Girona, Barcelona y la iglesia del Mar de Barcelona, aunque no lo parezca, son exactamente iguales en los ábsides y en consecuencia la anchura de las naves también son idénticas. Girona rompe las reglas al eliminar las columnas de la nave central a partir del transepto y convertir todo el espacio en una única nave.

En el dibujo superior se compara Girona (izquierda) con Manresa (derecha). Obsérvese que ambas iglesias están construidas dentro de un marco azul celeste, el círculo rojo que rodea el ábside es el mismo, en consecuencia la clave presbiteral está exactamente en el mismo lugar.

Podríamos ver algunas diferencias que tienen que ver con el proyecto arquitectónico:

  • En Manresa el ábside está construido a partir de una estrella de 5-10 puntas inscrita en el círculo.
  • En Girona el ábside está construido a partir de una estrella de 7-14 puntas circunscrita al círculo.
  • Podemos apreciar la diferencia de anchura de la nave central de ambas iglesias a partir del círculo presbiteral.
  • En Girona a partir del transepto convierten la iglesia de tres naves en una de una sola nave que llega hasta la embocadura de las capillas laterales.
  • En Manresa podemos observar que la doble línea que separa la nave central de las capillas laterales, no es una línea recta sino que tiene una ligera curvatura hacia el exterior del edificio si se compara con la doble línea del muro exterior. Esta desviación denominada “disimetría pitagórica” la tienen todas las catedrales góticas a pesar de que nadie lo dibuje, tiene que ver con la escolástica (El arco que describe se puede medir perfectamente ya que su flecha es exactamente de 1 VA y su cuerda está en relación con el largo de la nave central. La disimetría pitagórica aun con diferentes nombres, ya se encuentra en Luxor y se mantiene en la religión católica a través de sus edificios góticos, deriva de la Escolástica (escuelas filosóficas medievales) su finalidad es poner en relación la Fe y la Razón; es decir, hay una duda razonable entre los que cuentan los sacerdotes y lo que el pueblo cree. No hay una línea recta que pueda unir Fe y Razón, por esto las naves son curvas). Para saber mas: “La arquitectura gótica y la escolástica” Erwin Panofsky.
  • En ambas iglesias tenemos perfectamente controlada la anchura total por el marco sagrado azul celeste, obsérvese que sólo sobresalen los muros de cierre, no el espacio litúrgico.

(Dibujo de la catedral de Girona por George Edmund Street en ‘Some account of Gothic architecture in Spain-1865’ libro propiedad de Library of the University of Michigan, digitalizado por Google)

Vamos ahora a ver en formato resumen la construcción de la catedral de Gerona.

  • Comienzan la Catedral por el ábside siguiendo el modelo Narbonés año 1312.
  • El proyecto inicial era de tres naves como la Catedral de Barcelona.
  • El 1347 trasladan al nuevo presbiterio el ara del templo románico.
  • En el año 1371, debido a la peste y otras calamidades, se decide conectar el ábside a la nave románica y cuando se pueda ya se continuará la nave gótica.
  • Curiosamente y en poco tiempo de diferencia empiezan a construir a bastante distancia del ábside, unas altas paredes que cubrirían completamente la iglesia románica y se convertiría en el modelo a seguir de nave única.
  • En el año 1386 con el fin de dilucidar cómo acababan la catedral de Girona, convocaron una reunión de canteros y arquitectos que podríamos definir como de segunda línea, estos se decantaron claramente a favor de continuar el edificio iniciado con las tres naves. Y así lo hicieron.
  • Las dudas sobre cómo continuar aumentaban a medida que disminuía la actividad constructora del edificio.
  • En el año 1416 se convoca una segunda reunión y esta vez si que se eligen arquitectos de catedrales.
  • A partir del 1420 se inicia la construcción definitiva de nave única.

Como curiosidad, el primer personaje contrario a la construcción de un templo de una sola nave de estas dimensiones era el mismo rey Pedro el Ceremonioso, tenía muy claro que no entraría.

Se presentan a continuación los arquitectos llamados a los dos concilios o reuniones:

Reunión de Febrero del 1386    
Población Arquitecto

tres naves

una nave

Barcelona Pere Avrei

X

Barcelona Bartomeu Asbert

X

Barcelona Arnau Bargues

X

Girona Guillem Morei

X

Barcelona (catedral) Bernat Roca

X

Girona Guillem Mieres

X

Girona Pere Ramon Bosc

X

Girona (catedral) Pere Sacoma

X

Ambigüedad en la respuesta X

Bernat Roca, el único arquitecto que quedaba de la generación de Berenguer, que estaba construyendo la catedral de Barcelona, fue llamado en el primer concilio pero fue medio año más tarde, era un firme defensor de las tres naves , casi se podría definir como radical. 

Reunión de Enero del 1416

 

 

Población Arquitecto

tres naves

una nave

Catedral de Barcelona Bartomeu Gual

X

Catedral de Tarragona Pere de Vallfogona

X

Catedral de Tarragona Guillem de Mota (2º arquitecto)

X

Catedral Tortosa Pascasi d’Eixulbi

X

Catedral Tortosa Joan d’Eixulbi (2º arquitecto)

X

el Pi de Barcelona Guillem Abiell

X

Seu de Manresa Arnau de Vellers

X

Castelló d’Empúries Antoni Antigó

X

Catedral de Girona Guillem Bofill

X

Catedral de Perpinyà Guillem Sagrera

X

Narbona Joan Guingamps

X

Seu d’Urgell Antoni Canet

X

A pesar de la contundente respuesta a favor de las tres naves, el peso del arquitecto de turno en Girona en cada concilio favorable a la nave única y también la firme decisión del capítulo de canónigos por el ahorro económico que representaba y la amplitud de la nave para el seguimiento de los oficios, hicieron decantar la balanza hacia la nave única.

En el segundo concilio ya se vieron conceptos arquitectónicos que podríamos definir como modernos, vamos a ver algunas respuestas:

  • Antoni Antigó (Castelló d’Empúries) consideró que los contrafuertes eran lo suficientemente fuertes para aguantar viento y terremotos. Tendría en la cabeza el factor “tramontana” y aún no se había producido el terremoto de 1428.
  •  Arnau de Vellers (Seu de Manresa) consideró que los contrafuertes estaban sobredimensionados, que él construía Manresa que era más alta y no tenía los contrafuertes tan firmes, pero que la piedra de Manresa era de mejor trabajar y agradable al mortero, pero que si él fuera el arquitecto, utilizaría para la bóveda de Girona una piedra más ligera.
  •  Joan Guingamps (Catedral de Narbona) consideraba que el enlace de la nave única con el ábside hacía necesario construir un gran muro de piedra sobre el arco de la embocadura, era un peso excesivo e innecesario y recomendaba la construcción de tres rosetones. Lo cual se hizo. (Ver dibujo de George Edmund Street más arriba)

Vamos ahora a ver en formato resumen la construcción de la Seo de Manresa.

  • En 1322 contratan al arquitecto Berenguer de Montagut para dirigir la Seu. (Recordemos que también dirigió la iglesia del Mar de Barcelona)
  • El segundo domingo de octubre de 1328 tuvo lugar la bendición de la primera piedra.
  • Berenguer construyó también en Manresa la iglesia del Carmen (destruida en 1936) y el Pont Nou (Puente Nuevo, véase este puente en la correspondiente entrega de arquitectura comparada).
  • El 1371 se consagra el altar mayor.
  • El 1396 contratan a Arnau de Vellers, entre tanto había habido otros arquitectos.
  • En 1486 Martí d’Ibars construía las dos últimas tramadas de la Seu.
  • En 1577 se construye la Cripta
  • En 1584 el campanario.
  • En 1734 se hunde un trozo de bóveda de Martí d’Ibars
  • A partir del 1890 se completan los arbotantes superiores que aún faltaban desde Arnau de Vellers.

La Seu siempre ha tenido un problema a la hora de clasificarla, unos la consideran de una nave con capillas laterales comunicadas y otros la consideran de tres naves. No tiene una solución fácil: visualmente es un edificio de tres naves como la catedral de Barcelona, pero arquitectónicamente hablando, es un edificio de una sola nave como la iglesia del Pi de Barcelona. En palabras del propio “Berenguer” (visita teatralizada a la Seu promovida por el Ayuntamiento de Manresa) “… cuando no hay dinero, se debe de afilar el ingenio …”

La fotografía nos muestra la máquina perforadora que instaló las barras trabajando en lo alto de un contrafuerte, obsérvese la considerable altura hasta la carretera. Al final del trabajo hay parte de un folleto de propaganda de la empresa que lo instaló, no se incorpora con ánimo propagandístico sino pedagógico.

Desgraciadamente la fabrica se comporta como un edificio de una sola nave.

Hay un tema común a ambas iglesias que es bueno comparar aunque no tenga que ver con la arquitectura. Hago referencia al “Tapiz de la Creación” y al “Frontal de la Pasión” también conocido como Frontal florentino, que se pueden contemplar en Girona y Manresa respectivamente.

  • Ambas piezas han llegado casi enteras hasta nuestros días.
  • Ambas piezas son reconocidas mundialmente por sus dimensiones y su calidad.
  • El tapiz de Girona es considerado “románico” y del siglo XI, hace 3.75 por4.70 metros. No hay demasiada información de cómo llegó a la Catedral.
  • El frontal de Manresa es considerado “gótico” y del siglo XIV, hace 0.90 por3.33 metros. Está perfectamente documentado de cómo llegó a la Seu.

Muchos tapices o frontales de altar se han perdido por el camino a lo largo de los siglos y los que nos han llegado lo han hecho fragmentados y en pésimas condiciones. El de Manresa está en mejor estado de conservación que el de Girona, pero porque ha tenido más suerte.

Cuando se contempla el tapiz de Girona, casi no lo puedes ni ver, está en una habitación perfectamente climatizada con todo tipo de medidas de seguridad y una iluminación mínima, da la sensación que entras en un recinto sagrado, casi divino. Donde no te atreves ni a respirar para no perjudicarlo. Entiendo que si lo quieren preservar para las futuras generaciones, necesita estas atenciones.

Cuando se contempla el frontal de Manresa, lo encontrarás detrás de un cristal y dentro de una gran caja de madera vieja y carcomida, que cualquier dia al abrir o cerrar les pesadas puertas se romperá el cristal destrozando el frontal, está en un lugar sucio donde cuando llueve queda completamente anegado de agua, con unas cortinas que lo tienen de proteger del sol que se caen a trozos y cuando conectan la iluminación, varios focos atacan directamente la pieza.

Hace poco visitaron el frontal unos especialistas de la Universidad de Florencia, precisamente venian de Girona y no se podian creer que una pieza unica en el mundo de esta categortia estuviera en aquel estado. En cualquier ciudad europea -me decian- le habrian reservado un palacio entero para exhibirlo, explicarlo con las mejores tecnicas audiovisuales, efectuarian talleres, conferencias, merchandising, etc.

Lo comentaba al iniciar el trabajo, Manresa no es Catedral, no tiene obispo, no tiene museo episcopal, no tiene personal, pero lo peor de todo es el desinterés. Solo tiene un gran edificio gótico y un frontal de altar magnífico.
Tapiz de la Creaciónde Girona (izquierda) y Frontal de la Pasión o Florentino de Manresa (derecha, fragmento central).

Anexo: Anclajes en la Seu de Manresa.

Posted in Arquitectura Comparada | Leave a Comment »

Oliba y Ermesenda en Manresa, año 1020

Posted by MedievalJespi en 15/04/2011

La televisión de Cataluña (foto lateral cartel publicitario de TV3) emitió una mini serie llamada “Ermesenda”, dejando de lado falsedades históricas, intrigas amorosas o luchas fratricidas -normales en las series, en el fondo es una novela- la condesa se pasa la vida viajando entre Girona y Barcelona, pero curiosamente el único viaje que hace por Cataluña a lo largo de su dilatada vida es a Manresa en compañía del obispo de Vic Oliba. Los guionistas quisieron intercalar esta “excursión” en la serie porque de un modo u otro deberían intuir que el viaje era trascendental. De la trascendencia histórica de aquella “excursión” irá la presente entrega.

Como fondo documental he cogido en versión castellana a Enrique Florez y Víctor Balaguer, en versión catalana a Eduard Junyent y al manresano Sarret y Arbos, en latín a Pedro de Marca.

España Sagrada Tomo XXVIII, de Enrique Florez: “…[ habla de la vida del abad y obispo Oliba] A la iglesia de Santa Maria de Manresa la hizo un notable beneficio en el año de mil y veinte: porque desde el tiempo del Conde D. Ramón habían destruido los Moros aquella Ciudad, arruinando los Templos, y no dejando salva ninguna Escritura. Este era un grave perjuicio para la Iglesia, porque así perdía sus dotaciones: pero el Obispo ocurrió à los perjuicios: porque pasó à Manresa con la Condesa Ermesenda y con su hijo el Conde Marques Berenguer: y examinando testigos que sabían los bienes y términos con que fue dotada aquella Iglesia por el Obispo D. Jorge y Conde Suniario al tiempo de la Consagración; se hicieron Escrituras autenticas en los Idus de Junio del año 1020...”

Eduard Junyent en su “Diplomatari i escrits literaris del abat Oliba” también nos lo recuerda: “… El hecho de que la motivaba [se refiere a la reunión] fue que, cuando tuvo lugar la invasión sarracena de Abdelmèlic de el año 1003, en tiempos del conde Ramón, la ciudad de Manresa fue asolada, y sus iglesias fueron destruidas de raíz … Manresa debía haber restado muy agobiada y abandonada tras su devastación por los ejércitos de Abdelmèlic. Hasta el 1020 nadie se preocupó de la reconstitución dotal … Generalmente ha sido admitido que Oliba fue el constructor de la iglesia de Manresa…

Joaquim Sarret y Arbos en su obra “Historia de Manresa Volumen I” dice: “… Restaurada la ciudad de Manresa en tiempos del conde Sunyer de Barcelona (930-946) fue consagrada su iglesia mayor por el obispo Jorge de Vic, dotándola el conde de muchas posesiones, según se desprende de la nueva dotación y alrededores de dicha iglesia y de los términos de su Parroquia, hecha por la condesa Ermesinda y Berenguer su hijo, marqués y conde de Barcelona, en los idus (día 15) de julio de 1020 … ”

Cuando murió Petrus de Marca, su secretario Baluze publicó ‘Marca Hispánica” una de las mejores y más destacadas descripciones de Cataluña. Lo cierto es que Petrus se había quedado los manuscritos de los volúmenes 2º y 3º de Jeroni Pujades que no habían sido publicados y la mayor parte de su información sobre Cataluña sale precisamente de la “Crónica Universal de Cataluña” de Pujades. Petrus nos cuenta que pasó entre el año 937 que se consagra la iglesia del obispo Jorge y el año 1000 donde los sarracenos la derriban hasta los cimientos que es el motivo de que Oliba y Ermesenda vayan a Manresa en el año 1020 : “… Anno 937 ecclesiam Minorisensem in honore Sanctae Mariae á Geórgio episcopo Ausonsesi …. annum 993, Sarraceni irruptionem … civitas Minorisae, destructoeque sunt ecclesiae, et á fundamentis evulsoe...”.

En la Wikipedia lo explican igual: “El año 1003 Manresa quedó destruida y sus habitantes hechos prisioneros por tropas sarracenas dirigidas por Abd-al-Malik. La ciudad quedó en ruinas durante años … En el año 1020 Oliba se implicó personalmente en la reconstrucción de Manresa. Junto con los condes de Barcelona y otros nobles, viajó a la ciudad y confirmó por escrito la dotación y el patrimonio de la ciudad … ”

En “Historia de Cataluña y de la Corona de Aragón” de Víctor Balaguer, año 1860, ya lo ve diferente:”…Abdelmelic lanzó contra Cataluña la furia de sus ejércitos [año 1003]. Quiso en efecto continuar el hijo la brillante carrera de su padre [se refiere a Almanzor] pero esta vez tuvo lugar una sangrienta batalla en los campos de Albesa en Urgell (Lerida) … los historiadores árabes dicen que ellos triunfaron, pero nuestros cronistas dan la victoria a los catalanes… asegurando que de allí en adelante casi todas las ciudades de Cataluña ocupadas por los moros, se hicieron tributarias al conde de Barcelona Ramón Borrell…

El primer problema lo tenemos en que la iglesia del obispo Jorge destruida hasta los cimientos según Petrus de Marca y todos los que le han seguido como Eduard Junyent o los de Wikipedia, quien quiera puede ir a verla aún hoy. Por lo tanto a partir de este punto todo queda en entredicho. En cuanto a que se habían perdido las escrituras no lo tengo claro, los originales de las escrituras se guardarían en Vic, en Manresa habrían unas copias, además habrían otras copias posiblemente en Sant Benet de Bages e incluso en el monasterio de Ripoll. En el hipotético caso de que no hubiera ni una sola copia de las escrituras, no tenía ningún sentido organizar un viaje como aquel solo para ver a unas personas para que les explicaran cómo había sido la dotación de la iglesia cien años antes, cualquier rector lo hubiera podido hacer unos cuantos años atrás.

Un obispo puede hacer los viajes que quiera a sus iglesias, ahora y antes. Pero antes los obispos no viajaban solos, tenían su propia guardia personal. Por ejemplo nos explican en “La Ilustración Española y Americana, n º 28 del 15 de Mayo de 1880” que: “…[ habla de cuando escondieron de los sarracenos la imagen de la Virgen de Montserrat, no de cuando se descubrió milagrosamente] fue labrada según piadosa tradición, por el evangelista San Lucas, traída á España por el apóstol San pedro, y escondida (en Mayo del 718) por Eurigonio, capitán de los godos y Pedro, obispo [de Barcelona], para librarla del furor de los infieles…”

La condesa tampoco viajaba sola, también iba a acompañada de su ejercito. La presencia de aquellos ilustres personajes más los nobles, notarios y tanta gente de armas debería trastornar completamente la ciudad de Manresa y no podía ser para menos. Pero antes deberíamos situarnos en el contexto de la época para entender la trascendencia de un viaje como aquel.

El año 972 toma la cátedra de Vic el obispo Fruianus. Durante el año 984 va a Roma donde recibirá instrucciones para asegurar los bienes de la iglesia ante el próximo cambio de milenio. Poco después, en el 987 tiene un problema de intrusión a cargo de un obispo (Guadaldo) de otra metropolitana (iglesia Ausciense de la Gascuña) que se quería quedar la Sede de Vic. Tuvo que intervenir el Papa para poner de acuerdo los metropolitanos de Narbona y la Gascuña. Guadaldo no estuvo de acuerdo e hizo matar al obispo de Vic Fruianus. Se apresuró Vic a poner un nuevo obispo, Arnulfus; le consagró el arzobispo de Narbona y aprovechó el momento para echar al intruso Guadaldo.

El año 993 toma la cátedra de Vic el nuevo obispo Arnulfus que era originario de Narbona. Pronto empezaron sus aventuras, pues quería peregrinar hasta Tierra Santa y obtener esta licencia obligaba a una reunión a nivel arzobispal para buscarle un sustituto. El obispo continuó con sus aventuras caballerescas hasta los años 1009-1010 y a partir de aquí hay dos versiones contradictorias: unos consideran que habría ido a perseguir moros hacia Córdoba donde habría muerto junto con el conde de Barcelona y otros dos obispos (Barcelona y Girona). La segunda versión cuenta que habría muerto un mes antes de la batalla de Córdoba y de enfermedad común, pero como el relato del monje de Ripoll que lo escribió, es muy posterior a los hechos, se debería pensar que por la proximidad de las fechas también habría muerto camino de Córdoba junto con el conde y los otros dos obispos.

Según la primera versión, el vacío condal y episcopal en Barcelona, Vic y Girona, habrían hecho retrasar la elección del nuevo obispo de Vic, según la segunda versión, no habría habido vacío episcopal ya que la muerte de Arnulfus se habría producido un mes antes que la de todos los demás.

Entre tanto se había superado el fatídico umbral del año 1000, y aún en época de Arnulfus habrían habido las razzias árabes contra Manresa y su entorno. Está perfectamente demostrado que las razzias cerca del año 1000 no afectaron ni un solo ciudadano de Manresa (ni muertos ni heridos), los ataques contra la Seo de Manresa se limitaron a quemar algunos damascos o cortinas, también podrían haber lanzado flechas encendidas contra la cubierta, pero los daños debieron ser escasos. No se puede asegurar lo mismo de otros edificios prerrománicos de cerca de Manresa como el Brunet o el Marquet, ambos de pequeñas dimensiones y mucho más vulnerables. La Seo de Manresa del año 1000 la podemos comparar en la forma con Sant Vicenç de Obiols, pero no en las dimensiones ya que por los restos que nos han llegado, casi sería el doble de grande.

Para el año 1010 ya encontramos en la cátedra de Vic al obispo Borrell, persona ilustre y venerable, que en otras palabras quiere decir persona mayor. Murió en el año 1017.

Finalmente es Oliba quien toma la cátedra de Vic el año 1018. Dos años después va a Manresa.

Nos podríamos preguntar que tenía de especial Manresa que los árabes la quisieran demoler hasta los cimientos según diversos autores, aunque hoy día sabemos que no fue del todo así. En 986 fue asediada Barcelona en tiempos del conde Borrell, este pudo escapar de la ciudad condal y junto con la mayoría de varones y otros condes, se desplazaron hasta Manresa donde organizaron la lucha para recuperar Barcelona, durante todo ese tiempo fue la capital condal: enviaron mensajeros al Santo Padre, al rey de Francia, etc. De ahí que en muchos libros de historia consideren Manresa como la Covadonga de los países catalanes y la rabia y ganas de revancha de los árabes contra Manresa.

Víctor Balaguer en “Bellezas de la Historia de Cataluña”, en tono novelesco lo explica así: “...Mensajeros de Borrell corriendo por las montañas iban á llamar en nombre de la patria á la puerta de todos los castillos. El punto de reunión era Manresa, el santo y seña “Venganza”… Fué de tanta importancia este edicto y palabra real, proclamadas al son de las trompetas en Manresa [que los hombres reunidos en Manresa obtuvieron el glorioso sobrenombre de “homens de Paradge”]… He ahí por qué título Manresa, que fué en aquella jornada la nube que se abrió para lanzar de su seno como una hoz de rayos aquel escuadrón de cristianos caballeros, he ahí por qué Manresa puede con justicia apellidarse la Covadonga Catalana...”

Los problemas con los árabes, los ciudadanos de Manresa y cercanías los tenían que controlar muy bien con la experiencia acumulada, pues no olvidemos que hacía trescientos años que convivían y seguro que tenían amigos árabes compañeros de trabajo o de cantina que los avisaban de nuevas incursiones, pero a los pobres manresanos les salió un problema mucho más grave. Hacía años, desde que Fruianus regresó de Roma, que la iglesia iba amenazando a todos con el fin del mundo en el año 1000. La iglesia tuvo tanto trabajo a recoger bienes y donaciones que hacían los ciudadanos a cambio de una silla al lado del Padre, que se inventó en aquel tiempo lo que hoy día conocemos como las bases de datos. El mundo no se acabó y el obispo Arnulfus no tuvo el valor de ir a recaudar los donativos. El siguiente obispo, Borrell tampoco.
 Y llegamos al obispo Oliba joven y con empuje, poco a poco hemos ido intuyendo que fue a hacer a Manresa con la condesa y tanta gente de armas. Libros de historia nos dicen que fue a reconstruir la ciudad. ¿Veinte años después de las razzias? Cuando el obispo Oliba se presentó, los ciudadanos de Manresa, habrían tenido tiempo de construir toda una catedral de pies a cabeza, las murallas y todas las casas derrumbadas o quemadas que hiciera falta. Oliba no reconstruyó absolutamente nada en Manresa, si bien estamos en su milenario y le hacen homenajes por todas partes, incluso el actual obispo de Vic descubrió una lápida en Manresa (foto lateral). Hace unos meses una cadena de televisión que preparaba un reportaje sobre el milenario de Oliba, quiso que les mostrara lo que había reconstruido; llevaban preparada una lista de los espacios donde tenían que filmar, se los mostré todos. Una cosa es la televisión y otra la historia.

La iglesia de Santa María (la Seu) hacía años que volvía a funcionar, la galería porticada que le atribuyen consta de dos partes: una anterior a la época de Oliba y la otra bastante posterior. Puig i Cadafalch en “La Arquitectura románica en Cataluña” reconoce que la actual galería porticada de Manresa es el resultado de una fusión donde los arcos superiores serían del siglo X y la galería inferior de finales del XI. De las actas que salieron de aquel viaje en ningún momento se hace mención de ninguna reconstrucción de iglesias o edificios.

Para saber mas sobre las reconstrucciones de Oliba seguir el enlace

Podemos imaginar a Oliba, la condesa y todo aquel montón de gente dentro del castillo cerca del parque de la Seu rodeados de gente de armas haciendo pasar uno por uno a todos los que habían firmado un documento donde se comprometían a entregar sus pertenencias a la iglesia. Posiblemente mucha gente que pasó por allí, ni siquiera sabía de que le hablaban, pues el documento podía estar firmado por su padre y éste podía hacer años que estaba muerto o ni siquiera saber que había firmado. Seguramente alguien se quiso hacer el fanfarrón y acabó con la cabeza dentro de un capazo. A partir de ese momento todo el mundo cedió sus pertenencias a la iglesia. En el fondo es tal como lo explican los libros de historia pero en otras palabras: “Oliba fue a Manresa a restituir las propiedades de la iglesia“.

Ermesenda favoreció mucho a la “Iglesia” y Manresa por la importancia histórica que había tenido era ejemplar de cara a los ciudadanos de otros lugares que se hacían el despistado a la hora de entregarle sus bienes, porque la excusa de que el mundo no se había terminado, la iglesia ni la contemplaba.

Como dicen otros historiadores, a partir de ese momento “Cataluña se llenó de miles de edificios románicos” o con palabras de otro autor “Un blanco manto de iglesias cubrió el suelo de Cataluña a partir del cambio de milenio”. De joven estaba leyendo la vida de Oliba y le pregunté a una persona que hace años nos dejó: Como era que no hubieran hecho santo a un hombre tan importante como Oliba. Su respuesta la recordaré toda la vida porque me costó entenderla en aquel momento: “La Iglesia hace santos a quien da su sangre por Dios, no a quien vierte la sangre de los demás aunque sea en beneficio de Dios “.

En anexo se presenta una copia en latín del acta de Oliba en Manresa.
Como curiosidades podemos encontrar:

  • Comenta que tanto la ciudad como la iglesia de Santa María de Manresa fueron derribadas hasta los cimientos, tal y como explicaba Pedro de Marca y que sabemos perfectamente que no fue así. Nos podríamos preguntar el motivo de un redactado de esta contundencia cuando mucha gente todavía estaba viva y recordaba perfectamente los hechos.
  • Nos recuerda -parece que mucha gente no lo sabe- que el rey de Cataluña era en ese momento Robert de Francia, Ermesenda servía a Francia, no a Cataluña.
  • Nos habla de que el archivo de Santa María de Manresa también se había perdido. Los archivos se perdían a menudo por un descuido de una vela, la dejadez del personal, las ratas o sencillamente hacían desaparecer documentos siempre que les convenía. Una prueba es que el mismo original de esta acta cincuenta años después ya lo habían estropeado.
  • En ningún lugar habla de reconstruir físicamente ni la ciudad ni la iglesia, lo que quiere decir que todo funcionaba correctamente en ese momento.
  • La copia presentada se denominada “de reparación de original” y viene firmada por Miró, sacerdote de Manresa. En aquel momento el rey de Francia era Felipe.

Anexo: Copia del acta que firmaron en Manresa el obispo Oliba, la condesa y su hijo.

Quoniam, sicut scriptum est, omne quod antiquatur et senescit prope interitum fit, ideo quedam necessario renouata gaudent essenciali uiuificatione, siue que lapsa sunt restauracione, siue que corrupta sunt emendacione. Vnde huismode causa est qua nouella huius scripture manifesta series in se relatam antique dotis testis asserat ueritarem per quam fideles Christi semper possint requirere ac debeant defendere res ecclesie in honore gloriose matris Virginis Marie in Minorisa ciuitate constructe.

Hec igitur cartula iuuencula, quasi filia illi antique compaginata, quasi ueternose matri concors, adhibet solicium, per quod recreata uires habeat, per quas predicta ecclesia contra sacrilegos et inmicos Christi se clara uoce defendat, cuis uocis auctoritas affirmat prefate ecclesia hoc modo et adquisita et adquirienda excomunicationis retinet nodo. Hic uero quamuis non eadem sit scriptura translata, eadem sunt uerba scripture ita relata.

Notum sit omnibus quod facta est persecutio paganorum tempore domini Raymundi comitis et ab eis uastata est ciuitas Minorisa destructeque sunt ecclesie et a fundamentis euulse, ita ut non remanserunt in eis uolumina librorum siue instrumenta cartarum.

Venit autem non post multum temporis domna Ermessendis comitissa cum filio suo Berengario, marchione comite, secum habens domnum Olibanum, pontificem Ausosensem, et requisiuit predia atque possessiones ecclesie Sancte Dei genitricis Marie in prefata ciuitate constructa et cum non inuenerit dotem istius ecclesie quam illi fecerunt domnus Georgius, episcopus et Suniaius, comes, tempore consecrationis, requisiuit antiquos inspectores terminorum, sicut legis docet auctoritas, qui ipsam dotem uestuntam et amissam prefata persecutione cognitam habebant et terminos parrochie Sancte Marie prefata pleniter agnoscebant, sicuti resonabant in iamdicta dote que amplius quam triginta annos habebat postquam edita fuit a suprafato episcopo.

Et fuerent inuenti ueridici testes quorum nomina hec sunt: Gaucefredus, Bonuslilius, Perna, Sidela, Honofredus, Ennego. Hii, scientes terminos ab antiquitate dierum locupletari abundanter, non compulsi necessitate sed idonei in ueritate, narrauerunt de terminis supradicte ecclesie et omnia que fuerunt illi tradita dote uetusta recensentes per ordinem, sicut scriptum est in supra connexa a muribus erosa uel incuria precedente scriptura. Sicut ergo predicti testes narrauerunt, clerici uel canonici fideles predicte ecclesie in ea conscriptserum et post Gerogium episcoporum et Suniarium, comitem, qui tempore conscrationis constituerunt predicta, etiam Ermesendis, comitissa et Berengarios, comes, fiius eius, asseserunt.

Multiplicatus itaque passim terminus uadit ante ipsam turriculam que nunc dicitur de Chinuerga, femina et peruadit ad locum quem uocant Perelionem et sic descendit in flumen Lubricati et peruadit ad uadam de Nauarculis et per oram fluminis predicti suptus ecclesiam Sancti Benedicti, ita tamen ut per loca unde preftum flumen discurrit prescripta ecclesia Sancte Marie sua iura retineat. Deinde uadit terminus ad ipsam Plantam et sic per ipsam Chenosam et sic descendit per ipsum flumen ante Matam Archus, quomodo ipsum flumen descendit ad locum quem dicum Angulum et transit ante ipsum solarium quod fuit Guillermi Blanchi et quomodo ipsum flumen transit ante ipsas Buadas, et sic ascendit per rupen usque ad collem de Terra de Ollariis et sic uadit ascendens in podium super uillam cui nomen est Raffechs et sic descendit in flumen quod uocant Cardasnarium et pertransit et ascendit per ipsum collem qui ducit ad aquam de Corneto et sic ascendit per domun que fuit de Faquil et subrigit se ad summitatem podii de Altaione et sic pretransit per summitatem serre usque ad ipsum collem de Arbocio et sic descendit ad ipsum sallentem riui Corneti et sic ascendit per ipsam uallem de Gallicanta et peruenit ad ipsum collem Bassum et pertingit per summitatem ipsius serre ad ipsum gradum super Vallem Formosam. Deinde uadit sicut aqua uergitur ad ipsam Guardiam super Vallem Formosam et pergit per ipsam artigam Liuigelli et uadit per ipsum Balcol Rubeum et peruenit usque in summitatem de ipso Plano de Fals et uadit ad ipsum Collem Bassum de ipsa Guardia Manresana et descendit per ipsam uallem et peruenit ad ipsam serra de Monte Cunillio et sicut aqua descendit peruenit ad ipsam Portellam et descendit in alueo Cardesner. Deinde uadit per riuum de Vinea Mala usque ad uillam de Rallo. Deinde uadit ad ipsam serram et descendit ad ipsam Cot et uadit per Ulzinellas usque in aluenum Lubricati.

Hos quippe terminos fuisse nouimus in predicta dote prescripta quam iam dictus antistes cum sepedicto comite fecit ecclesie prefate Sancte Marie de Minorisa, per quam in iure illius et dominatione consignauerunt et corroborauerunt omnes decimas et primitias de possessionibus que infra hos terminos sunt et altaria siue ecclesias que similiter infra hos terminos erant, simul cum ipsis decimis de alode comitali et dominico et cerarum medietatem quas soluebant penitentiales que erant de ipsis marchiis usque ad flumen Lubricati.

Et nos ea que dicimus recte et ueraciter testificamus atque iureiurando confirmamus per superannixum iuramentum in Domino. Hec sunt autem nomina ecclesiarum que sunt infra suprascritos terminos que resonabant in dote prefata: Sancta Maria de uilla Maiore et Sanctus Fructuosus et Sanctus Ascisclus et Sanctus Ioannes et alie ecclesie que infra suprascritos terminos erant.

Ego quoque Olibanus episcopus, cum assensu iam dicte domne Ermesendis, comitisse, suique filii domni Berengarii, comitis, consigno atque confirmo omnes res predictas quas testificati sunt testes suprafati ad opus ecclesie Sancte Marie de Minorisa in iure et dominatione illius ut abinceps quiete et libere ibi permaneat. Si quis autem hoc iniuste disrumpere temtauerit sub anathematis uinculo eum alligamus quosque quod iniuste egerit ad iustitiam reducat, et insuper pro sua temeritate libras duas auri componat preafte ecclesie Sancte Marie.

Actum est hoc idibus iulii, anno Domini XX post millesimum et XXV regni Roberti regis.
Laucefredus, sacer et testis. S+Bonusfilius Perna. S+Sidela. S+Ennego. S+Onofredus. Nos testes hoc testimonium dedimus et iure confirmauimus, sicut supra insertum est. Hec est tertia pagina uel scriptura ab illa prima dote conscripta et secunda ab illa que prima facta. Exemplar sacrilegis tentibus quod est rediculum quasi captiua cibus absumta multum perdidit uersiculum. Hinc est quod in extrema parte corrupta quedam seruat indicia nominum Olibani, episcopi Ausonensis et comitisse Ermessindis et Berengarii eus filii, comitis Barchinonensis, qui etiam fuerunt firmatores signis uel subscriptionibus suarum manuum omnium rerum supra adquisitarum et iuste deinceps adquirendandum, ut prefata uel sepedicta ecclesia semper possideat et in suo blandimento subiecta diocesi retineat ut nemo uinculum anathematis soluere audat.

Olibanus, sancte Ausonensis ecclesie episcopus et abbas. Ermesindis, comitissa gratia Dei. Berengarius, gratia Dei comes et marchio, nos simul cum iam dicto pontifice has conditiones et suprafate dotis reparationem roborauimus et testes ad hec firmanda accedere rogauimus. S+Gondebaldus Bisorensis. S+Bernardus, Guifredi filius. Wilelmus, levita, huius rei testis S+Witardus, presbiter, huius rei testis, S+Ermemiro, sacer, huius rei testis, S+Sonnifredus, sacer, huius rei testis, S+Viuanus, sacer huius rei testis. S+Miro Sorisensis, huius rei testis, Guifredus, levita, qui et iudex, qui hunc testimonium fideliter recepi et subscripsi. S+Witardus iudex. S+Poncius cognomento Bonusfilius, clericus et iudex, que hec scripsit et die et anno prefixo. Miro, sacerdos ecclesie Sancte Marie ciuitatis prelibati Minorise, huius pagine scriptor et dotis antique transcriptor .IIII. to idus aprilis, anno Domini ab Incarnatione sunt millesimi .LXXVIII. et est anno .XVII. Philippi regis franchorum, et sub prefato die et anno.

Posted in Historias | Leave a Comment »

Reloj de Torre de la Seu de Manresa

Posted by MedievalJespi en 15/01/2011

160 años de una joya olvidada.

Todas las fotos son de Jaume Espinalt excepto  Salisbury y Westminster y se puede acceder a la galería asociada
Tras el inesperado éxito que ha alcanzado este post y teniendo en cuenta que el reloj cumple este año 160 años de su instalación en el campanario de la Seu de Manresa, he creído oportuno revisarlo para incorporar algunos datos sobre la historia de los relojes que ha tenido la Seu a lo largo de los siglos. Como fondo documental se ha utilizado básicamente el libro “Rellotge de la Ciutat o de La Seu” de Jaume Capdevila i Planes.

La primera referencia de un aparato que de un modo u otro indicaba o tocaba las horas, viene de principios del siglo XV, año 1402, donde consta que se suprimió parte del campanario románico que aún subsistía, (ver trabajo sobre “El pilar, en el Pilar de la Seu “), entonces se hizo un pequeño cubierto para  el “senys de les hores ” que era el nombre que recibían los relojes y una caseta donde vivía el encargado. Este movimiento en lo alto del campanario comportó una serie de modificaciones en el reloj y aún se conservan facturas, importes y nombres de personas que intervinieron, todo ello demuestra que la Seu disponía de reloj desde finales del año 1300.

En la Guía Cicerone de Barcelona de Antonio de Bofarull, escrita en el año 1855 nos dice en relación al reloj de la catedral de Barcelona “… En efecto, en 1393, á espensas del consejo municipal, se fundió la gran campana para el reloj, y en el mismo año se subió a dicha torre, con el nombre vulgar de Seny de les horas, de lo que se deduce que dicho reloj de campanario fué el primero que hubo en España, pues la colocación del de Sevilla, que algunos consideran como primero, y que presenció como cosa maravillosa el rey de Castilla Enrique III, no tuvo lugar hasta tres años después, en 1396: así lo afirma Capmany…” Desconocemos si el reloj de Manresa era mas antiguo que el de Sevilla, la Seu de Manresa siempre ha ido a remolque de la catedral de Barcelona: desde el inicio de la catedral gótica hasta el momento de construir la portalada principal. Como segunda ciudad de Cataluña, cuando en Barcelona había problemas, la Generalitat se trasladaba a Manresa y querían una Seu tan digna como su propia Catedral, es lógico que si Barcelona tenía reloj, también lo tuviera Manresa.

En la segunda década del siglo pasado, haciendo limpieza en unos almacenes de la catedral de Salisbury (Inglaterra) se encontró abandonado un viejo reloj. Lo limpiaron y restauraron y se considera el reloj más antiguo conservado en Europa, data del año 1386. Nos permite tener una idea bastante aproximada de cómo podía ser el primer reloj documentado de Manresa (foto reloj Salisbury, fondo Wikipedia).

En cuanto al reloj de Manresa, a lo largo del siglo XV aparecen facturas de mantenimiento, de compra de cuerdas o el sueldo que se pagaba al encargado.

A lo largo del siglo XVI se van haciendo tareas de mantenimiento, los encargados por ley de vida van cambiando y durante la  celebración del “Día de la Seu” del año 1585 se hace una nueva modificación al reloj de tal manera que también toque las horas en el interior del edificio, cosa que todavía hace actualmente.

A finales de siglo, año 1598, el Ayuntamiento de Manresa decide cambiar el viejo reloj. El reloj era un servicio público más que religioso, por eso pagaba los gastos el Consistorio; con el reloj se podían tocas las horas y cuartos, avisar al Somatén (cuerpo de policía catalán equivalente a la Guardia Civil) avisar de fuego, razzias, bandidos, etc.

Comienza el nuevo siglo preparando el espacio donde se ubicará el nuevo reloj y finalmente en Abril del 1602, se hace la visura para su aprobación. De los años 1603, 1604 y 1609, hay documentadas varias facturas de mantenimiento del nuevo reloj, va pasando el siglo y hacia finales, cuando el reloj ya tiene cerca de cien años, el Ayuntamiento prepara una revisión a fondo y para esto contratan a un maestro relojero “… Anthoni Pons relotger del lloch de Caors de Carci del regne de França…”

En el siglo XVIII se da un paso importante al hacer un agujero en el campanario para hacer salir las agujas del reloj, de esta obra también se conservan facturas y nombres de personas que intervinieron, ya que el reloj también se tuvo que modificar. El mantenimiento de la caseta del encargado, del local del reloj o de las campanas y cuerdas es constante y está bien documentado. A partir de los hechos del 11 de Septiembre de 1714, las facturas o documentos ya empiezan a escribirse en castellano, hasta entonces era todo en catalán o latín aunque el nuevo idioma no lo dominaban demasiado bien “… [dos sogas] que han pesado quarenta y seis libras y seis unsas…”; cartas y documentos no oficiales seguían escribiendose en catalán. Obsérvese el recordatorio de la instalación del reloj un poco mas abajo en este  trabajo.

En el año 1764 le conviene una nueva revisión, se incluye el informe presentado en lengua vernácula ya que la traducción le haría perder gracia : “Nota de lo que nesesita lo relotge. Lo disparador dels quarts se a de fer nou y la roda del bolant tambe dels quarts se a de adobar los plegadors de las cordas dels pesos dels quarts y oras se an de fer nous y lo plegador del moviment se a de adobar y per pujar lo pes del dit moviment com se pujan los altres ab maneta si a de fer un muntan que se coneix y es estat y pujant dit pes a mans com se puja es contingen de escapar y en tal cas sucseyria alguna desgracia als plegadors per estar be y ser de durada si aurian de fer daus de llautó de coure y es nesesari fer una caxa de pots de muntaña que sen auran menester dos carregas i mitja y se a de posar baix a mitja SEU sota lo relotge para que con los pesos sian baxos no se pugan tocar. Dich. Joseph Rosal.”

En 1790 se hace finalmente el agujero en el campanario para el paso de las agujas, mientras duran las obras de adaptación, el Ayuntamiento contrata una persona para que se encargue manualmente de tocar horas y cuartos ya que también se aprovecha el momento para hacer otro mantenimiento a fondo del reloj. No me queda claro si ese reloj tenía una sola aguja o dos, posiblemente sólo tuviera una, la de las horas que también indicaría los cuartos, pero no habría nada que indicara los minutos.

En el año 1806 deciden hacer un nuevo mantenimiento y piden presupuestos pero parece que no se hizo ninguna reparación ya que poco tiempo después si que se tuvo de efectuar una nueva intervención debido a la llamada Guerra del Francés. Poco a poco hemos llegado a mitad del siglo XIX y el Ayuntamiento piensa en volver a cambiar el reloj.

En Marzo de 1851 se toma la decisión de contratar al relojero alemán residente en Barcelona, el Sr. Carlos Werhle, que se compromete a hacerlo por “460 duros” (equivale a 13.82€) se inaugura en Noviembre de 1851. Pocos años más tarde, en 1869 ya recibe la primera gran intervención que costará “43 duros” debido al descuido y abandono con que lo tenían.

Las medidas aproximadas del reloj son: 2.70 m. de largo; 1.70 m. de alto y 1 m. de fondo incluida la bancada de madera. Dispone de tres tambores de madera, cada uno con su mecanismo de activación (manual y eléctrico), cable y peso; uno para el funcionamiento ordinario (en medio) otro para los toques de cuartos (lado derecho) y el último para los toques de horas (lado izquierdo), aunque los dos últimos están subordinados al primero. A la derecha de la fotografía se ve una pequeña mesa donde reposan los engranajes que transmitían el movimiento hacia las agujas al otro lado del campanario a través de unas barras en ángulo de 90 º, que ahora no están.

Los toques se efectúan mediante una rueda con dientes de diferente profundidad – 4 ó 12 para los cuartos o las horas – y además por una cremallera dentada, también de 4 ó 12 dientes respectivamente. El mecanismo de accionamiento es el clásico de péndulo más ancora.

(Foto central de izquierda a derecha: disco horario, selector de cuartos, selector de horas, “minutos”, embrague para ajustar la hora (doble disco); foto derecha de derecha a izquierda: péndulo, guía del péndulo, chasis, ancora y escape, cilindro de engrase)

Para evitar los inconvenientes climatológicos de las torres de campanario (retrasos de los mecanismos por el frío o aceleraciones por el calor), cuando se instaló el reloj de la Catedral, hacía poco que se había inventado un mecanismo que en cada oscilación del péndulo va levantando un contrapeso que al caer vuelve a dar impulso al péndulo (una especie de movimiento continuo, foto superior) un mecanismo semejante al de Manresa, se incorporó al Big Ben de Londres unos años después.

El Parlamento Británico quería un reloj de una precisión inalcanzable, técnicos y astrónomos presionaron para rebajar dicha especificación. Nadie aflojaba y finalmente el Parlamento designó al abogado Edmund Beckett Denison como árbitro. Edmund Beckett (mas tarde Sir Edmund Beckett, el primer barón Grimthorpe), era un hombre difícil. Fue descrito como un : “…hombre celoso pero impopular, acreditado experto en los relojes, las cerraduras, las campanas, los edificios, así como diversas ramas del derecho, Denison fue una de estas personas que son casi imposibles como colegas, están perfectamente convencidas de que saben mas que nadie de todo – como por desgracia acostumbra pasar.”

Denison que a mas de abogado era matemático y relojero aficionado, decidió dedicarse el mismo al problema del reloj. El año 1851 (el año del reloj de Manresa), presento un esbozo que permitía cumplir las especificaciones mas exigentes.  El reloj que diseño Denison fue construido por EJ Dent & Co., el 1854, pero no se pudo instalar en el nuevo campanario hasta el 1859 porque este aun no estaba acabado. Se había incendiado el 1834 y lo volvían a construir.

El siguiente dibujo y foto son del Departamento de Prensa de “The Westminster Clock Bell”

Dibujo del reloj del Big Ben de  Harper’s Bazar; Foto de detalle del reloj.

Volviendo otra vez a Manresa, para la visualización y puesta en hora, dispone de un disco metálico esmaltado donde están indicadas las 12 posiciones horarias, solo tiene una aguja, la de las horas. Obsérvese sobre el disco la pieza en forma de “U” de aquí salía una barra de 1 metro de largo aproximadamente que llegaba a un engranaje cónico situado en la pequeña mesa sobre un puntal que transfería el movimiento en ángulo de 90 º de la barra, a otra barra de unos 5 metros de largo que movía las agujas al otro lado del muro del campanario.

Para el paso de los cables reventaron la bóveda por diferentes puntos sin mucha gracia. Tras varias mejoras: como la incorporación de tres motores eléctricos (uno por tambor) accionados por interruptores basculantes de mercurio (algunos todavía funcionan), que evitaban la fatigosa tarea de tener de “dar cuerda” a mano casi a diario.

El mecanismo de carga eléctrica funcionaba de la siguiente manera:

  • el disco plateado (foto siguiente en primer término) tiene dos pivotes que se pueden graduar, cuando el cable baja el disco gira, hasta que uno de los pivotes hace bascular un diente solidario al interruptor de mercurio que al girar hace contacto y conecta el motor.
  • El disco plateado gira en sentido contrario mientras sube el cable hasta que el segundo pivote vuelve a tocar el diente del interruptor que lo hace bascular y corta la corriente eléctrica.
  • El interruptor de la foto central era un mecanismo de seguridad, impedía que se conectara el motor mientras tocaban cuartos u horas y evitar bloqueos. Se entiende que si tocan las campanas, el cable bajará, esto podría provocar que se activara el mecanismo de hacerlo subir mientras todavía está bajando.

Finalmente este gran reloj fue sustituido por un artefacto que tiene un pequeño motorcillo que hace girar unos engranajes. Todo ello no tiene ni dos palmos de diámetro por uno de profundidad. Detrás del aparato se puede ver la barra que va hacia el fondo del agujero, es la misma que venía del antiguo reloj y que estaba fijada a la “U”. Obsérvese que mediante un juego de engranajes, hace que una sola barra pueda mover las dos agujas del reloj. Las dos agujas se hacen imprescindibles en el momento que aparece el ferrocarril.

El “reloj” actual de la Seu de Manresa
El Plan Director de la Seu, contempla la puesta en valor del reloj histórico como un elemento más situado dentro del itinerario turístico a ofrecer, pero no a corto plazo. En consecuencia no hay prevista ninguna partida presupuestaria para llevar a cabo una restauración integral del reloj, no tanto como para hacerlo funcionar de nuevo, sino como elemento museístico.

El autor del blog durante los trabajos de puesta en valor
Solicité a “Amics de la Seu”, permiso para limpiar y poner en valor el reloj para que se pudiera enseñar y explicar cómo funcionaba. La primera tarea que se hizo, fue vaciar y ordenar la habitación del reloj que en el transcurso de los años se había convertido en una almacén de trastos viejos. Esto nos permitió poder ver las posibilidades que como elemento turístico ofrecía el reloj. La limpieza y ajuste del reloj me llevó cerca de un año de trabajo. Actuaciones que se hicieron al reloj:
  • Se desmontaron muchos elementos para limpiarlos, verificar el grado de desgaste y ajustarlos mejor.
  • Se tuvo especial cuidado con los interruptores de mercurio ya que muchas cápsulas estaban rotas y el mercurio por el suelo.
  • Se restauraron y adaptaron diversos mecanismos de toques de campanas para que sonaran sólo en el interior del habitáculo. Incorporando unas pequeñas “campanas” para demostrar cómo actuaban conjuntamente, a la hora de tocar cuartos o horas, ya que estos cinemáticos antiguamente hacían tocar las campanas en el campanario y en el interior de la iglesia.
  • No se ha pintado ninguna parte metálica del reloj ya que no hablamos de una restauración sino sólo de una limpieza a fondo. Aplicar pintura al reloj significaría falsificar su lectura histórica.
  • Se restauraron los dos trinquetes que bloquean las cremalleras de toques de cuartos y horas ya que tenían los dientes gastadas y podían provocar un accidente. También se cambiaron algunos muelles de otros trinquetes ya que las palas de color azul que se ven en las fotos, frenan por la simple acción del aire la caída de cables y pesos, si los muelles no aguantan con fuerza los trinquetes, se desenrollaría el tambor y el peso caería de golpe sobre la bóveda  del piso inferior.
  • Se protegió con laca el disco esmaltado de las horas para evitar que se puede degradar más.
  • Se modificó un puntal que soporta una de las vigas de acero longitudinales del reloj. (El reloj tiene dos puntales de acero ubicados en el centro de las vigas para aguantar y transferir su peso a la bancada de madera y esta poderlo repartir por encima del piso de madera envigado. Estos puntales actúan en su tercio superior a doble palanca, controlando al mismo tiempo la flexión de la viga y trabando la bancada. Cuando procedieron a efectuar la instalación eléctrica, los nuevos engranajes reductores del motor estorbaban a uno de los puntales, los técnicos no supieron encontrar o no quisieron buscar, una solución para el puntal y lo fijaron solo con un simple tornillo para que visualmente se viera en su lugar, era un simple adorno, no actuaba en absoluto, lo podías mover con las manos. Con lo cual si bien la viga del reloj no parece que haya sufrido mucho – a pesar de los kg. de hierro incorporados con los nuevos motores y juegos reductores – la bancada se ha curvado. Esta es la única actuación de ingeniería que se ha hecho al reloj.)
  • Se pusieron cables nuevos que dan unas 5 ó 6 horas de funcionamiento ya que la longitud de los cables estaba limitada por la profundidad de la actual espacio disponible.
  • Se mantuvieron los tres motores y todos los engranajes relacionados con la carga eléctrica de los tambores para explicar cómo funcionaban pero se eliminó todo el circuito eléctrico.


Mecanismo independiente para los toques de cuartos y horas de las campanas.



Fotos del campanario de Manresa

Direcciones relacionadas: http://campaners.com/

Posted in Ingenieria | 1 Comment »

Berenguer y el Pont Nou de Manresa

Posted by MedievalJespi en 01/12/2010

(Si no se indica la fuente, todas las fotografías y planos son de Jaume Espinalt)

El presente trabajo inicia una serie de entregas que denomino “Arquitectura Comparada”, en este caso tiene por objeto poner en relación la obra civil y religiosa del arquitecto Berenguer de Montagut. En otras entregas se compararán dos iglesias o catedrales que aparentemente no tienen nada en común, se podrán ver trucos arquitectónicos, cómo y por qué lo construían, etc.

Disponiendo en Manresa de dos obras perfectamente identificadas como son el Pont Nou (puente medieval que cruza el río Cardener, se encuentra a poniente de la ciudad) y la Seu (Colegiata Basílica de Santa Maria), parece extraño que hasta ahora y a lo largo de los siglos de historia que ya tienen estas dos construcciones, nadie ha intentado relacionarlas, al menos que yo sepa.

¿Berenguer de Montagut en la fotografía? Muchos arquitectos tenían un punto de coquetería y se inmortalizaban en un lugar u otro de sus edificios, en este caso la efigie está situada en la columna donde se encuentra la primera piedra de la Seo.

Berenguer de Montagut ya nos dio muestras que no dejaba nada al azar en el trabajo dedicado a la desviación del ábside de Manresa (El pilar, al Pilar de la Seu) y como lo había planificado todo para facilitar el trabajo a sus continuadores. En este nuevo trabajo, volvemos a ver como sigue dejando más pistas para acabar la Seu. Desgraciadamente la Seu se acabará y se mantendrá posiblemente, no como él imaginó.

Este no es un trabajo sobre la Seu, es un trabajo sobre un puente. Pero resulta que hizo del puente una maqueta a tamaño real para aplicarlo en su momento en la Seu.

Quien haya visto la iglesia del Pi en Barcelona, recordará que a la entrada del templo, encima de él hay un gran balcón. Es el Coro. El primer gótico lo requería.

La Seo de Manresa la acabaron como buenamente pudieron. Cuando Berenguer diseñó su edificio sabía que no lo vería terminado, por lo tanto necesitaba dejar pistas a sus continuadores, su intención era construir en Manresa un coro como el del Pi.

Teniendo la suerte de disponer en Manresa de un puente de Berenguer perfectamente identificado, parecía una tarea fácil hacer un trabajo de campo. No fue exactamente así. Es una lástima el estado de abandono del puente y su entorno, a pesar de estar construido como es lógico en una zona inundable, el Ayuntamiento debería tener más cuidado. El trabajo se complicó mucho porque se hacía difícil caminar por allí por la cantidad de zarzas y bolsas de basura que han tirado. La misma fabrica del puente está en un estado deplorable de conservación, grietas que van de un extremo al otro de un arco, sillares que han caído, etc.

Este puente autorizó su construcción el rey Jaime II, pero se empezó a construir en el año 1322 (según explica el historiador Sarret y Arbos). En cuanto a las medidas que hemos podido tomar, hay un arco espectacular de cerca de 21 metros de luz equivalente a 7.50 CD (Cana Destre, era la medida utilizada por Berenguer, el “metro” de su época); 1 CD más que la luz de la nave de la Seo de Manresa y una flecha de 3 CD (tomada la medida desde la línea de imposta). Dispone actualmente de 7 rompe aguas (elementos triangulares que hacen 1 CD de lado), hay estudios que han intentado averiguar que se ha perdido en remodelaciones urbanísticas a lo largo de los siglos. Encontramos arcos con una luz de 2.50 CD, 3.50 CD, 4.50 CD, 7.50 CD, etc. pilares de 15 palmos de CD de espesor, de 25 palmos, etc. La anchura de los pilares es más constante y no varía mucho del 1.50 CD. La plataforma tiene una parte plana que el arquitecto con buen criterio, hace corresponder con la arcada más ancha y el resto de la plataforma tiene una ligera inclinación hacia poniente.

Los puentes de aquella época, anteriores y posteriores, los construían todos completamente perpendiculares al curso del río. Quiere decir que podían llegar a tener un ángulo de entrada o salida de 90 º en relación a la calzada como es el caso de Manresa. El problema era tanto el escorzo del puente (soportes paralelos al curso del río y plataforma en diagonal) como las entregas en los márgenes. No sabían que podía pasar con los empujes si construían en una misma  arcada, arcos de diferente diámetro (mayor o menor). El problema no se llegó a resolver hasta la llegada del ferrocarril, ya que la orientación de los puentes estaba condicionada por la trayectoria de las vías.

Y volviendo al puente de Manresa, veamos como Berenguer da pistas a sus seguidores para construir el “coro de los canónigos” en la Seo de Manresa.

Diseña el puente con:

  • Plataforma de circulación plana.
  • Doble rosca, es el único arco del puente con esta característica (doble hilada de dovelas). La doble rosca da elasticidad y flexibilidad al arco, la luz también lo requiere.
  • Luz, 1 CD más ancha que la máxima luz de la bóveda manresana. Coeficiente de seguridad implícito al aumentar la luz del arco (si por el puente pasan carros, animales y gente, seguro que aguanta el peso de los canónigos).
  • Construye un arco plano o de cripta (tenía que demostrar que cabía entre los capiteles y la portalada principal).

Diseña el edificio con:

  • Calcula las columnas que deben soportarlo (las podemos encontrar desubicadas aguantando la torre del campanario)
  • La puerta de San Antonio muestra como se puede organizar la entrega del balcón (vuelo con salmeres y ménsula).
  • Lienzo de muro transversal como elemento separador de capillas y equilibrador de empujes, solución que también habría aplicado en el muro de poniente (rigidización del muro, ver plano de planta)
  • Debemos tener presente que si la luz de la nave de la Catedral era la más ancha que nunca se había construido, la luz del puente aún lo era más. No había ningún tipo de experiencia trabajando con estas luces por parte de los arquitectos.

Berenguer sabía perfectamente que no podía repetir el modelo de arco del puente debido a que necesitaba cuatro puntos de apoyo, (en el puente tenía toda su anchura para recoger el empuje) pero tenía otras soluciones. Por ejemplo:

  • Construir dos arcos diafragmáticos respetando luz y entregas y construir sobre ella una plataforma ligera hecha de vigas de madera, un entarimado y barandilla de piedra. (solución sencilla y económica)
  • Intersectar dos cañones ojivales planos sustentados por nervios y clave recogiendo los empujes en las cuatro ménsulas (solución elegante pero más cara).

Cualquiera de estas soluciones le permitía la circulación por todos los lados. El coro habría ocupado el ámbito de la nave central y habría continuado por encima de las capillas laterales como lo podemos ver en la iglesia del Pi. La diferencia entre el Pi y Manresa es que en Barcelona las capillas están independizadas por un muro que las separa y en cambio en Manresa está perforado el espacio entre las capillas, esto quiere decir que el antepecho del coro central debería continuar por las capillas laterales. Se respetaría la altura de la puerta principal de acceso al templo nunca terminada en su altura original que según Vitruvio: “… se fijará que la altura de la puerta de los templos sea equivalente a la altura del edificio dividido por 3,50 “. Huelga decir que lo cumple. Vamos a verlo:

Altura de la nave + espesor de la bóveda + antepecho (barandilla) 10.5 CD ; 10.5 / 3.5 = 3 CD (8.40 m.)

Hagamos un salto en el tiempo y vayamos hasta Justiniano, que mandó edificar la catedral de Santa Sofía a dos arquitectos griegos: Antemio de Tralles e Isidoro de Mileto, la inauguraron en Navidad del 537. La iglesia se inscribía en un rectángulo de 77 x 71.70 m., disponía de tres naves separadas por columnas, tribunas sobre las naves lateral y un ábside saliente al extremo de la nave central bastante más ancha que las laterales, lo que permitía abrir una gran cúpula de 31 m. de diámetro y una altura total de 54 m. Las exigencias para aguantar esa inmensa masa dirigieron toda la arquitectura del monumento y hay que reconocer que la solución empleada fue muy inteligente. Bastante años antes, (120 años DC) el emperador Adriano hizo construir en Roma su famoso Panteón. Consta de un tambor cilíndrico de unos 44 metros de diámetro y sobre él descansa una semi esfera perfecta de 22 metros tanto de radio como de altura, los muros tienen cerca de 6 metros de espesor.

El comportamiento estructural de las cúpulas es muy parecido al de los arcos de medio punto o de las naves románicas, una arcada de un puente no deja de ser una nave “románica” corta, la línea de empujes debe estar contenida siempre dentro del propio arco (el gótico no se comporta igual) la principal diferencia es que un arco de medio punto necesita un espesor mínimo del 10% de la luz (coeficiente geométrico de seguridad igual a 0), en cambio en una cúpula el espesor mínimo está sobre el 5% y la idea que tuvieron los arquitectos griegos de santa Sofía es que detectaron que si construían una cúpula más baja, de 140 º aun podían rebajar más el grueso de la cúpula y en consecuencia no habría tanto empuje para contrarrestar. Con una apertura de 180 º (Panteón romano) el diámetro de la semi esfera es idéntico que la luz del tambor que debe cubrir, si disminuimos el número de grados hasta 140 y mantenemos la luz del tambor, el diámetro que obtendremos será mucho más mayor que la luz del tambor. Berenguer de alguna manera debería conocer estos dos casos y entendió que si podía rebajar ligeramente los 140 º de Santa Sofía, aun tendría menos empuje que contrarrestar por parte de las columnas.


Las tres miniaturas nos permiten entender este párrafo un poco confuso y vemos como a medida que los arquitectos son conscientes del problema alcanzan nuevos retos con menor espesor y menor empuje. La medida de Manresa está tomada a nivel de la línea de impostas, no del suelo.

Volviendo a donde estábamos, en La Seu de Manresa al igual que la iglesia del Pi de Barcelona, también quedarían perfectamente delimitados los ámbitos reservados al bautismo y a la eucaristía. El acceso al coro se haría por unas escaleras laterales integradas en los contrafuertes (como las tienen en Santa María del Mar) que dan a las capillas una forma poligonal particular cuando lo comparamos con las demás capillas.


En el fotomontaje de la izquierda podemos ver el resultado de integrar a la misma escala el arco del Pont Nou en la nave de la Seo de Manresa (recordemos que el arco del puente es más ancho que la luz de la nave). La puerta central en rojo, mantiene las dimensiones previstas en origen. El dibujo de la derecha es una manipulación de un plano de Torres Argulloll. La Seu no tiene construidos – ni estaban previstos en origen – la construcción del último tramo de arcos botareles, esto era debido a que pensaban construir dos torres en la penúltima tramada que habrían ayudado a neutralizar el empuje del coro y los últimos arbotantes habrían creado un impacto visual negativo. Estas torres incorporaban un paso a cubiertas, en el lado Norte todo ello es perfectamente visible. La construcción del último tramo de arbotantes no tenía sentido y se comprende cuando se mira la solución posiblemente prevista para la fachada principal. Torres Argullol preveía dos grandes ventanas en los laterales de la fachada principal, pienso que en origen deberían haber previsto dos portaladas copiadas del portal de San Antonio tal como se ven dibujadas en el siguiente plano con los correspondientes rosetones, los ventanales no cabrían con el coro a media altura. El Pi también tiene 3 portaladas en la fachada principal, pero poca gente las ha visto nunca, rosetones laterales en vez de ventanales y también debía tener dos torres en la última tramada de la nave (nunca construidas), como las tiene el Mar.

El plano nos muestra el resultado final de Santa María de Manresa con el coro de los canónigos y la distribución final de la nave con los ambientes separados para la Eucaristía y el Bautismo.
 Posiblemente el plano llame mucho la atención a quien haya visto otros planos de la Seu manresana, vamos a ver qué diferencias hay y porque: (Nota: el plano corresponde a un ejercicio de arquitectura ficción, sólo se utilizan medidas y convenciones medievales y nos tiene que dar una idea muy aproximada de cómo Berenguer había previsto la construcción de la Seo de Manresa)

En primer lugar se ha aplicado la excepcional desviación al ábside para armonizar anchos de naves laterales (ver resumen en Regió 7, Agosto 2009 o enlace al trabajo).

No hay el campanario ni las columnas dimensionadas entrando a mano derecha. Berenguer no tenía ningún interés en el campanario.

Las columnas de la nave central tienen una extraña disposición y nos muestran una forma curvada, de arco. Es el efecto de aplicar principios escolásticos (intento de conciliar fe y razón). La forma redondeada de la nave central, que realmente existe, a pesar de que nadie lo dibuje, se puede apreciar desde la cúspide del campanario cuando se mira el antepecho de la azotea superior. Por supuesto no es exclusivo de Manresa.

Las columnas más dimensionadas del campanario actual las encontramos al final de la nave para sustentar el coro de los canónigos.

Podemos apreciar las embocaduras de las escaleras de caracol para subir al coro (solución empleada en El Mar) en las penúltimas capillas. Se han situado en este lado para no estorbar ni restar importancia a las capillas de la entrada.

Estas escalas habrían llegado hasta la cubierta superior en forma de torres como lo tienen otras iglesias, en este caso estarían situadas en la penúltima tramada, no a la última como es en El Mar o en El Pi, se comunicarían con la azotea superior a través de unos puentecitos como la torre del ábside denominada de San Pedro.

Tres portales en la fachada principal. Era una necesidad. Incluso Gaudí hizo modificar el proyecto de Soler March durante la construcción del baptisterio neogótico para tener un acceso directo desde el atrio (hoy tapiado). Los no bautizados no podían entrar en la iglesia por la puerta principal, ni que fuera para irse a bautizar.

El espacio comprendido entre la portalada principal y los grandes contrafuertes exteriores que equilibran el empuje longitudinal de la nave, tenían la función de nártex.

El Baptisterio sería la capilla que vemos en la parte inferior izquierda del plano (lado Norte) y la capilla de la Eucaristía sería la capilla que vemos en la parte inferior derecha del plano (lado Sur)

En lugar de los últimos ventanales, encontraríamos dos rosetones (como lo tienen el Pi) uno para iluminar el coro y el otro para iluminar la capilla, ya que un ventanal entero quedaría partido por el balcón del coro en las capillas laterales como se ha comentado antes. Obsérvese que los dos últimos ámbitos quedan delimitados por unos contrafuertes interiores o separadores de capillas tal como lo tienen todas las demás capillas del edificio. Estos contrafuertes interiores tendrían la función de rigidizar el inmenso muro de poniente y sustentar las entregas del coro del canónigos.

A continuación se muestran diferentes vistas del Pont Nou de Berenguer.

(Vista general del Puente y de la arcada que estudiamos, comparese la diferencia de luces con la adyacente)

Posted in Arquitectura Comparada | Leave a Comment »

La Seu de Manresa reencuentra el Prerománico

Posted by MedievalJespi en 30/07/2010

Para saber más:La construcción anterior al gótico

PRESENTACIÓN.

El periódico Regió 7 de Manresa, edición del Sábado 24 de Julio de 2010, publicó un trabajo periodístico bajo el mismo título y firmado por Salvador Redó, basado en un trabajo mío de investigación. En esta entrega se presenta todo el trabajo con fotos y planos.

Las primeras fotografías y estudios sobre estos trabajos ya vienen de la primera mitad de los años 80, el sacristán de la Seo de Manresa, Josep Pérez lo tenía muy claro, pero yo no tenía los conocimientos necesarios como para hacer un trabajo que honores al sacristán y lo que él pensaba, ya que muchas veces las opiniones del sr. Pérez eran poco creíbles por el apasionamiento con que las defendía y además, no tuvimos ninguna posibilidad de explicar lo que intuíamos, de manera que alguien con suficiente formación, pudiera continuar la investigación.

El trabajo consta de dos partes:

En primer lugar se presenta el descubrimiento – inédita hasta ahora – de la iglesia que el obispo Jorge bendijo a principios del siglo X y que nadie había sabido interpretar.

En segundo lugar se presenta un trabajo experimental basado en la galería o porche de la Seu de Manresa. Siempre se ha explicado que la galería es románica (siglos XI, XII y hasta del XIII). El trabajo no tiene la pretensión de desmentirlo, pero quiere demostrar que aplicando técnicas de construcción alto medievales, podría tener una antigüedad arquitectónica que visualmente no aparenta.

Como miembro del equipo técnico de la Seu de Manresa, el trabajo ha sido entregado para su revisión al Director de obras, Arquitecto Sr. F.X. Asarta y me ha recordado en referencia a la galería, que pese a los resultados obtenidos en este estudio, no hay evidencia histórica o documental que avale la existencia de un claustro o galería anterior a la románica. Siempre he sido consciente de este hecho, pero.

La arqueología arquitectónica siempre ha ido a remolque de la historia, es decir, si no hay evidencia histórica o documentada no puede haber habido arquitectura. En los años 90 del pasado siglo, un grupo de arquitectos y arqueólogos italianos, se posicionó en contra de esta teoría y defendieron que se podía construir la historia a partir de la arquitectura, es decir: si hay arquitectura, ha habido historia.

La Seo manresana del obispo Jordi

Si no se indica la fuente, todas las fotos y planos son de Jaume Espinalt

Ni mucho menos pretendo explicar que era Manresa antes del siglo X, pero necesitamos establecer un marco de trabajo y nos hemos basar en escritos de Jerónimo Pujades, Padre Risco, Padre Florez o Villanueva entre otros. Tampoco se trata de reiniciar estériles debates sobre si Manresa había sido o no obispado independiente antes de la fusión con Vic, pero cronológicamente llegamos casi hasta el umbral de la constitución del obispado de Vic y se que cualquier escrito en este sentido puede ser mal interpretado y herir susceptibilidades; no es esta mi intención.

According to Catholic tradition, the statue of the Black Virgin of Montserrat was carved by St. Luke around 50 AD and brought to Spain. It was later hidden from the Moors in a cave, where it was rediscovered in 880 AD. The Bishop of Manresa, present at the discovery, suggested that it be moved to Manresa, but the small statue was discovered to be so heavy it could not be lifted. Thus the Virgin had indicated her will to stay on Montserrat to be venerated there”.

Este texto explica a los europeos como se descubrió Montserrat; ocho años después se concedería el obispado de Vic. Hay constancia de que el obispo Jorge en la primera mitad del siglo X (año 936 a 937?), bendice un nuevo templo en Manresa. No hay suficientes evidencias para determinar las dimensiones ni el comienzo de las obras, pero si que nos podemos hacer una idea.

El rey Otón de Francia había concedido el año 888 el obispado ausetano – manresano al obispo Gotmar a instancias del Conde Guifré y del arzobispo Teodard de Narbona, que según “La Ilustración Española y Americana” de Madrid, Mayo de 1880, Gotmar era el obispo de Manresa que había sido llamado al descubrimiento de Montserrat en el año 880. En el año 906 el obispo Idalcari (sucesor de Gotmar), asiste a un Concilio en Barcelona y reconoce que en Vic se generan tan pocas rentas que ve en peligro la continuidad de la sede episcopal en ese lugar, posiblemente el gobierno manresano, con una cierta ingenuidad, ve la posibilidad de que el obispado se reinstale en Manresa y se ofrece a construir una nueva catedral, (la que bendeciría unos años después el obispo Jorge), personalmente el comentario de Idalcari lo veo como una estrategia para no tener de pagar el canon de una libra de plata anual a Narbona, como efectivamente ocurrió al poco tiempo. Años después el obispo Jorge (sucesor de Idalcari), que ya había salido de la canonjía de Vic, cierra toda esperanza a los manresanos.

Capitel Visigótico de Manresa

A partir de estos antecedentes y considerando que el capitel de la fotografía corresponda al marco absidal de este templo, debido a su tipología y dimensiones, se cree que el edificio se debería haber empezado realmente bastante años antes de su bendición y que por las grandes dimensiones del templo, las penurias económicas y el hecho de que el obispado se quedase definitivamente en Vic, su construcción se habría dilatado mucho en el tiempo.

Seguramente es el único elemento arquitectónico que existe y que podemos relacionar indirectamente con el descubrimiento de Montserrat. No nos podemos equivocar si afirmamos que más de un clérigo de los que fueron a Montserrat acompañando al obispo, aun pudieron celebrar misa en el presbiterio que lucía este capitel. Hasta ahora todo el mundo había considerado que no quedaba nada más de aquel templo, es decir no habíamos sabido ver vestigios más antiguos entre las partes visibles de la siguiente iglesia románica que construyeron.

La fotografía siguiente nos muestra parte del cimborio románico i del arco del transepto.
Transepto Prerrománico Seo de Manresa
El transepto románico de Manresa presenta una particularidad arquitectónica que lo podría situar más allá de lo que entendemos por románico. La fotografía superior muestra en diferentes colores, las aparentes etapas constructivas:

1 /. remarcado en amarillo se puede ver el pie del cimborio, el estribo y una serie de sillares que se relacionan con la iglesia que llamamos románica,

2 /. en color verde podemos ver el arco del transepto y en la parte superior e incluso a los lados, una serie de sillares que no tienen continuidad con los del lado (color amarillo) ni se entregan de manera coherente.

3 /. en medio de la circunferencia roja están los sillares posiblemente góticos.

4 /. el arco del transepto está desplazado cerca de 1.5 metros hacia levante (lado izquierdo), es decir no esta centrado con el cimborio románico ni con el ventanal de derrame (no visibles en la fotografía).

La siguiente fotografía con un ángulo bastante forzado, es tal como se ve normalmente la arcada del transepto.

Transepto Prerrománico Seo de Manresa¿Que hacen los albañiles?

Al arco original le recortaron las dovelas en ángulos de 90 º para poderlo tapar mejor en el momento de construir el edificio gótico y esto ha despistado mucha gente, principalmente por la forma que toman los salmeres en el arranque, justo encima del “capitel” que lo convierte por simple efecto visual en “arco románico”.

Transepto Prerrománico Seo de ManresaObsérvese en la fotografía pequeña ampliada como la dovela que apunta la flecha (en el medio del círculo) quiere continuar la forma natural del arco de herradura, abajo están los salmeres y el cimacio con un recorte perpendicular.  El cimacio es el sillar de grandes dimensiones que hay justo encima del capitel, perfectamente entregado en el muro (tres veces mayor que el salmer). La misión de este elemento arquitectónico es la de “aguantar” el arco en el supuesto de que se tuviera que cambiar para tareas de mantenimiento o por cambios de moda, el capitel o la columna. Normalmente estaban muy trabajados, debemos tener en cuenta que este aún está recortado.

Aparentemente no debería quedar claro si el recorte de los salmeres es de época “románica” o más tardía, pues en Sant Vicenç de Obiols y en Sant Quirze de Pedret también fueron recortados porque el estilo había pasado de moda. Pero la solución la tenemos cuando miramos el mismo arco por dentro la Catedral, al construir la iglesia románica doblaron el grosor del muro de la prerrománica para poder cubrirlo con bóveda de piedra. Entonces determinaron aprovechar el arco original y continuaron el nuevo arco con varios salmeres hasta llegar al nivel del cimacio exterior, con lo cual tenemos un arco exterior manipulado y con su tipología de sillares y un arco interior románico y adaptado a la forma que le imponía el exterior.

Otro punto a tener en cuenta: Si tomamos por modelo la iglesia románica de Santa Maria de l’Estany que es comparada muchas veces con la de Manresa, tiene el transepto perfectamente centrado en el cimborio. Podemos entender un ahorro económico importante en el hecho de aprovechar una construcción anterior en el momento de construir la iglesia románica aunque el resultado no fuera estéticamente correcto e incluso, desproporcionado cuando lo comparamos con las dimensiones del cimborio. Las excavaciones realizadas hace unos años para delimitar el perímetro de la absidiola, ya demostraron la falta de profundidad dirección poniente. Este aprovechamiento y ahorro del prerrománico al románico, que no lo consideramos el único, lo reencontramos cuando la iglesia gótica aprovecha todo el muro románico para las capillas del lado Norte.

De este arco nos debería llamar la atención lo siguiente:

– El centro de la circunferencia, no se corresponde con el arranque del arco, ya que ésta se situada a 1/3 del radio (módulo R/3) y en el siglo XII que es cuando se sitúa la construcción del edificio románico de Manresa, este estilo constructivo estaba completamente desfasado.

– Este arco, por el hecho de ser de herradura, lo podríamos relacionar con la absidiola de un edificio como Sant Vicenç de Obiols.

– Podemos ver perfectamente los salmeres (con sus lechos paralelos al suelo) sobre el “capitel” que llegan hasta la línea diametral del círculo. Impensable en el románico.

– Podemos ver un cimacio recortado.

– A partir de la cuarta dovela, los lechos ya están enfocados al centro.

– El radio es de 3 VA, una medida perfectamente coherente para aquella época y que también podemos relacionar con el radio de los arcos de la galería, en este caso 3 palmos de VA.

– El “capitel”, llevado a otra escala es idéntico que los ábacos de la galería porticada, salvo que no lo han recortado.

– Tanto el transepto como la galería coinciden en el uso de un mismo módulo de construcción 1/3 de R/3. (Lo veremos seguidamente)

– Podemos comprobar que hay poca uniformidad en el trasdós y en las dimensiones de las dovelas.
Detalle Sant Vicenç d'Obiols

El plano de la iglesia de Obiols, (según Camil Pallas) nos explica cómo podía ser la iglesia de Manresa. Pero Obiols tiene “trampa”. La foto lateral muestra y compara a diferente escala como podía ser la absidiola de Manresa, todo el mundo la clasifica como prerrománica principalmente por los arcos de herradura y los conjuntos de capiteles, columnas, etc. No he leído en ninguna parte y nadie ha sido capaz de explicarme porque los dos conjuntos de arco de herradura, capiteles y columnas, son un adorno posterior, un tapajuntas que no tiene ningún tipo de vínculo con las absidiolas y además están, obviamente, desplazados a un lado. He comentado el tema a la Diputación de Barcelona que son los responsables y tampoco me han sabido dar razón. (En rojo la bóveda de la absidiola y en azul el arco)

Dejando de lado incógnitas ajenas, nos encontramos ante la absidiola Norte de la iglesia del obispo Jorge. Nos quedan muchas dudas sobre esta iglesia. El mismo muro norte de la iglesia gótica se entrega a continuación del muro románico de la iglesia del siglo XII, esta evidencia se puede observar en el subsuelo del claustro.  Pero el muro románico que podemos ver en este lugar, está construido con sillares muy dimensionados, muy bien escuadrados y con una hilada de sillares verticales en medio de dos hileras más estrechas de horizontales que no sabemos si podemos relacionar con la construcción románica pero si que lo podemos hacer con la iglesia de Sant Jaume d’Olzinelles, que según Xavier Sitjes corresponde a una de las tipologías clásicas de muro prerrománico.

(Izquierda Sant Jaume d’Olzinelles; derecha Seu de Manresa)
¿A qué edificio pertenecen entonces? Si este basamento correspondiera a la iglesia prerrománica, querría decir que tendría la misma longitud que la románica. Y se cumpliría la teoría apuntada por otros autores, que habría sido un edificio de grandes dimensiones.

La galería “románica” de la Seo de Manresa

Si no se indica la fuente, todas las fotos y planos son de Jaume Espinalt

Este trabajo pretende iniciar un debate, no una polémica. Está pensado para gente que quiera ver la arqueología a través de la arquitectura. No quiero entrar en modo alguno en conceptos históricos, sólo arquitectónicos y métricos. No me convence la clasificación visual que relaciona: arcos de herradura = prerrománico o medio punto = románico. Muchas veces las apariencias engañan.

Galería de la Seu de Manresa y Porta Ferrada de Sant Feliu de Guíxols (web oficial)

La siguiente fotografía nos muestra una vista frontal de la galería manresana entre dos juegos de columnas.

La fotografía de la derecha ha sido descargada de la web oficial de Sant Quirze de Pedret.

Aparentemente tenemos dos arcos (Manresa y Pedret) construidos en dos estilos arquitectónicos clasificados como: “románico” y “prerrománico”.

Al medir la galería de Manresa utilizando herramientas medievales, podemos comprobar que:

– Fuste (altura), hace 4 palmos del “metro” de la época (VA 5 partes)

– Diámetro del fuste, 1 palmo

– Capitel (lado), 1 y 1/2 palmos cuadrado

– Capitel (altura), 1 y 1/2 palmos

– Ábaco (común), 4/5 de palmo de altura

– Pies (base +2 tóricos), 1 y 1/5 palmos de altura

– Sumatorio de los elementos = 1 y 1/2 “metros” (espesores de mortero aparte)

– Radio (arco), 3 palmos (VA 4 partes); Luz = 1 y 1/2 VA ó 6 partes

– Altura total del arco hasta el pretil o asiento = medida indefinida

– Ancho superior del ábaco = medida indefinida

Es decir ningún problema hasta el momento de determinar algo tan elemental como la altura de los arcos o la anchura de los ábacos. (nota: los albañiles utilizaban las VA de 4 partes y los escultores VA de 5 partes, más precisión)

La arquitectura “de antes del románico” como le gustaba decir al Dr. Junyent, tenía la costumbre de construir los arcos en forma de herradura (personalmente la expresión antes del románico no me dice gran cosa, pues las pirámides de Egipto también lo son). Las incursiones árabes hicieron pasar de moda este tipo de arco, porque les llevaba malos recuerdos y volvieron al clásico romano pero con menos recursos.

¿Que hacen los albañiles entonces?

– El ábaco (parte trapezoidal y parte rectangular) lo recortan por los dos lados marcando un perfil longitudinal y lo dejan en una medida de unos 30 cm. actuales (¿1 pie?), anchura suficiente para ajustar directamente las primeras dovelas de los arranques. Si proyectamos el ángulo frontal sobre los dos laterales – como es habitual – nos da una anchura de ábaco de 2 ½ palmos de VA, es decir ½ “metro”, una medida perfectamente coherente. Recordemos que esta es una de las medidas indefinidas que teníamos. Se puede apreciar dos tipos de trabajo de los canteros en el ábaco (frontal y lateral)

– prescinden de los salmeres (hiladas con los lechos paralelos al suelo) de los arcos que marcan el retorno característico del intradós de los arcos de herradura rebajando en consecuencia la altura del arco.

– Sustituyen los salmeres por unas dovelas más altas y cortas, las demás dovelas del arco son mucho más largas y no tan altas, incluso el color de la piedra es diferente; estas dovelas aún las retocan, las entregan a los ábacos como buenamente pueden y en consecuencia pierden la forma radial al tener que abrir más el arco (véase siguiente foto). Con estas operaciones se pierde el control de la altura real de los arcos, se descontextualiza la galería y ellos están contentos porque no ven arcos de herradura.

Compárese un arranque clásico románico (una sola dovela con doble lecho) con el arranque de la galería: dos dovelas independientes retocadas tanto por el trasdós como el intradós, para ajustarlas al ábaco. (Observese color y textura de las dovelas) No entro en el tema de las clásicas molduras románicas porque se podría argumentar falta de presupuesto.

En la primera fila se muestran tres maneras de construir el arco de herradura: tomando 1/3, 2/3 y 2/5 partes del radio. El fotomontaje central, muestra la Porta Ferrada de Sant Feliu de Guixols, una parte de la galería de San Miguel de la Escalada en León (web Geocities) y en la parte inferior, un trabajo arquitectónico de la galería de Manresa, aunque la luz de la Puerta de Sant Feliu no es comparable con la luz de la galería manresana, nos sirve más que la galería leonesa, ya que ésta es mozárabe y el módulo de cálculo es diferente (2 partes del módulo R/3), es una arco muy peraltado  comparado con Manresa o Sant Feliu.

Los ábacos de la Puerta están construidos bajo una línea imaginaria que pasa a 1/3 partes del radio, según el módulo visigótico de R/3. Obsérvese que el módulo 2/5 de R/5 no coincide demasiado bien.

Los ábacos de la galería de San Miguel están construidos bajo una línea imaginaria que pasa a 2 / 3 partes del radio, según el módulo visigótico de R/3.

El dibujo arquitectónico inferior consta de dos partes:

– El lado izquierdo se ha construido respetando todas las medidas de Manresa, muestra la galería actual con las entregas forzados sobre los ábacos y diferentes medidas originales,

– En la derecha se ha reproducido el supuesto arco original dándole 1/3 partes de radio y rehaciendo los lados del ábaco.

– Por el hecho de utilizar el módulo R/3 y coger una parte, nos da una altura total de 2 ½ metros (2 +2/4). (Dibujo superior lado izquierdo). Medida perfectamente coherente, es la otra lectura que no teníamos controlada.

– Todos estos cálculos con las alturas de los arcos, no afectan a la distancia entre centros de columna ya que siempre trabajamos con el mismo radio.

Obsérvese atentamente el porche “románico” de la siguiente fotografía.

La fotografía ha sido manipulada informáticamente. De hecho sólo se le han eliminado los salmeres, pero es suficiente para hacernos perder las referencias visuales. (Porta Ferrada)

Se considera y con razón, que la galería superior del claustro de Manresa, corresponde a un “remake” se explica que corresponde a una rehabilitación del obispo Oliba, pero todo el mundo sabe que Oliba no reconstruyó nada en Manresa (enlace a la visita de Oliba a Manresa), sólo restituyó propiedades y rehizo escrituras. El conjunto de galerías inferior y superior, las habrían montado donde están ahora sobre el siglo XII y posiblemente más por necesidad de movilidad y para salvar el desnivel de la montaña que con la intención de construir un claustro de dos pisos. La métrica utilizada en los arcos inferiores no es la misma que la de los arcos superiores y reducen grosor a medida que suben por adaptar una construcción a la otra. Un fragmento de columna idéntica a las de la galería superior, tuve la suerte de descubrirla en el relleno de los restos que hay debajo de la capilla del Claustro, en la necrópolis del siglo X cuando estaba haciendo unos dibujos.

Mucha gente ha considerado que la galería manresana es del siglo XI, XII y hasta del XIII y siempre se han basado en la baja calidad de los capiteles cuando los han comparado con “coetáneos” como San Benet de Bages, L’Estany o Sant Cugat argumentando que Manresa era tan pobre que ni podía pagar ni tenía buenos operarios.

El dibujo de la izquierda (wikipedia) se ha extraído del Evangeliario de Otón III de Alemania, escrito y dibujado a finales del siglo X. Se puede ver al rey alemán y tras el un dosel sustentado por unos capiteles con rostros humanos en las aristas y unas palmetas para acabar de llenar. Entiendo que los capiteles no los inventa el dibujante del libro sino que los copia de un modelo que ya existe en ese momento y que incluso pueden tener una cierta antigüedad.
Este rey gobernó entre el 983 y el 1002. Pero en el evangeliario de su padre Otón II, (973-983) también se puede ver en una lámina que representa la Adoración de los Reyes, como la madre de Dios está bajo un dosel aguantado con capiteles casi idénticos.

Los tres reyes de la dinastía otoniana crearon un tipo de arquitectura a medio camino de la carolingia y la románica.


A la izquierda capitel de la galería manresana a la derecha capitel gótico tardío de la misma Seu manresana, compárese con el capitel de Otón III; definitivamente los modelos no entienden de modas y los capiteles no son argumentos suficientemente sólidos.

Posted in Arquitectura | Leave a Comment »

Frontal Florentino de Manresa

Posted by MedievalJespi en 30/03/2010

¿Un Giotto en Manresa?

Para saber más: Continente Contenido

La Seu de Manresa conserva un frontal de altar gótico que si bien es conocido con el nombre de “Frontal Florentino”, su nombre oficial es: “El frontal de la Pasión”. Acaba el articulo con la incorporación de un trabajo en inglés de George Edmund Street del año 1865.

Fue  bordado en Florencia según nos dice el mismo “Geri Lapi rachamatore me fecit in Florentia” aproximadamente sobre el año 1357.

Hay que tener presente que los nombres de pila de los grandes maestros de la época no los conocemos, hoy en día podemos recordar el nombre de pila de los santos padres Juan Pablo II o Benedicto XVI. Todo el mundo sabe que cuando a un cardenal le promocionan a Santo Padre, cambia su nombre de pila por otro nombre con el que se quiere sentir identificado. Lo mismo pasaba con los constructores góticos y los grandes artesanos. Lo comprobamos con Berenguer de Montagut y Jaume Fabré: Berenguer, es de origen germánico y significa “aquel [oso] que lucha con valor”, en el caso de Jaume, de origen arameo significa “aquel [hombre] que es seguidor de Jesús”. En definitiva los nombres con que conocemos a los famosos maestros de obra, son nombres de iniciación impuestos por sus respectivas hermandades o cofradías. “Geri Lapi rachamatore me fecit in Florentia” Esta frase bordada en el pie del frontal, nos dice que un tal señor “Jerónimo hijo de Jaime” lo bordó en Florencia. No es vanidad. Es una manera de honrar a quien le había enseñado todo lo que sabía y que le permitía pertenecer a una selecta comunidad de artistas. En arquitectura estaban “los Hijos del Maestro Jacques”; “los Hijos de Salomón”; etc. No nos sirven las interpretaciones españolas tipo “Paco de Lucia”, donde el guitarrista “Paco” es hijo de una señora que se llama Lucia.

El frontal es una pieza de lino de cerca de un metro de alto y más de tres metros de largo, bordado con hilos de oro y plata; las carnaciones (caras, manos, etc.) y algún elemento arquitectónico estan pintados en un tono siena. Fue donado a la Seu de Manresa por el conciudadano Ramón Saera, que le gustó cuando lo vio en un viaje de negocios que hizo a aquel país. Diversos estudiosos consideran que el dibujo del cartón podría ser obra de Giotto, pero no dejan de ser especulaciones, hasta ahora no se ha podido confirmar su autoría ni tampoco la del autor de las partes pintadas.

Esta dividido en tres partes completamente diferenciadas; la parte izquierda compuesta de 9 registros, hace referencia a la vida familiar de Jesús, la parte central con un único tema esta dedicado a la muerte de Jesús y la parte de la derecha también con 9 registros esta dedicada a la pasión y resurrección de Cristo.

Cuando el Sr. Saera compró el frontal, este no estaría acabado, se entiende que los bordadores no trabajaban sino había un contrato previo, después era costumbre poner algún detalle para halagar al cliente, en este caso podemos observar las armas de los Saera en los escudos de algunos soldados.

La parte lateral izquierda


 

1 – Esponsales de María. Podemos ver la ceremonia nupcial de los padres de Jesús dentro de un templo, al lado de María hay una figura femenina que podría ser su prima santa Isabel, unos criados vestidos de época medieval hacen sonar algún instrumento musical.

2 – Anunciación. María dentro de un baldaquín escucha por parte del arcángel Gabriel que ha sido escogida por Dios para dar a luz a su hijo Jesús.

3 – Visitación. La prima santa Isabel, recibe a María en la puerta de casa, mientras una criada de María espera un poco más allá.

4 – Nacimiento de Jesús. La escena consta de dos partes marcadas fuertemente por una diagonal: a un lado vemos María y el niño Jesús en el regazo, José lo mira sentado en el suelo, en el fondo el buey y el asno. Al otro lado de la diagonal podemos ver un pastor que recibe la noticia del nacimiento de Jesús por un ángel que está volando.

5 – Adoración de los reyes. María con Jesús en el regazo reciben a los reyes en el porche de su casa, los tres reyes con indumentaria real medieval son todos de raza blanca, en el cielo podemos ver la estrella de Oriente.

6 – Huida a Egipto. Maria encima del asno con Jesús en brazos, José le sigue detrás y un ángel volando los guía en su huida de Herodes. También podemos apreciar la palmera que se inclinó a su paso para que José pudiera recoger dátiles para el niño Jesús.

7 – Presentación en el Templo. Jesús sobre un altar revestido con un frontal mira a Simeón, sus padres lo contemplan desde el otro lado del altar. El Templo aparenta ser el mismo que el de los “Esponsales de María”.

8 – Jesús entre los doctores. Jesús sobre una escalonada se explica ante unos doctores sorprendidos que se sientan en el suelo, también hay sus padres que lo comentan entre ellos.

9 – La expulsión del Templo. De nuevo sale el templo que hemos visto en otras ocasiones. Dos campesinos con indumentaria medieval se van con jaula y cesta ante un Jesús amenazador. Lo contempla un personaje que tanto puede ser un discípulo de Jesús como un sacerdote del Templo.

La parte central

10 – La Crucifixión. Ocupa una tercera parte de todo el frontal. Podemos ver a María tumbada en el suelo en compañía de otras mujeres. Jesús en la cruz, que mira a su madre, centra toda la composición. A su lado los dos ladrones a nuestra izquierda el ladrón “bueno” que ya tiene un nimbo en la cabeza y un ángel se lleva su alma al Cielo. A nuestra derecha el ladrón “malo” podemos ver cómo el diablo se lleva su alma hacia el infierno. Podemos ver también al centurión Longino, angelitos, soldados montados en sus caballos, otros que se juegan la ropa de Jesús, emblemas romanos, a José de Arimatea a caballo y dos personajes que no han sido identificados situados bajo los pies de Jesús y una escala muy reducida, se cree que podría tratarse de los Saera, son especulaciones, pero se acostumbraba a hacer. Curiosamente tanto la forma de las cruces como el número de clavos utilizados es diferente para Jesús y para los “ladrones”

La parte lateral derecha


11 – Entrada de Jesús en Jerusalén. Jesús seguido de sus discípulos y montado en un asno llega a las puertas de Jerusalén, unos niños le ponen unas alfombras y dos personajes están plantados delante de la puerta por donde debe entrar Jesús.

12 – La Santa Cena. Composición atípica donde podemos ver a Jesús en el extremo izquierda de la mesa con Juan ante sí.

13 – Oración en el Huerto. de Getsemaní, podemos ver a Jesús rezando ante un ángel al otro lado podemos ver tres discípulos adormilados.

14 – El beso de Judas. Podemos ver Judas besando a Jesús en el centro del cuadro y rodeado de soldados, algunos lucen el escudo la estirpe de los Saera, en el extremo inferior derecho, podemos ver a Pedro cogiendo un soldado y cortandole la oreja.

15 – Jesús ante Caifás. Jesús en un palacio escucha Caifás revestido de juez y custodiado por un soldado.

16 – La Flagelación. Unos verdugos con indumentaria medieval azotan Jesús que esta atado a una columna.

17 – Camino del Calvario. Representa una comitiva encabezada por los dos “ladrones”, Jesús lleva la cruz tomada de una manera bastante atípica, se despide de María y de Magdalena que se quedan a las puertas de la muralla.

18 – La Resurrección. Jesús sale del sepulcro llevando en la mano un estandarte mientras los guardianes duermen. La escena no esta representada en una cueva como es habitual sino en medio de un bosque.

19 – Descenso a los Infiernos. Jesús sigue enarbolando el estandarte y le vemos rescatando las almas de los justos que están en el infierno.

En el libro: “El Frontal Florentino de la Seo de Manresa” de Alexandre Soler March escrito en el 1925, he encontrado un tríptico que reproduzco a continuación.

También he encontrado en el libro “Some account of Gothic architecture in Spain” de George Edmund Street, escrito en el año 1.865, propiedad de Library of the University of Michigan (College of Architecture), digitalizado por Google, una descripción del Frontal Florentino  que por respeto al autor, no he querido traducir. El libro habla de la visita que el Sr. Street hace a les principales iglesias de España a mitad de los años 50 del siglo XIX. Mucha cosa de la que explica, desgraciadamente ya no existe por culpa de la guerra civil del 1936.

El autor después de explicar el edificio de la Seu de Manresa, entra en detalles de mobiliario y objetos de culto:  … The richest treasure here is, however, still to be described. Among a number of altar-frontals, neither better nor worse than are usually seen, there is still preserved one which, after much study of embroidery in all parts of Europe, I may, I believe, safely pronounce to be the most beautiful work of its age. It is 10 feet long, by 2 feet 10 inches in height, divided into three compartments in width, the centre division having the Crucifixion, and the sides being each subdivided into nine divisions, each containing a subject from the life of our Lord:

The subjects are as follows:

1. The Marriage of the Blessed Virgin.

2. The Annunciation.

3. The Salutation.

4. The Nativity.

5. The Adoration of the Magi.

6. The Flight into Egypt.

7. The Presentation in theTemple.

8. The Dispute with the Doctors.

9. The Money – changers driven out of the Temple.

10. The Crucifixion.

11. The Entry into Jerusalem.

12. The Last Supper.

13. The Agony in the Garden.

14. The Betrayal.

15. Our Lord before Pilate.

16. The Scourging.

17. Our Lord bearing His Cross.

18. The Resurrection.

19. The Descent into Hell.

The subjects begin at the upper left-hand corner, and are continued from left to right, the subjects 1 to 9 being on the left, and 11 to 19 on the right of the Crucifixion.

An inscription at the lower edge of the frontal preserves the name of the artist to whom this great work is owing. It is in Lombardic capitals, and as follows:

– GERI: LAPI: RACHAMATORE: MEFECIT: INFLORENTIA –

The work is all done on fine linen doubled. The faces, hands, and many other parts – as, e.g., the masonry of a wall – are drawn with brown ink on the linen, and very delicately shaded with a brush. The use of ink for the faces is very common in early embroidery, but I have never before seen work so elaborately finished with all the art of the painter. The faces are full of beauty and expression, and have much of the tender  religious sentiment one sees in the work of Fra Angelico. The drawing is extremely good, the horses like those Benozzo Gozoli painted, and the men dressed in Florentine dresses of the early part of the fifteenth century. The subjects are full of intricacy, the Crucifixion having the whole subject, with the crucifixion of the thieves, and all the crowd of figures so often represented.

The work is marvellously delicate, so much so that, passing the hand over it, it is difficult to tell exactly when it ends and the painting begins. The colours are generally very fresh and beautiful; but the gold backgrounds being very lightly stitched down are a good deal frayed. There are borders between and around the subjects. Such a piece of embroidery makes one almost despair. English ladies who devotedly apply themselves to this kind of work have as yet no conception of the delicacy of the earlier works, and reproduce only too often the coarse patterns of the latest English school. (1)

(1)  To those  who know them I need hardly say that the remains of the Anglo-Saxon vestments found in S. Cuthbert’s tomb, and preserved at Durham, are perhaps the most exquisitely delicate works in existence, so delicate that a magnifying glass is necessary in order to understand at all the way in which the work has been done. This Florentine work, of a later age, quite makes up in art for what it lacks in minute delicacy of execution when compared with S. Cuthbert’s vestments.

Posted in Arte Sagrado | 2 Comments »

Los Misterios de las Catedrales

Posted by MedievalJespi en 29/03/2010

Es una versión muy sintetizada extraída de mi blog en ocasión de la “Fira de l’Aixada” de Manresa. Cada fotografía incorpora un pequeño texto para facilitar la interpretación del plano. Si bien el texto es en catalán, su traducción no ofrece ninguna dificultad.

Para una lectura en profundidad de todo el proceso constructivo de la Seu de Manresa o de cualquier catedral gótica, se recomienda ver los siguientes enlaces:

Iglesia gótica de Santa Maria de Manresa (A)

Iglesia gótica de Santa Maria de Manresa (B)

Posted in Arquitectura | Leave a Comment »

Cripta Seu de Manresa

Posted by MedievalJespi en 01/03/2010

30 años de una restauración ejemplar (1.981-2.011)

Cripta Seo de Manresa

Notas sobre las fotografías. La fotografía que encabeza el articulo y anterior a la guerra civil de 1936, fue donada por Josep Padró – familiar de Jaume Padró y autor del retablo – a Eduard Bohigas para facilitar las tareas de reconstrucción; todos los planos y plantillas salieron de esta fotografía. Al terminar el trabajo, el Sr. Bohigas me la entregó como reconocimiento por los servicios prestados, desde entonces conservo el original. Todas las demás fotografías tanto antiguas como nuevas estan hechas por el autor del blog, excepto dos fotografías que se han escaneado de un periódico antiguo.

Para saber mas sobre la Iglesia Preconciliar, seguir el enlace: Continente-Contenido

Nota: Para trabajos de investigación sobre la Memoria Histórica, se recomienda la versión catalana de éste bloc (dispone de Google Translate a diversos idiomas), están transcritos diversos documentos en lengua catalana con sus correspondientes explicaciones y también hay mas fotografias. Enlace al post en catalán

El presente trabajo esta basado en una memoria que el Sr. Eduard Bohigas presentó a la “Asociación de Amigos de la Seu” en Enero del 1981 a partir de las reiteradas insistencias por parte del sacristán de la Seo de Manresa de intentar la recuperación de un gran elemento patrimonial y está dedicado a todos los que con su esfuerzo hicieron posible la reinstalación del templete de Jaume Padró en la Cripta de la Seu de Manresa, justo en el 200 aniversario de su inauguración.

Cuando se estaba restaurando el templete de la Cripta había fuertes dudas sobre la idoneidad de reintegrarlo a su lugar. El templete lo destruyeron completamente durante la guerra civil, algunas imágenes rotas las hicieron pegar con más voluntad que gracia, otros restos de mayores dimensiones estaban esparcidos por diferentes lugares o almacenes y la mayor parte de los miles de fragmentos más pequeños, para guardarlos, los echaron por orden de José Pérez (sacristán de la época) dentro de varias sepulturas en el presbiterio (entre las actuales capillas de San José y de San Miguel). No había mucho entusiasmo por parte de la canonjía para devolver al culto de la Seu, elementos destruidos durante la guerra, así por ejemplo no se volvió a instalar el gran Coro central que había en medio de la nave como está en Barcelona (decisión que nadie ha reprochado nunca); un gran atril, los dos ambones; el órgano sobre la puerta lateral, el retablo del Santísimo o el templete de la Cripta por ejemplo.

El templete se estaba reconstruyendo poco a poco en un espacio anexo, se veía perfectamente que se podría terminar y volver a su lugar, pero las dudas que tenía la canonjía (no confundirlo con la parroquia) eran, de cara a la gente, sobre el tratamiento semántico: ¿Era una restauración? ¿Era una reconstrucción? ¿Era una recreación imaginaria basada en una única fotografía? ¿Era una aberración? (no había garantías de que un alabastro tan roto y pegado pudiera aguantar mucho peso y por tanto se necesitaba una estructura interna de obra y hierro). Aparte de estas disquisiciones, consideraban que un mueble tan inmenso hipotecaria todo el ámbito de la Cripta, ya que pensaban utilizarla para celebrar misas al ser un espacio reducido que se podía calentar con cierta facilidad, además con la reforma introducida en el Concilio Vaticano II, que ordenaba celebrar las misas cara al pueblo, comportaba que ante el gran mueble aun debería haber otra mesa. La excusa no tenía mucho sentido, pues hacía pocos años (1973-1974) que se había hecho una gran ampliación al eliminar el acceso frontal a la Cripta (como lo tienen en la catedral de Barcelona) y triplicar el espacio para el pueblo.

El equipo que se encargó de una restauración de tan amplio alcance estaba compuesto por:

  • José Pérez (sacristán, conocía perfectamente las vicisitudes por donde había pasado el templete, era el alma del proyecto)
  • Jaume Espinalt (autor de este espacio, era el más joven de todos, cualquiera de los otros componentes podía ser su padre, socialmente el más débil. Responsable de extraer y clasificar todos los fragmentos del retablo de entre  los escombros dentro de las sepulturas)
  • Eduard Bohigas (responsable técnico del proyecto, trabajaba en AUSA y esta empresa nos regaló un “dumper” para poder transportar las toneladas escombros que salían, perfectamente restaurado y pintado, incluso tenía los neumáticos nuevos)
  • Ramón Maja (el escultor, hizo la nueva imagen de la Virgen del Alba, el paso de los Dolores, y todas las imágenes del templete)
  • Pere Roca (dorador, acabó de dar vida al templete con el oro de los capiteles, ángeles, pebetero, cúpula, etc.)
  • Además un grupo de asesores especialistas en mármol, alabastro, madera y química (hubo que crear un adhesivo específico)

Salvo Pere Roca y Jaume Espinalt, todos los demás han muerto.

Jaume Espinalt fue quien más recibió las consecuencias de la canonjía, si no se extraían fragmentos de dentro de las sepulturas, no se podía continuar con su restauración. Se intentó boicotear las obras y prohibir que el “dumper” circulara por dentro de la Seo, cualquier excusa era válida para parar el proyecto. Tanta tensión se creó que cuando finalmente se inauguró, instalaron una placa conmemorativa donde consta el nombre de todos los miembros del equipo, menos de quien extrajo todos los fragmentos, por imposición de la canonjía. Los demás miembros del equipo, por la edad que tenían, no podían estar mucho tiempo dentro de las sepulturas, completamente agachados y la canonjía no se les enfrentaba tan abiertamente. Rehacer todo el templete prescindiendo de aquellos fragmentos habría sido imposible, los trozos más grandes cabían en cajas de zapatos y los más pequeños podían tener un par de centímetros cúbicos, pero todos estaban trabajados, las fotografías que teníamos no nos permitían ver detalles y no queríamos inventar nada, necesitábamos todos los trozos aunque después se hicieran de nuevo. En el fondo, debemos ser sinceros y reconocer que ninguna persona del equipo tenía experiencia en algo parecido, para nosotros podía ser un reto, un hobby, pero los responsables finales de la Basílica eran los canónigos y si nosotros no nos salíamos con el reto, pues mala suerte, pero a ellos les quedaba un trasto en medio de la Cripta y el gasto. Eran tantas las dudas que teníamos que incluso nos plantearnos la posibilidad de terminarlo en el nivel del columnario y olvidarnos de la mesa, el entablamento y la cúpula.

Extracción de escombros Extracción de escombros

Sepultura llena de escombros y extracción con capazos

Selección de material Interior de una sepultura

Selección de material extraído; clave del templete de la cripta y fragmento del altar Mayor de la Basílica, esquina inferior derecha

Las sepulturas son unos receptáculos cúbicos que una vez vacíos y limpios, hacen unos 2.5 m. de lado por 2 m. alto en la parte más alta (tienen bóveda de piedra), pero una vez colmadas no había ni medio metro entre los escombros y la bóveda, allí había de todo: en la parte inferior las personas enterradas hacía siglos puestas dentro de cajas de madera, sobre ellas se vertieron los escombros, así que lo poco que quedaba de las cajas se derrumbó y mezcló con los huesos. Se podía encontrar fragmentos de la cripta y de muchos otros altares, escombros sin ningún valor, trozos de cristales (vinajeras, vasos) trozos de vitrales, balas de escopeta, etc. había toneladas de material para extraer. De los sepultados, impresionó el descubrimiento de una chica con la cabellera trenzada y rosa, llevaba vestido medieval verde con cenefas doradas y una medalla, también salió un soldado con cota de malla muy fragmentada por el óxido. Los huesos se trasladaron a otras sepulturas (se hacían viajes con el “dumper” completamente lleno, cuando se vaciaba, el ruido que hacían los huesos al caer en una Seu vacía y cerrada al público, impresionaba). Un objeto que se encontró muy fragmentado fue la mesa del altar mayor, el primer altar que tuvo la Seu cuando la inauguraron y sus columnas, también rotas. José Pérez no pudo contener el llanto. Actualmente se puede contemplar en el altar de la Santísima Trinidad.

El Noviembre de 1979 la “Associació d’Amics de la Seu”, invitó al Alcalde de Manresa a efectuar una visita a la Seu para mostrarle el estado del edificio y los trabajos que en aquel momento se llevaban a cabo, entre ellos estaba la restauración del templete de la Cripta. El Alcalde y la Corporación Municipal manifestaron su soporte institucional a la restauración en unos momentos de fuertes dudas sobre si era o no conveniente acabarlo.

Las fotografías anteriores han sido obtenidas de un periódico local desaparecido hace años “Gaceta de Manresa”; podemos ver al Sr. Eduard Bohigas con unos trozos de alabastro en las manos dando explicaciones al Sr. Alcalde y a continuación, al autor de este blog, unos pasos detrás del Alcalde.

Maqueta efectuada por Ramón MajáPor aquellas fechas ocurrió un hecho que perturbó la Ciudad. Unos alocados quemaron la imagen de la Virgen del Alba que se había salvado de la guerra civil, el altar mayor (libros de canto y parte del órgano), el paso procesional de la Virgen de los Dolores  y una gran cortina. Adosado a un contrafuerte junto a la entrada de la Seu, había hacía años, una placa de mármol conmemorativa de la victoria de Franco, alguien la rompió a pedradas y se consideró que era oportuno sacar lo que quedaba de ella. Franco ya estaba muerto. Pocos días después incendiaron el templo.

La ciudad respondió con entusiasmo a la llamada de “Amics de la Seu” y contra la voluntad de la canonjía que preferia una auténtica talla gótica aunque tuviera diferente advocación, se talló una nueva imagen de la Virgen del Alba copiada de la anterior, también se convocó un concurso para construir un nuevo retablo de altar, el proyecto ganador también fue vetado por la canonjía, cuando la ciudad estaba dispuesta a sufragarlo como hicieron con la nueva imagen, el paso o la misma cripta.

Maqueta efectuada por Ramón Majá con los restos de la imagen gótica quemada

El retablo mayor de la Catedral que hay todavía hoy dia, fruto de aquella majadería, son cuatro tablones de madera pintados con purpurina dorada, unas cortinas, unas imágenes de los cuatro Evangelistas y la nueva Virgen encima de un pilar de ladrillos.

Una cosa es el sentimiento que los manresanos puedan tener hacia su patrona y otra es el valor arqueológico que pudiera tener la imagen quemada. En 1866 la imagen se remodeló  completamente por un descendiente de Jaume Padró (retablo de la Cripta), hicieron todo el niño Jesús nuevo en un estilo barroco decadente, le cambiaron la cara a la Virgen y le rehicieron toda la vestimenta, es decir solamente dejaron de gótico original el chasis.

A pesar de las reiteradas negativas a toda propuesta de la canonjía, debe entenderse que prefirieran una talla gótica auténtica llevada de Italia aunque no aportase ningún sentimiento a los manresanos, para el lucimiento de “su” Colegiata Basílica, antes de una virgen nueva, tallada por un manresano desconocido.  Con estas palabras argumentaban la adquisición de un nueva imagen: “.. La sustitución de la imagen desaparecida por otra, [copiada de la antigua] … sería un halago pasajero a la sensibilidad superficial de ciertos fieles … que no tardaría en producir una repulsión inconfesada, que afloraría cuando habrían visto satisfechos sus anhelos de reposición … En cuanto a las generaciones futuras, las que no hubieran visto la imagen antigua, la nueva sería para ellos una especie de falsificación inadmisible..

O no querer ningún tipo de mobiliario restaurado, que les recordase la guerra civil, pues cada vez que celebraran una misa en ese altar, recordarían que en ese mismo altar había celebrado misa un compañero que fue vilmente asesinado.

Conviene recordar finalmente que el Concilio Vaticano II y la Comisión Diocesana de Arte Sagrado, marcan unas directrices de cómo actuar en estos casos, pero si hay un arbitraje final, este estará en manos del obispo. En todos los casos no se tiene en cuenta el sentimiento del pueblo sino los intereses de la Iglesia. Finalmente el sentido común prevaleció por encima de los intereses del obispado, la Comisión Diocesana claudicó y se pudo reproducir la imagen quemada. La policía ralentizó las investigaciones que quedaron diluidas en el tiempo sin llegar a saber nunca quién quemó la imagen.

DESCRIPCIÓN DEL ALTAR

Hemos dividido el altar para su estudio, en dos elementos principales:

– BASAMENTO: del que forma parte de la Mesa para las Celebraciones.

– TEMPLETE: Formado por una base con un friso ricamente decorado, un columnario, un entablamento y una cúpula con la su clave.

En el fotomontaje adjunto hemos señalado los diferentes elementos para su descripción. Fue construido según consta en el escudo del basamento de la urna que contiene las reliquias, en el año 1781. Su autor fue Jaume Padro, escultor, hijo de Calders, que simultáneamente con este altar, construía el altar de la capilla Universitaria de Cervera y la iglesia de Santa María de dicha Ciudad. Las fiestas para su consagración se proyectaron para el verano de 1782, pero se aplazaron y se celebraron el 30 de Agosto de 1783.

Foto guia

BASAMENTO

  • 01 – Formado por un pie de mármol gris oscuro.
  • 02 – Sobre el descrito  pie hay una moldura de mármol amarillo.
  • 03 – Entre la moldura (02) y la cornisa que corona el basamento, hay la mesa en forma de urna de alabastro.
  • 04 – Corona el basamento una cornisa de mármol púrpura

TEMPLETE

  • 05 – Pie del templete, recubierto con un friso de alabastro, muy bellamente adornado.
  • 06 – Sobre este friso hay una moldura de mármol amarillo.
  • 07 – El columnario esta formado por 6 columnas.
  • 08 – Moldura inferior del entablamento
  • 09 – Moldura lisa de madera dorada, forman cuerpo con el arquitrabe.
  • 10 – Plafones que en su mayor parte quedan unidos al cuerpo del arquitrabe.
  • 11 – Friso de talla bellamente decorado con hojas de acanto doradas.
  • 12 – Cornisa, compuesta de grandes piezas de alabastro.
  • 13 – Sobre la cornisa del entablamento descansa la cúpula, que arranca con unas grandes piezas de alabastro.
  • 14 – El cuerpo principal de la cúpula está constituido por las citadas nervaduras que tienen un armazón de hierro en su interior. La humedad de donde se guardaban, oxidó el hierro y provocó que se rompiera terriblemente el alabastro (ver foto)

Nervaduras de la cúpula

Nervaduras clasificadas dentro de las sepulturas

  • 15 – La clave de la cúpula, también de alabastro.
  • 16 – Corona el altar una talla de madera dorada con un escudo, unos ángeles y pebeteros

La bóveda antes de la guerra civil, estaba revestida de madera trabajada con frutos y pintada, no hay tanto material recuperado como para volver a reinstalarlo todo a su sitio de nuevo; también había unas celosías ante los pequeños ventanales de los fondos de las capillas del ábside hechas de madera y doradas, se han construido todas de nuevo.

 

Revestimiento de la bóveda Celosia de capillas laterales

Revestimiento de la bóveda i celosía de madera dorada

María Pilar Jover, publicó por el año 1984, el libro “La obra de Jaume Padró Cots, escultor en Cervera y Manresa (Siglo XVIII)”, seguramente el tiempo de redacción fue amplio y coincidió en el tiempo en que se estaba reconstruyendo el templete, si bien cuando salió el libro a la venta, el templete ya estaba acabado e instalado, en el libro solo nos invita a “admirarlo completo”.

El autor del templete fue en Jaume Padró Cots (1720-1803), trabajó principalmente en Manresa y Cervera, también efectuó el retablo dedicado a las Santas Espinas de Santpedor, desaparecido en la guerra civil. Dice María Pilar “Sobre su estilo se ha dicho que representa de una manera clara la evolución del último periodo barroco, de formas movidas, que cultiva en el retablo de Santpedor. En cambio, en el retablo de la Universidad de Cervera, muestra un equilibrio exquisito entre el barroco y el neoclásico. El retablo – baldaquín del Santo Misterio (iglesia de Santa Maria de Cervera) es el más influido por el neoclasicismo que le conocemos. En la escultura se mantuvo fiel al optimismo barroco, a excepción del tímpano de la Universidad, donde fue deliberadamente académico

No quisiera terminar sin comentar unas anécdotas simpáticas que se produjeron a lo largo del proceso de montaje.

  • Pudimos contactar con los continuadores de la cantera de donde había salido el alabastro original y se comprometieron a suministrarnos todo lo que nos hiciera falta sin ningún coste. Se puede reconocer el material nuevo para su color.
  • Para unir los miles de fragmentos se fue triturando en un mortero trocitos de alabastro hasta convertirlo en polvo, después se hacía una mezcla con “Imedio” y se pegaban los fragmentos. Los adhesivos como el Imedio o el mortero de cal, son muy resistentes a la compresión, pero no pueden trabajar a tracción o sometidos a esfuerzo de palanca. Más del 90% de los fragmentos trabajan a compresión, una cabeza humana con el centro de gravedad perfectamente calculado, trabaja a compresión sobre su cuello.
  • Varias partes trabajan a tracción pero son fragmentos pequeños, de poco peso. A palanca están los brazos, principalmente santa Inés que uno lo tiene doblado por el codo y además aguanta con la mano un libro y un cordero, por supuesto que allí hacían falta medidas más contundentes para aguantar ese brazo que un poco de Imedio .

Al cabo de unos 25 años de reinstalado el templete, observé pequeños desperfectos debido a que el Imedio podía estar acabando su vida activa. Pero las desgracias más contundentes vienen de la poca preparación que tienen algunas personas contratadas para limpiar estos elementos, que han llegado a romper algún dedo o algún otro objeto saliente.

 

ESCULTURA

Retablo de la Cripta

El resultado del trabajo de un grupo de amigos

Santa Inés

Santa Inés

San Fructuoso San Mauricio

Santos Fructuoso y Mauricio

San Augurio San Eulógio

Santos Augurio y Eulógio (diáconos de San Fructuoso)

Diversos detalles de la Cripta, observese el nivel de fragmentación en que se encontraba

 

La traslación de la Urnas La Predicación de San Fructuoso

Medallones situados en el fondo de las capillas del ábside, en total hay 8, de los cuales 6 son de alabastro y los 2 restantes son de madera y estaban fijados en las puertas disimuladas de unos armarios.

San Jaime San Agustín

Bustos de diferentes santos, también hay 8, situados en frente de los contrafuertes del ábside

Sarret y Arbos describe la Cripta de la siguiente manera: Debajo del presbiterio se abre una espaciosa cripta en la que se accede por medio de ancha escalera de piedra, se guardan en ella, en un rico templete, las reliquias de nuestros patrones Sant Maurici, Santa Agnès y Sant Fruitós con otras varias, entre las que se encuentran las de San Bonifacio y San Uberto. El día 21 de septiembre de 1577 se puso la primera piedra y en 29 de agosto de 1578 fue bendecida, celebrándose en ella la primera misa. Es de forma elíptico semicircular, tiene una boveda bastante plana, con dos claves, una absidal que reúne a los seis nervios de los compartimentos y otro en su ingreso, donde se cruzan los nervios del atrio.

La vida tiene momentos buenos y malos, pero cuando contemplas o enseñas este trabajo de reconstrucción, la gente se maravilla de lo que hicimos, te sientes orgulloso de haber formado parte de un grupo de amigos que con más buena voluntad que recursos, fuimos capaces de devolver al culto el Templete de la Cripta de la Seu de Manresa, a pesar de la opinión contraria de la propia canonjía de la Basílica. 30 años después de aquella gesta, bien merecen este pequeño homenaje.

 

El contenido de las urnas de los “Cossos Sants” de la cripta de la Seu de Manresa

(Fundas de plata de las urnas de los “Cossos Sants” anteriores a la construcción del retablo de la Cripta)

Como conclusión de este trabajo, he creído que era muy interesante transcribir literalmente el contenido de un pequeño libreto de 1906 impreso en Manresa, (procurando no introducir más errores gramaticales de la cuenta, se puede encontrar una misma palabra, por ejemplo diócesis escrito de dos maneras ” diòcessis ” y ” diócessis ” o en español encontramos “esterior” y “exterior “). El libreto no tiene autor; para la siguiente imagen se ha efectuado un montaje con las páginas 1 y 3.

 

Eczámen y Esposició de les Santes Reliquies
Còm varen venir á Manrèsa les reliquies dels insignes martirs St. Maurici, St. Fructuos y Sta. Agnès?

Diuen les histories antigues y modernes, que les portaven á Toledo uns embaxadors del arquebisbe D. Alonso, germá del rey de Castella, els quals venien de Fransa y dirigintse á Catalunya per els Pirinèus arribaren al pòble de Sant Fructuos pròp de Manrèsa, aon volgueren descansar de son llarg viatge. Succei que tots varen caure malalts y en varen morir alguns; per lo que, els que quedaren vius no sapiguent còm, ni de quina manera portarsen les santes reliquies, determinaren dexarles totes en el referit pòble de Sant Fructuos, confiant que algun dia, ó per ells, ó per altres serien trasladades á Toledo. Preferiren dexarles alli y no en la ciutat de Manrèsa, de aon se’ls figurave que seria despres mès dificil el tréurelas.

Fèya molts anys que estaven dipositades aquelles santes reliquies en el pòble de Sant Fructuos, fins que en l’any 1372, l’honorable Consell y Consellers de Manrèsa, tenint noticia que tan inapreciable tresor era guardat ab pòca decència y casi abandonat, va resòldrer enviar als sindics en Pere Solá, canonge camarer de la Sèu; Jaume Copons, jurisperit, y Bernat Valls, á parlar ab el Llegat a latere de Sa Santetat en els regnes d’Aragó doctor Guido, bisbe Portuènse, qui alesòres residia á Barcelona y al Ilustrissim Sr. Bisbe de la diòcessis en suplica de que les espressades reliquies de Sant Maurici, Sant Fructuos y Santa Agnés, fossen reconegudes y trasladades á l’iglesia nòva de la Sèu de Manrèsa, aon serian venerades y guardades en llòc preferent, donantlesi el culte que merexian.

Atèsa la súplica per el delegat del Papa y volènt aquèst, proceir segons justicia, per no agraviar á ningú, doná comissió al reverendíssim Sr. Bisbe de la diócessis y aquèst al reverend Degá de Manrèsa Bonanat de Castelló, prevere,que prengués plèna informació de tot, y vejes si els Còssos Sants estaven en el llòc ja anomenat de Sant Fructuos.

Era el dijòus dia 29 de juliol de 1372, cèrca les très de la tarde, quan l’honorable Sr. Degá y el notari Berenguer Tressèrras,obeint el manament del Sr. Bisbe, anaren al veí pòble de Sant Fructuos pera fer l’informació y pèndrer inventari de les Santes Reliquies, trovant (segons diu el document)que detras del altar dedicat á Santa Agnés,entre mitj d’altres objectes, hi havia una caxa de fusta ben tancada y precintada que contenia les reliquies de la Santa; y en l’altar dedicat á Sant Maurici trovaren altre caxa, que no pogueren obrir, y contenia els òssos de dit Sant.

El Sr. Degá ‘s doná pressa d’enviar dita informació. La qual vista y examinada per abdos reverendissms Prelats, “constant que dits sagrats còssos estaven en el llòc de Sant Fructuos ab la indecència que se allegaba” donaren autoritat y llicència al honorable Consell de Manrèsa y al Sr. Degá per á fer la traslació dels gloriosos Cossos Sants desde el pòble de Sant Fructuos á la Sèu manresana.

Axis se feu als 30 de agost de dit any 1372, ab solèmne y molt devota processó, en la que hi assistiren “el venerable Paborde ab els Canonges y eclesiastics, els religiosos dels monestirs del Carme y Predicadors (Sant Domingo) de dita ciutat, els Concellers y gran multitut de pòble axi de la ciutat com de fòra d’ella” y ab aquesta solemnitat y pompa foren portades les reliquies dels gloriosos martirs Sant Maurici, Sant Fructuos y Santa Agnés á la Sèu de Manrèsa y posades ab gran reverència al altar major de la matexa, aon estigueren mès de doscents anys, fins que ‘s fabricá la sumptuossísima y molt gentil y ben adornada Cripta” la qual fou beneida als 20 d’agost de 1578, celebrant la primera missa el reverend Sr. Degá Geroni de Planella y essent trasladades despres de vespres ab gran solemnitat les santes reliquies en dita Cripta, aon están avuy dia.

En memòria d’aquesta última traslació se celebra tots els anys la segona festa dels Còssos Sants el dia 31 d’agost.

La primera vegada que ‘s té noticia de haverse fet l’eczamen y esposició de les reliquies dels Sants martirs Patrons d’aquesta ciutat, fou en l’any 1420 essent administradors de la Confraría, anomenada dels Còssos Sants, el molt reverent Sr. Ramon Pellicer, canònge de dita iglesia, Francèsc Joan de Gamisans, notari, Francèsc Ripoll, sastre y Pere Martor, perayre; els quals atenent la devoció y el desitj general de sos conciutedans, resolgueren que ‘s fes pública manifestació de les santes reliquies, y d’acòrd ab els honorables Concellers, quins eren Tomas Ferrer, Berenguer Comas, jurista, Benèt de Santjoan y Jaume Sarta, determinaren que primer se fes un eczámen secret de les precioses caxes, y obertes per els senyors Paborde y Domers, revestits, el primer ab capa pluvial y els altres, eclesiastics que hi assistiren ab habits de còr, trovaren en elles la major part dels òssos de Sant Maurici y Santa Agnés, les cendres de Sant Fructuos y sos diaques Sants Auguri y Eulògi, un pòc d’incèns y mirra que oferiren á Jesus els reys d’Orient,fragments de la pedra dels Sant Sepulcre de Jesus y algunes altres reliquies.

Fou fet aquèst eczámen á 25 juliol de dit any, y l’esposició ó mòstra general als 4 de agòst, estant aquelles reliquies sòbre un catafalc molt ben adornat, en el presbitèri del altar major.

En el matex dia, ab gran solemnitat “fòren ubèrtes les portes de la Seu, entrant grandíssima multitut de gent, que estaven aguardant, per havèrne acudit moltíssima de tòtes parts, juntament ab la de la ciutat, que apènas hi faltave persona xica ni gran, ab que fou en bréu temps plèna la iglesia que noy cabien: hi havie molts musics en sos catafalcs, axi menestrils còm de altres, sonant á tandes devant les santes reliquies, haventi grandíssima lluminaria, puix cèrca les santes reliquies passaven de setanta antòrxes.”

Y estave totom contentíssim d’aquèsta esposició y ab gran afecte rebien els fièls alguna petita quantitat de l’aygua en que havien sigut sumergides les santes reliquies.

En l’any 1631, en virtut d’havèr portat de Roma el reverent Joan Serracanter canonge de Sta. Ana de Barcelona les reliquies de Sant Bonifaci y Sant Ubert, cedides per el doctor Geroni Oller Pvre., fill de Manrèsa que morí en aquella capital segons el document autentic que es en l’arxiu del Cabildo de dita iglesia, fòren ubèrtas y eczaminades secretament les caxes dels Cóssos Sants pera posari aquelles, celebrantse per dit motiu solemníssimes festes.

També cònsta que en l’any 1687 se feu als 18 d’octubre, un eczámen privat de les reliquies dels Còssos Sants en presència del Degá y canònges de la Seu, els Consellers y els ádministradors de la Confraría, presidint l’acte l’Iltre. canònge Andreu Sevall, Vicari general, per mòrt del Iltre. Paborde Nicolau Barrera.

No tenim noticia de haverse celebrat altre eczámen y esposició de les santes reliquies fins l’any 1777, axó es noranta anys despres de la darrerament escrita.

Manrèsa se vestí de gala, en aquèsta fetxa, pera honrar y obsequiar á sos gloriosos Sants Tutelars: l’iglesia de la Sèu esplendidament illuminada y adornada cóm may se hagues vist, diuen les croniques d’aquèlla époque, semblave un cèl en petit; les ceremònies del eczámen y esposició de les Santes Reliquies se celebraren ab molta majestat y pausa per l’Iltre. Cabildo d’aquèlla Sèu; la música fou estraordinaria y els carrers y plasses de la ciutat eran empaliats y adornats ab rics domasos y profusió de rames y flòrs; vejentse entre mitj d’aquestes uns lletreros alusius á la festa y dedicats á enaltir les glories dels Sants Patrons martirs de Jesucrist.

En virtut dels trastorns polítics que inquietaven la Nació, precursos de la guèrra de l’Independéncia que tant afligí á nòstre ciutat, no’s pogué fer l’esposició dels Còssos Sants fins l’any 1815 en que obtinguda la vènia del Ilm. Sr. Bisbe de la diócessis, á petició d’abdos Cabildos, municipal y eclesiastic d’aquesta ciutat, s’esposaren les Santes Reliquies á la vista pública y veneració dels fiels en els tres dies de la festa major.

En 1845, que cumplien els trènta anys d’aquella esposició, en virtut de les circunstancies polítiques y la crisis industrial que esperimentave la ciutat de Manrèsa no ‘s feu la festa de costum.

Tingué llòc aquèsta, en els dies de la festa major de 1846. Disposada en l’iglesia de la Sèu una lluminaria de mès de sis mil ciris, adornades les naus y el presbitèri ab domasos de sèda carmesí, posat en l’altar major un dosser, també de domas, ab sarrell, galons y bòrles d’or, ab una corona reyal y ‘l signe de la Fé per cabessera, s’esposaren les santes Reliquies colocades en dugues urnes de cristall sobre un catafálc cubert de domas carmesí, ab motllures y galons daurats. Els carrers de la ciutat s’enramaren y adornaren; en les placétes de Sant Miquèl y Hospital s’hi axecaren unes piràmides de cinquanta palms d’alt, ab una figura alegórica al cim.

Per ultim, en l’any 1876 se repetiren les solèmnes festes dels trenta anys. Alguns dels que vivim, ens recordèm molt be havèr vist en l’iglesia de la Sèu les sagrades Reliquies de nòstres Sants Patrons dintre una urna de cristall y portades en la processó del primer dia de la festa major, que va esser molt lluida. Encara moltes families conservan les ampollètes de vidre lacrades que ‘s repartiren als fiels, les quals contenien el cotó flux que cubrie, de molt antic, dites venerandes Reliquies.

Acte del estat en que ‘s trobaven les reliquies dels Cossos Sants, en 1876

“En la iglesia de Santa Maria de la Seo de la presente ciudad de Manresa á veinte y seis Agosto de mil ochocientos setenta y seis. Siendo las once de la mañana y hallándose presentes á este acto el M.I. Sr. Alcalde D. Manuel Oms y de Prat, el Síndico D. Francisco Miralles y Verdaguer y el Secretario del Ayuntamiento D. German Raboso y Otzet y por parte de la Comunidad el Rdo. Dr. D. Antonio Montaner y Llucia, Arcipreste, Rdo D. Ignacio Borros y Puig, Rdo. D. Francisco Masnou y Serramalera, protectores, Rdo. D. Fructuoso Corrons y Ribera, Secretario, D. Luis Gonzaga Soler y Mollet, abogado individuo de la Obra y D. Francisco Torra y Valles y D. José Torrella y Angla, Administradores de los Cuerpos Santos, se ha procedido á la apertura de las arcas que contienen las reliquias de los Cuerpos Santos Martires de esta ciudad, las cuales se han hallado antes de su abertura perfectamente lacradas y precintadas las tapaderas con los respectivos sellos del Ayuntamiento y Cabildo y en la primera de ellas ó sea la que se halla pintada con la imagen de San Mauricio se han hallado todos los huesos de San Mauricio envueltos en una bolsa grande de lienzo blanco dentro de la cual en dos bolsitas de gasa blanca se hallan los huesos de la cabeza ó cráneo y en otra bolsa pequeña de lienzo blanco que estaba atada con tafetan encarnado, habia envueltos los fragmentos de los huesos  de dicho Santo y las demas reliquias menores del mismo. Encima dicha bolsa se hallaba la túnica que se cree ser del propio Santo, cuyas reliquias se hallaban dentro de una urna de cristales con un rótulo dentro de ella que dice “San Maurici”y en la parte enfrente una imagen del mismo santo.

Al lado de la arca de cristales de San Mauricio habia dos bolsas de raso blanco con tafetanes del mismo color y en cada una de ellas habia los huesos de un Santo Inocente envueltos en algodon y cubiertos con un lienzo blanco rotulado que dice “un Sant Inocent” y en uno de ellos hay ademas el año 1815 y sobre dichas bolsas de raso blanco estaba cosido un nuevo rótulo en cada una que decia “un Sant Inocent”.

Sobre dichas bolsas estaban colocados dos huesos grandes de un Sto. Martir envueltos con un tafettan verde ceñido con cinta encarnada con un letrero que decia “dos osos de un Sant Martir”. En la parte de la misma arca de madera donde se halla pintada la Imagen del Santo Cristo habia colocadas dentro otra urna de cristales varias Reliquias cosidas en unos pedazos de carton cubierto con tafetan carmesí con los correspondientes rótulos en cada una en la forma siguiente: En un carton, tres pedazos del Monte Calvario; En otro, piedra de la Cueva donde dormia Santa Magdalena; un hueso de San Mateo Apostol; piedras de la columna donde Jesucristo fué azotado, un pedazo de costilla de San Abdón y un hueso de Santa Angela; En otro carton, una costilla de Santa Cecilia, parte de la Cruz en que San Pedro fué clavado; un hueso de San Juan Rey de Castilla y Portugal y reliquias de Santa Lutgardis; En otro carton un hueso de San Narciso y otras reliquias; fragmentos del lugar donde Nuestro Señor hizo la cuarentena; un hueso de Santa Margarita Virgen; otro de San Abundio Martir; reliquias de Santa Lusilda y un dedo de San Sebastian Martir; En otro, un hueso de San Felix, reliquias de San Ponciano y un hueso de San Genuario Martir; En otro, un hueso de San Odon, Obispo; parte del vestido de San Francisco de Asis fundador y piedra del Monte Sinay donde Dios dió la ley á Moyses; En otro, piedra del sepulcro de Nuestra Señora; parte de una costilla de San Gregorio, Papa; parte de otra costilla de Santa Petronila, Virgen hija de San Pedro y madera de la Cuna de Jesucristo; En otro, piedra del lugar de Nazaret; parte de una costilla de Santa Maria Egipciana; reliquias de San Basilio, reliquias de San Victor martir; piedra del monte Calvario y una porción de madera de la Cruz de Jesucristo; En otro, Reliquias de San Roman; un hueso de Imperio martir y otro  de Santa Escolastica Virgen; En otro carton, parte de la corona de espinas de Jesucristo; piedra del lugar donde nació Santa Catalina; piedra del sepulcro de Santa Catalina Virgen y un hueso de San Mateo Apostol; En otro, un hueso de San Bartolomé Apostol; Piedra del lugar donde se encontró la Santa Cruz y huesos de las once mil Virgenes; En otro, piedra de la columna donde Jesucristo fué azotado; parte de la túnica de Nuestro Señor, parte de la Cruz del Buen Ladron y un hueso de San Eudaldo; En otro; fragmento del lugar donde nació Nuestro Señor en Belen, reliquias de varios Santos; parte de una costilla de San Tiburcio Martir y reliquias de San Valentin; En otro una muela de San Lorenzo; piedra de la montaña donde Jesucristo ayunó cuarenta dias y piedra y cruces dels sepulcro de San Geronimo doctor; En otro un hueso de Santa Eugenia; un pedacito de piel de San Bartolomé Apostol; y piedra del lugar donde fue puesto Jesucristo al bajarlo de la Cruz. Y en otro carton reliquias de San Bolucian, un hueso de S. Onofre, un hueso de S. Nicostrato y piedra del sepulcro de Jesucristo; Encima de estos cartones dentro de la misma urna de cristales se han puesto envueltos en un pedazo de tafetan carmesí los pedacitos de la peña donde Dios dió la ley á Moyses que con el visorio anterior constavan envueltas en un papel suelto atado con cinta encarnada y encima del tafetan se ha puesto un rótulo que dice “De la roca ahont N. S. doná la lley á Moyses” y a un lado de la misma urna una bolsa de gasa blanca con tafetan color de perla que contiene algunas pelotillas del incienso y mirra que ofrecieron los Santos Reyes al Señor y dentro de dicha urna un rótulo que dice “Reliquies de varios sants” Encima de dicha urna de cristales estaba colocada una bolsa de raso carmesí rodeado de fleco dorado con unas trencillas de seda del mismo color y borlas tambien doradas dentro la cual estaban puestros tres papeles sueltos atados con tafetan encarnado en uno de los cuales titulado “Fragments de varios Sants” estaban colocados todos los fragmentos polvo y demás restos que componia el papel suelto rotulado “Reliquies menors de varios sants” En los otros dos papeles habia las reliquias de varios Santos uno de los cuales estaba rotulado “Reliquias de varios Sants individualment rotulat” y el otro “Reliquias menors de varios Sants” cuyos tres papeles estaban en dicha bolsa de carmesí y encima de esta un rótulo que decia “Reliquias de varios Sants”. Al lado de esta bolsa habia otra bolsa ó almohadilla de tafetan carmesí dentro la cual habia una piedra del Santo Sepulcro de N. S. y encima un rótulo que lo indica. En la otra urna que se halla pintada en la parte esterior  con la Imagen de Cristo Crucificado se ha hallado una urna de cristales dentro de la cual hay un rótulo que dice “Sta. Ines” y la imagen de dicha Santa y  contenia un ramo al parecer de coral y una bolsa grande cosida con tafetan encarnado, la cual abierta que ha sido contenia los huesos mayores de Santa Ines y otras dos bolsas pequeñas, en una de las cuales habia los huesos menores ó fragmentos de dicha Santa y en la otra habia algunos pedazos del cráneo, tres muelas y dos dientes de la misma Santa. Al lado de dicha urna de Santa Ines se ha hallado otra urna de cristales con un rótulo que dice S. Bonifacio y dentro de ella habia dos bolsas, una de grande de lienzo blanco en que se hallaban envueltos los huesos mayores de S. Bonifacio y otra bolsa de raso carmesí con la inscripción que dice “S. Bonifaci” bordada en seda dentro de la cual se hallaron las reliquias menores, fragmentos y polvo de los propios huesos de S. Bonifacio. Tambien al lado de la urna anterior habia otra urna de cristales con el rótulo “S Hubert” la que abierta contenia una bolsa de raso blanco con borlas de seda, una inscripción adornada con palmas que dice “S. Hubert” dentro la cual estaban colocadas las reliquias menores fragmentos y polvo de los huesos de dicho Santo, luego se halló otra bolsa grande de lienzo en la que estaban colocados los huesos mayores de San Huberto y encima de dicha bolsa estaba atacado con algodon el cráneo de dicho Santo y á su lado otra bolsa ó pedazo de tafetan carmesí conteniendo algunos pedacitos del propio cráneo. Encima de dichas tres urnas de cristal estaba colocado entre algodon un jarro de cristal con su tapadera de lo mismo sujeta por medio de dos cintas encarnadas y sellada con lacre dentro del cual habia una bolsa de raso verde atada con cinta encarnada que contenia algunos pedacitos de hueso quemado y ceniza de S. Frctuoso y en el cuello de dicho jarro por la parte exterior estaba puesto un rótulo que dice  “St. Fructuos”. Y no habiendo otras reliquias ni objetos a consignar los precitados M. I. Señor Alcalde de esta ciudad y Rdo. Dr. D. Antonio Montaner como respective autoridades civil y Eclesiástica de la presente ciudad requirieron á nosotros D. Armengol Jordana y D. Francisco Suaña por ausencia este de D. Francisco Calaff como Notarios del Colegio del territorio de la Audiencia de Barcelona con residencia en la presente ciudad y á la vez tambien como Notarios el primero del referido M. I. Ayuntamiento y el D. Francisco Calaff de la Curia Eclesiàstica de esta ciudad levantásemos la presente acta como así lo verificamos simul autorizantes á la que han sido presentes por testigos Francisco Marot, dependiente y Antonio Matarrodona y Llucia, tambien dependiente ambos vecinos de esta ciudad á quienes y Señores requirentes de cuyo conocimiento respective cargo y vecindad doy fe, he leido esta acta por haberlo asi elegido despues de enterados del derecho que les asiste para leérsela cada uno de por sí. Y los señores requirentes lo firman junto con dichos testigos de todo lo que doy fe. – Manuel Oms – Antonio Montaner, Pbro. – Francisco Marot, testigo. – Antonio Matarrodona, testigo. = Signo de Armengol Jordana. – Signo de Francisco Suaña y Castellet.”

¡CIUTADANS! – Honrant la memòria de nòstres Sants Patrons, honrèm á Manrèsa y ens honrèm á nosaltres mateixos; digan el que vulguen els sectaris enemics de nòstres creències.

Manresa se ha fet gran y ha prosperat al escalf de la devoció que ha tingut sempre als Sants Martirs sos protectors; de quina intercessió ha rebut infinites gracies espirituals y temporals. Donèm una mirada al que era Manrèsa en el sigle XIV, avans de posseir aquest inapreciable tresor dels Còssos Sants y recorrent els sigles fins avuy, veurem que la nóstra ciutat ha sofert un cambi progressiu en tots els rams y principalment en els de l’industria, de la agricultura y del Comers.

Cada trenta anys, els manresans han dedicat ab fé y entussiasme estraordinaries y solemníssimes festas á la memoria dels ilustres é insignes martirs St. Maurici, St. Fructuos y Sta. Agnés, sos protectors. No volguèm desdir d’aquella fé y d’aquell entusiasme que niuave en el còr, de nòstres conciutedans: preparèmnos tots pera celebrar el joyòs acontexement de l’esposició sagrada de les Reliquies de nòstres Sants tutelars y honrèm sa memoria.

Hi hem d’assistir tots á les festes religioses que ‘s celebrarán en nòstra majestuosa Basílica els dies de la prócsima festa major; anèmi á invocar la protecció dels Sants Martirs; demanémlosi que perduri entre nosaltres l’estat d’acrexentament y progrés moral y material que tanta falta fá en altres poblacions; adornèm nóstres carrers; empalièm les fatxades de nòstres cases y donèm al mòn una prova mès de que mentre Manrèsa ha conservat la fé y les tradicions patrias, se ha fet gran y han prosperat en ella les arts, les ciencies y tot el que forma la cúltura dels pòbles.

Nota final

Ya en tiempos de Alfonso II el Casto (760-842), en Oviedo disponían de dos importantes piezas. Son El Arca Santa de las Reliquias y la Cruz de la Victoria. Existen diferentes leyendas sobre el origen (Jerusalén), el contenido (una botella con leche de la Virgen, tierra utilizada por Dios para crear a Adán, etc.) y la llegada de esta Arca a Asturias que ahora no viene al caso. En cuanto al segundo objeto, la cruz, dicen que la llevaba Don Pelayo durante la reconquista de Covadonga.

De reliquias hay de muy estrafalarias, por ejemplo, Malcom Barber nos dice que los templarios hicieron una cruz a partir de una bañera (de madera) de Jesús, Malvert nos dice que se ha conservado un trozo de ventana por donde entró el arcangel Gabriel para la Anunciación de la Virgen; “maná” que cayó del cielo en la huida de ‘Egipto, un dedo del Espíritu Santo, etc.

La Lipsanología es la rama de la arqueología sagrada que estudia las reliquias de los santos para determinar si son auténticas o falsas. El tema era muy importante y no hace falta decir que la picaresca jugó un buen papel. Han hecho pasar por reliquias de santos al primer puñado de huesos de algún perro muerto y abandonado o sacos llenos de huesos sacados de cualquier cementerio sin el menor escrúpulo. Y más de una vez con la aquiescencia de algún obispo, si con la compra de un puñado de huesos atribuidos a algún santo “milagrero” podía aumentar los ingresos para embellecer su catedral. Se considera que no llega al 10% las reliquias auténticas de santos que han llegado a nuestros días. Hay que tener en cuenta que a partir del siglo VIII no se puede consagrar ninguna iglesia que no disponga de reliquias de santos y por aquellos tiempos se construyeron miles de iglesias.

Si se juntaran todos los fragmentos de “cruz verdadera” decía Calvino (Juan Calvino – siglo XVI – junto con Martin Lutero fueron los principales promotores de la llamada “Reforma Cristiana o Protestante”) que se podría llenar todo un barco; él mismo decía que no había ninguna vaca que a lo largo de su vida pudiera llegar a dar tanta leche como para llenar todos los frascos que tienen en las iglesias y que veneran como “leche de la madre de Dios”. Una de las fuentes de ingresos de los Templarios fue precisamente la venta de esta “leche de la Virgen”, en definitiva lo que venían era frascos de Galactita (arcilla que se disuelve en el agua y le da la apariencia de leche) pasada por el mortero y remojada.

De todas formas dice san Alfonso de Ligorio (siglo XVII – Opera Dogmática) sobre la veneración que se da a alguna reliquia que no sea verdadera: “la intención es honrar al Santo a quien se supone que pertenece, pues al venerar las Reliquias siempre lo hacemos con la tácita condición de que son verdaderas”.

Posted in Arte Sagrado | 2 Comments »